25
26
20:00
Nov

SALA

B

Teatro

ORIOL PLA/LALI ÁLVAREZ/TEATRE TOT TERRENY

Ragazzo

LA ESCENA DE LA CRISIS.

 

Texto de Lali Álvarez. Interpretación: Oriol Pla.

 

 

BIENVENIDOS A LA LIBERTAD VIGILADA. BIENVENIDOS AL SIGLO XX.

 

ORIOL PLA Y LALI ÁLVAREZ PRESENTAN EN SEVILLA UN ESPECTÁCULO CONMOVEDOR DEDICADO A CARLO GIULIANI, UN JOVEN ASESINADO EN GÉNOVA EN JULIO DEL 2001 DURANTE LA CUMBRE DEL G8.

 

 

Premio de la crítica 2015 (Barcelona) al mejor espectáculo para jóvenes y actor revelación; Premio Serra d’Or al mejor espectáculo teatral del 2015.

 

Con poco más de 20 años, Oriol Pla ha deslumbrado a todo aquel que lo ha visto interpretar y ha vibrado  con ese “trueno” lleno de vitalidad en el que se convierte su trabajo.

 

Hijo de Quimet Pla, cofundador de los míticos Els Comediants, es un placer oír hablar a un muchacho que declara: Yo no quiero hacer carrera: quiero hacer. Y ganar oficio, día a día.

 

Así habla alguien que, consciente o inconscientemente, sabe que con talento y amor infinito a la profesión se puede salir adelante. De hecho varios teatros de Madrid pujan por tenerlo entre su oferta artística para esta temporada.

 

También nos cuenta cómo producir un gran/pequeño espectáculo con la subvención que aporta el deseo y determinación de hablar de algo que le/nos es cercano. La determinación de que la vida prevalezca ante la barbarie.

 

Lali Álvarez (responsable del texto), a la que conocí como ayudante de dirección en Jo mai (espectáculo en el que Oriol articipaba como actor), me habló entonces del proyecto. Pasó dos años documentándose, hablando con la madre y la hermana de Carlo. Me iba pasando nuevas versiones del texto, que comentábamos y trabajábamos. Y lo montamos en un mes, con Lali y Teatre Tot Terreny, la compañía de mis padres. Mi madre lleva las luces, mi padre la ayudantía. El sonido es de mi amigo Pau Matas. La escenografía está hecha con muebles de Lali.

 

Así, en diciembre de 2015, llegó Ragazzo al Teatre Eòlia para después repetir programación en el prestigioso Teatre Lliure, y se convirtió en el nuevo fenómeno del boca a boca, con un éxito interrumpido, a teatro lleno, por compromisos de programación. La función narra las últimas horas de Carlo Giuliani, manifestante contra la cumbre del G8 en Génova, y el estado de sitio impuesto por el Gobierno italiano, caído bajo las balas de los carabinieri el 20 de julio de 2001. Un monolito conmemora su muerte, con su nombre y una sola palabra: ragazzo (muchacho).