Bienes culturales
Consejería de Educación, Cultura y Deporte / Áreas / Bienes culturales /

Intervenciones en Bienes del Patrimonio Histórico

Castillo de Bacares (Almería)

Volver atrás

Tipología: ARQUITECTURA DEFENSIVA

Provincia: Almería Municipio: Bacares

Situación Legal: Bien de Interés Cultural

Cronología: Siglo XIII

Observaciones:

Incluido en el Plan de Arquitectura Defensiva de Andalucía

 

El castillo se encuentra situado en un extremo del núcleo urbano, sobre un pequeño cerro desde el que se domina la población, en un lugar con un dificultoso acceso, de carácter exclusivamente peatonal. El castillo, si bien puede tener su origen en el siglo XI, como sugieren algunos lienzos construidos en tapial, se construyó en su mayor parte en el siglo XIII, pudiéndose relacionar con el final del período almohade y el principio del reino nazarí de Granada, de cuyo conjunto de elementos defensivos formaría parte, y, en concreto del sistema dispuesto en la Sierra de Filabres. Sería un momento de inseguridad acusada en la zona, pues los textos documentan la construcción del castillo de Velefique por el cadí Ibn al-Hayy (1158-1219), y su intervención en la construcción de 18 aljibes en las construcciones de la zona, que no se llegan a especificar. Aunque no hay datos al respecto, por la similitud del material constructivo, básicamente mampostería, se cree que a ese mismo período correspondería la edificación o remodelación de diversos castillos de la zona, entre los que se encuentra el de Bacares.

El castillo es un recinto de planta rectangular, con cinco torres cuadrangulares y otra rectangular de mayor tamaño y compartimentada; esta disposición de gran torre, con una muralla con torreones en los ángulos responde al modelo denominado de calahorra que se generalizó en la zona en el siglo XIII. El castillo siguió en uso durante los siglos XIV y XV, y en el XVI debió empezar su abandono, que se ha prolongado hasta nuestros días.

Solo se conservan algunos restos de lienzos, construidos en tapial y mampostería, y la cimentación del resto, que muestran una construcción de planta irregular, ocupando una superficie de unos 25x25 metros, con cinco torres cuadrangulares, de las que solo se conserva una, que alcanza una altura de 8 metros. No quedan restos de enfoscado interior; solo algunos restos de habitaciones entre las torres, y un patio interior con un pequeño aljibe rectangular.

Todos los restos se encontraban en muy mal estado, sin facilidad de acceso y con importantes oquedades en los muros de tapial y pérdidas de mortero en los de mampostería, con el consiguiente peligro de desaparición de los restos. El castillo dispone de unas edificaciones adosadas que se encontraban en estado ruinoso, con pérdidas de estabilidad de los muros, pudrición y derrumbe de las cubiertas, y ausencia de revestimientos y carpinterías.
 

La actuación sobre los restos del castillo ha consistido, por un lado, en garantizar la conservación de los mismos. Para ello, se ha eliminado la vegetación parásita, se han limpiado los muros de mampostería consolidados, y se han consolidado los que corrían riesgo de disgregación, con un tratamiento general de consolidación mediante tratamientos a base de mortero bastardo, de coloración similar al existente y, en los casos en que se ha estimado necesario, se han repuesto las superficies perdidas, mediante lajas de piedra de pizarra del lugar. Los muros construidos en tapial se han consolidado igualmente mediante hormigón coloreado, a base de cal grasa, disponiéndose varillas de acero para la unión con los existentes.

Por otro lado, y para facilitar la visita se ha dispuesto una galería elevada exenta de 1,20 m. de anchura, que recorre el perímetro del castillo, construida en base a perfiles de acero anclados al terreno, y con suelo de madera de teka. La galería dispone de una iluminación empotrada en su suelo, que tiene un carácter de señalización del recorrido. 

Las edificaciones adosadas se han rehabilitado para un pequeño centro de interpretación del castillo y museo, disponiéndose igualmente un control de acceso, sala de espera, punto de venta de publicaciones y un núcleo de aseos. En la rehabilitación de estas edificaciones se han utilizado los medios tradicionales de la zona: muros de mampostería de pizarra, forjados de madera, cubierta inclinada de lajas de pizarra, revestimientos interiores de mortero de cal, etc. Las solerías se han realizado en madera de teka sobre rastreles, y se han dotado de las instalaciones de fontanería y electricidad correspondientes. La superficie total de esas edificaciones es de 142 m2 en dos plantas. 

En el exterior se ha dispuesto una iluminación monumental.
 

Entidad/es promotora/s: Consejería de Cultura. Junta de Andalucía

Empresas adjudicatarias: Construcciones J. Lorenzo, S.L.

Dirección y ejecución: José María García Ramírez, arquitecto. Luis Miguel París López, arquitecto técnico.

Periodo de ejecución: 2008-2009

Inversión: 524.555,28 euros

Edificio Torretriana. Avenida Juan Antonio de Vizarrón, S/N. 41092  Sevilla. Teléfono: 955 064 000 Fax: 955 064 003
informacion.cecd@juntadeandalucia.es ©2013 JUNTA DE ANDALUCÍA, Consejería de Educación, Cultura y Deporte. Aviso Legal