Junta de Andalucía. Consejería de Cultura y Deporte. Agencia Andaluza de Instituciones Culturales. Teatro Central

Los teatros de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía: espacios para el desarrollo individual y colectivo de nuestros ciudadanos

Lugares privilegiados para el encuentro de creadores, productores y programadores, los teatros de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía ofrecen al público la posibilidad de descubrir las múltiples tendencias de la creación contemporánea en lo que se refiere a la danza, el teatro y la música.

Cada mes de octubre los numerosos seguidores de nuestras temporadas esperan inquietos y exigentes la oferta artística que les hemos preparado, oferta que llenará de contenido nuestros escenarios durante nueve meses. Los espectadores de nuestra Comunidad Autónoma analizan detenidamente nuestra oferta el día de su desvelamiento pero no son solo ellos quienes esperan febrilmente nuestra propuesta escénica, sino que profesionales y programadores de todo el Estado español así como de toda Europa navegan a través de nuestra temporada a la búsqueda de posibles descubrimientos artísticos que susciten su interés.

Acogiendo a los más destacados creadores escénicos del panorama andaluz, nacional e internacional nuestros teatros, sus programaciones se han proyectado más allá de las fronteras de nuestra Comunidad Autónoma y se han situado junto a los coliseos y festivales más avanzados en la primera división de la programación escénica a nivel nacional e internacional.

Nuestro empeño temporada tras temporada es ambicioso y no es otro que el del enriquecimiento de nuestra vida cultural, la dinamización de prácticas artísticas innovadoras y el desarrollo de nuevos públicos. Todo ello desde el convencimiento de que las artes renuevan nuestro entorno físico y social, estimulan nuestro espíritu y despiertan nuestras emociones. Nuestros teatros se convierten así en espacios que celebran la audacia, la libertad y la innovación, así como en lugares para el encuentro entre todos los apasionados del diálogo cultural.

La programación de espectáculos producidos por nuestras industrias culturales y presentados a nivel de igualdad –no podía ser de otra forma- junto a propuestas escénicas provenientes de otras comunidades autónomas así como de todo el mundo convierten a nuestros espacios en cajas de resonancia para el teatro, la danza y la música realizadas por nuestros creadores y creadoras. Uno de nuestros objetivos irrenunciables.

Nuestros teatros, por consiguiente, visualizan el compromiso que adquirimos en nuestro Pacto por la Cultura como valor identitario de Andalucía, como pueblo orgulloso de sus raíces y vanguardista en su talento, conviviendo con los recursos creativos procedentes de diversas culturas, tal y como requiere una sociedad abierta al mundo.

Con la oferta artística que proponemos esta temporada esperamos seguir contribuyendo al desarrollo de la cultura escénica en nuestra Comunidad. Es nuestro deseo.

Luciano Alonso
Consejero de Educación, Cultura y Deporte
Junta de Andalucía

Teatro, Danza y Música

La originalidad artística nunca podrá copiarse más que a sí misma
Enrique Vila-Matas
Aire de Dylan

- ¿De qué trata su libro?
- Trata de todo lo que está escrito en él

De una entrevista con Antonio Lobo Antunes

En el teatro, el aburrimiento, como el diablo, puede surgir a cada momento. No hace falta casi nada para que salte sobre nosotros. ¡Nos acecha, es voraz!. Busca el momento para deslizarse de forma invisible en el interior de una acción, de un gesto, de una frase. En el teatro, en cuanto surge en mí el aburrimiento, una luz roja parpadea.
Peter Brook


Abrirse a la creación contemporánea y abrirse al mayor número de espectadores. La una sin el otro es un sin sentido. Ésta es la ecuación mágica que guió toda la trayectoria profesional de Jean Vilar fundador del Festival d’Avignon y esta misma ecuación es la que año tras año tratamos de resolver a la hora de dibujar ese cuadro lleno de puntos de fuga que deben converger en el marco de nuestro espacio para, a través de su contemplación activa, proyectarnos hacia ese paisaje lleno de posibilidades infinitas y en construcción permanente que es el signo diferenciador del espectáculo vivo.

De la misma manera que la recepción de un espectáculo requiere del espectador una reposada y generosa disposición de conciencia, nuestro delicado trabajo debe realizarse con una dedicación extrema y una cuidadosa atención al detalle que conjure la tentación de búsqueda de la modernidad “à tout prix”, ya que dicha modernidad no puede construirse más que a partir de la memoria.

Temporada tras temporada intentamos que los “sueños” (los vuestros y los nuestros) se conviertan en palabras y que nuestras palabras se conviertan en actos. Así pues, cuando alcanzamos dicho objetivo es porque hemos logrado superar una etapa más en el camino que desde hace años nos hemos trazado: el de compartir esas palabras y movimientos que comprometen tanto a aquellos que las pronuncian o los ejecutan como a los que los reciben y leen.

En definitiva, el arte, tanto para aquel que lo practica como para el que lo degusta, nos devuelve nuestra identidad como sujetos autorizados a imaginar un destino construido por y para nosotros.

