TwitterFacebooklogo-Youtube-31x31.png

Colaboración entre la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía y la Agencia Andaluza de la Energía

El Decreto-ley 1/2014, de 18 de marzo, por el que se regula el Programa de Impulso a la Construcción Sostenible en Andalucía y se efectúa la convocatoria de incentivos para 2014 y 2015 (en adelante Decreto-ley 1/2014), establece algunas cautelas en relación con el mencionado programa diseñado por la Agencia Andaluza de la Energía para prevenir conductas anticompetitivas en los mercados a los que se dirigen los incentivos.

Así, en la Exposición de Motivos del Decreto-ley 1/2014, se establece que “(...) la Agencia Andaluza de la Energía mantendrá una comunicación constante con la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía a fin de prevenir, perseguir y sancionar, en su caso, por parte de esta última Agencia, la actuación de las empresas colaboradoras y cualesquiera otros agentes intervinientes que, como consecuencia de la ejecución del Programa de Impulso a la Construcción Sostenible en Andalucía, (...) lleven a cabo conductas colusorias o cualquier otro tipo de conducta prohibida en la normativa de defensa de la competencia”.

Asimismo, el artículo 11.7 del Decreto-ley 1/2014, señala que en el caso de que se detectasen indicios de (...) conductas colusorias o cualquier otro tipo de conducta prohibida en la normativa de defensa de la competencia, la Agencia Andaluza de la Energía lo pondrá inmediatamente en conocimiento de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía, a los efectos, en su caso, de la imposición de las pertinentes sanciones pecuniarias a la empresa colaboradora, además de cualesquiera otras responsabilidades a que hubiera lugar.”

El objeto de este enlace es el de facilitar la comunicación entre la Agencia Andaluza de la Energía y la ADCA para la prevención, persecución y sanción de conductas anticompetitivas que se puedan producir entre las empresas colaboradoras en aplicación del Decreto-ley 1/2014, de 18 de marzo, por el que se regula el Programa de Impulso a la Construcción Sostenible en Andalucía y se efectúa la convocatoria de incentivos para 2014 y 2015.

1.    MECANISMO DE COMUNICACIÓN

Sin perjuicio de que la Agencia Andaluza de la Energía pueda actuar como denunciante ante el conocimiento de que se haya producido alguna conducta anticompetitiva en el mercado, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 11.7 del Decreto-ley 1/2014, bastará con que esa Agencia “ponga en conocimiento” de esta ADCA los hechos que considere constitutivos de una posible infracción de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (en adelante, LDC) para que, en su caso, tras la verificación de existencia de indicios y previo sometimiento a asignación con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), se iniciara un eventual expediente sancionador.

El mecanismo señalado por el Decreto-ley 1/2014 es similar al establecido por la Disposición adicional vigésima tercera del Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público 

Por otra parte, y con la finalidad de evitar que se comuniquen cuestiones ajenas a la aplicación de la LDC, es deseable el mantenimiento de comunicaciones informales entre la Agencia Andaluza de la Energía y la ADCA, incluyendo el trabajo en red.

2.    POSIBLES CONDUCTAS ANTICOMPETIVAS

Las conductas prohibidas por la LDC son:

•    Conductas colusorias 
Se entiende por conductas colusorias cualquier forma de concertación o acuerdo de voluntades de dos o más operadores económicos, independientes entre sí, que tenga por objeto impedir, restringir o falsear la competencia en el mercado, y ello con independencia de que surta efectos.
En tal sentido el artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, al establecer los tipos de conductas colusorias ha empleado términos lo suficientemente amplios para dar cabida a toda forma de concertación empresarial, incluyendo conductas tales como acuerdos, decisiones o recomendaciones colectivas, prácticas concertadas o conductas conscientemente paralelas.
En cuanto a la concreción de esos acuerdos en prácticas restrictivas colusorias, la Ley enumera, con carácter abierto, una serie de supuestos entre los posibles tales como: la fijación de precios, la limitación de producción o distribución, el reparto de mercados, la discriminación de precios y las prestaciones vinculadas.

•    Abuso de posición dominante 
La posición de dominio supone que una empresa goza de poder e independencia económica suficientes, como para actuar en el mercado al margen de las posibles reacciones de competidores, clientes y consumidores.
La Ley no prohíbe la existencia de una posición dominante en el mercado, sino la explotación abusiva de la misma.
Estas prácticas abusivas pueden consistir en:
-    La imposición de forma directa o indirecta, de precios u otras condiciones comerciales o de servicios no equitativos.
-    La limitación de la producción, distribución o el desarrollo técnico en perjuicio injustificado de las empresas o de los consumidores.
-    La negativa injustificada a satisfacer las demandas de compra de productos o prestación de los servicios.
-    La aplicación de condiciones desiguales para prestaciones equivalentes, que coloque a unos competidores en situación desventajosa frente a otros.
-    Las ventas vinculadas, práctica por la que se condiciona la venta de un bien o servicio a la compra de un bien o servicio diferente.

•    Falseamiento de la libre competencia por actos desleales 
Las conductas desleales, conforme al Derecho de Defensa de la Competencia, son actos de competencia desleal que necesariamente deben afectar al interés público.

