12
13
20:00
Nov

SALA

B

Teatro

GREC FESTIVAL DE BARCELONA 2016/VELVET EVENTS/BUXMAN PRODUCCIONES

Yo, Feuerbach

De TANKRED DORST. Adaptación: JORDI CASANOVAS.
Dirección: ANTONIO SIMÓN.
Con PEDRO CASABLANC y SAMUEL VIYUELA GONZÁLEZ.

 

El descomunal Pedro Casablanc junto a Antonio Simón nos presenta un texto que habla de las personas que quedan fuera de foco, de la falta de generosidad de nuestra época y de la necesidad de segundas oportunidades.

 

Considerado uno de los grandes del teatro europeo y venerado en el centro del continente, el alemán Tankred Dorst firmó en 1991 un texto conmovedor sobre todos aquellos que no consiguen ser protagonistas, sobre la necesidad de las segundas oportunidades y, en general, sobre la ausencia de generosidad en el mundo de hoy. Para hacerlo, nos muestra las crisis sociales y personales que nos obligan a reinventarnos, a buscar una nueva versión de nosotros mismos. Es lo que se ve obligado a hacer Feuerbach, un actor maduro con grandes cualidades que, aun así, busca trabajo. Tendrá que pedírselo no a un director de teatro, sino a su ayudante, un joven inexperto que acaba de llegar al mundo del espectáculo y que nos hará pensar en la forma en que funciona el mundo de hoy. Cinismo, humor, fuerza, delicadeza... Son algunas de las armas que utilizará Feuerbach para intentar seducir a su joven antagonista, en un ejercicio de talento que se aproxima al patetismo y que genera, a la vez, ternura y humor. El conjunto es pura poesía emocional que nos habla de las grandezas y las miserias de la condición humana mediante el trabajo de un actor excepcional, Pedro Casablanc, que asume uno de los grandes retos de su carrera.

 

Dorst, actualmente un sabio anciano, es uno de los grandes de la escena teatral europea, galardonado con el Premio Europa, entre otros, y uno de los autores más venerados en los teatros centroeuropeos. Un gran autor para estos tiempos de segundas oportunidades. Al teatro le fascina tratar con crisis y una de sus funciones es la de mostrar personas que, por necesidad, intentan y desean aprender a verse de nuevo. Sus motivaciones, conflictos, anhelos, deseos son la base para la representación de una ficción que te mantenga clavado en la butaca. Este es el caso de Yo, Feuerbach.

 

TANKRED DORST CONVIRTIÓ EN ALEGORÍA DE LA EXISTENCIA HUMANA LA HISTORIA DE UN ACTOR QUE, PESE A SU TALENTO, HA ENVEJECIDO Y SE VE OBLIGADO A LUCHAR POR UNA NUEVA OPORTUNIDAD.