Nuestra próxima temporada, por consiguiente, se sitúa nuevamente a contracorriente del tiempo en que se instala. A contracorriente de ese presente en el que una cosa no existe más que a partir del momento en el que queda demostrada su contribución inmediata al crecimiento económico. Un presente en el que también la cultura se esfuerza febrilmente en subirse al tren del beneficio “a corto plazo”.

Nada mejor, para ilustrar la anterior afirmación, que recuperar una cita del economista John Maynard Keynes citada por Guy Gypens, director del Kaaitheater (Bruselas): La misma regla autodestructiva, de cálculo financiero, rige cada momento de la vida. Destruimos la belleza del campo porque los esplendores de una naturaleza que no pertenece a nadie no tienen ningún valor económico. Somos capaces de apagar el sol y las estrellas porque no producen ningún dividendo.

MEMORIA Y AVENTURA: LA UTOPÍA NECESARIA
De la mano de artistas bien conocidos, cuya trayectoria seguimos desde hace años, y de otros que vienen a proponernos la aventura de su descubrimiento, hemos construido la oferta escénica de nuestra próxima temporada desde el convencimiento de que, junto a todos los que los seguís, alcanzaremos la utopía necesaria del arte sin fronteras y de consolidar nuestra apuesta por el sostenimiento de la Europa de los artistas.

Unos creadores a los que estamos felices de acompañar y poner a su servicio nuestros medios y nuestros equipos, ya que para nosotros es un privilegio atender a sus exigencias, a su diversidad y, en definitiva, a su arte.

Pero nuestra programación, su elaboración también ha tenido en cuenta que la curiosidad del público es incansable, se renueva, se diversifica y da testimonio de una fidelidad infatigable. Muchos venís más de diez veces y algunos os convertís casi en fanáticos (alguien decía que el único campo en el que el fanatismo se convierte en virtud es en el de las artes), decidís viajar del teatro a la danza y de ésta a la música y viceversa, para así comprobar por vosotros mismos el comportamiento de las artes hermanas, aportando vuestra mirada crítica a ese signo diferenciador de la última historia del espectáculo vivo que es la de la hibridación de lenguajes.

Tampoco hemos querido olvidarnos de otro de nuestros objetivos: el de la diversificación de los espectadores. Es nuestra preocupación permanente: la de ampliar nuestro público pero sin que este objetivo se convierta en una ambición comercial, sino en una exigencia para afianzar el futuro. Se trata de un deseo artístico.

En definitiva lo que pretendemos es compartir y dialogar desde la libertad entre espectadores entre sí, entre artistas y entre unos y otros.
Así pues, creadores andaluces, nacionales e internacionales con equipajes a la vez diferenciados y coincidentes, junto a los espectadores y nuestros equipos escribirán una página más de la historia del compromiso activo con las artes escénicas contemporáneas. Un compromiso que siempre tiene presente que la vida, la creatividad, existen porque siempre hubo concepciones diversas.

Decía Unamuno que el lector lee lo que espera leer y repele, borra o enmudece lo que no se conjuga con su melodía particular. Algo parecido ocurre con el espectador de un espectáculo y, sin embargo, parafraseando a Javier Marías, si los creadores renuncian a ser los amos de los mundos que inventan; si se pliegan de antemano a las preferencias de sus clientes y ya no los pueden sobresaltar no debe cabernos duda de que las propuestas artísticas que nos interesan y nos deslumbran, a los individuos como a las masas, tendrán los días contados.
Celebremos pues los felices sobresaltos a los que nos expondremos a lo largo de esta temporada.

Agencia Andaluza de Instituciones Culturales
Manuel Llanes
Director Artístico de Espacios Escénicos
Consejería de Educación, Cultura y Deporte. Junta de Andalucía

 

© 2014 JUNTA DE ANDALUCÍA, Consejería de Educación, Cultura y Deporte.
Agencia Andaluza de Instituciones Culturales

TEATRO CENTRAL
TEL. 955 542 155 - 600 155 546. FAX. 955 510 761
Calle José de Gálvez, 6. Isla de la Cartuja. 41092 Sevilla

Información venta de entradas y atención al público
central.info@juntadeandalucia.es

Departamento Técnico
tecnicos.teatro.c@juntadeandalucia.es

Departamento de Programación Artística
teatro.central@juntadeandalucia.es

B

[ Junta de Andalucía ] [ Consejería de Educación, Cultura y Deporte ]
[ Agencia Andaluza de Instituciones Culturales ]

Este sitio web se ha desarrollado siguiendo estándares internacionales.
Accesibilidad de los contenidos

  • Icono de conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • Código válido XHTML 1.0!
  • Hojas de estilo CSS válidas!

[ AENOR. Empresa Registrada UNE-EN ISO 9001 ]
[ Certificación IQNET 9001:2000 ]

Sellos de Calidad AENOR. Empresa Registrada UNE-EN ISO 9001 Certificación IQNET 9001:2000