Teniendo en consideración el objeto del Decreto-ley 1/2014 en cuanto a las actividades incentivadas, las empresas colaboradoras y el ámbito geográfico, las posibles cuestiones que puedan incidir en competencia son las relativas a las conductas colusorias, en particular, deberá prestarse especial atención a posibles:

-    Acuerdo de precios, fijación de precios mínimos, baremos orientativos, etc. Aunque dado el volumen de empresas adheridas al Programa, resultaría complejo establecer acuerdos entre ellas.
-    Repartos de mercado:

  • Por actividades
  • Geográfico. Deberá prestarse especial atención a reparto entre empresas adheridas, con la misma actividad, en función de un ámbito geográfico en particular (por zona, local, provincial, etc.). 

3.    PREGUNTAS FRECUENTES

Preguntas frecuentes (FAQ) para el consumidor

¿En qué consiste el programa de incentivos dentro de la iniciativa de construcción sostenible de la Junta de Andalucía?

Cualquier persona, sea física o jurídica, incluyendo asociaciones, fundaciones, comunidades de bienes o cualquier tipo de unidad económica, puede solicitar una ayuda económica para la adecuación energética de su vivienda o sede de actividad con el objeto de adecuar energéticamente la construcción o dotarla de infraestructuras más eficientes.
El programa contempla actuaciones como el revestimiento de cerramientos con material aislante, la renovación de ventanas, la disposición de protectores solares o la incorporación de elementos que faciliten la iluminación natural, entre otras.

¿Dónde puedo conocer los detalles del programa y solicitar el incentivo?

En la página web de la Agencia Andaluza de la Energía, dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, encontrará toda la información necesaria para acceder a las ayudas económicas previstas en el plan, así como al listado de empresas colaboradoras.

¿Qué debo tener en cuenta como consumidor desde el punto de vista de la libre competencia?

Como consumidor y solicitante de las ayudas, independientemente de que se sea persona física o jurídica, hay que estar alerta ante posibles prácticas prohibidas que puedan realizar las empresas instaladoras colaboradoras cuyos objetivos sean el fraude o la especulación.
Es recomendable solicitar varios presupuestos que nos permitan comparar los precios de una misma actuación entre varias empresas independientes. Hay que prestar atención a las calidades ofertadas, el nivel de aislamiento, los materiales empleados y las garantías ofrecidas. El precio es solo un factor más.
Es muy aconsejable buscar asesoramiento independiente sobre las mejores soluciones disponibles en el mercado para el caso concreto, estudiar las especificaciones técnicas y revisar con carácter previo a la instalación muestras de material, perfiles de ventana u otros elementos que vayan a ser parte de la medida de eficiencia energética proyectada.

¿Cuándo puedo sospechar que existe una práctica de dudosa legalidad por parte de las empresas colaboradoras?

Hay síntomas que pueden hacer sospechar de prácticas de dudosa legalidad tendentes a alterar el normal funcionamiento del mercado y de la ley de la oferta y la demanda:
-    Existencia de presupuestos idénticos o muy similares para el mismo proyecto por parte de empresas independientes.
-    Dificultad a la hora de obtener varios presupuestos u otras medidas similares que puedan hacer pensar que existe un reparto del mercado entre las empresas instaladoras
En general hay que estar alerta ante prácticas que traten de impedir, restringir o falsear la competencia en el mercado y que de hacerse efectivas podrían causar perjuicios notables en el bolsillo del consumidor o su satisfacción final con el producto o servicio.

¿Qué debería hacer si detecto este tipo de prácticas fraudulentas?

El programa de incentivos de la construcción sostenible en Andalucía emplaza expresamente al sector empresarial y a todo el conjunto de la ciudadanía a colaborar en la lucha contra el fraude y la especulación.
Si detecta alguna práctica sospechosa que pueda constituir un fraude o que produzca limitaciones a la competencia puede ponerla en conocimiento de la Agencia de Defensa de la Competencia, que tiene encomendado prevenir, perseguir y sancionar las conductas colusorias o cualquier otro tipo de conducta prohibida en la normativa de defensa de la competencia

¿A dónde me puedo dirigir?

Puede contactar con nosotros a través de nuestra página web www.juntadeandalucia.es/defensacompetencia o utilizando alguno de estos medios:
Teléfono: 955.40.77.21  / Correo electrónico: defensacompetencia.adca@juntadeandalucia.es / Dirección física: Avenida de la Borbolla, 1 - 41004 - SEVILLA

Preguntas frecuentes (FAQ) para las empresas colaboradoras

¿Qué prácticas prohíbe la normativa de competencia?
La Ley de Defensa de la Competencia prohíbe todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela que produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia en los mercados. También prohíbe el abuso de posición de dominio y los actos de competencia desleal. 
En este enunciado se englobarían a modo de ejemplo prácticas como:
-    Pactos para la fijación de precios entre empresas independientes, anulando las posibilidades de comparación y elección de la mejor opción en calidad y precio para los consumidores.
-    Pactos para el reparto de mercados, limitando a los consumidores el acceso a varias empresas instaladoras mediante acuerdos de reparto de mercados geográficos o de otro tipo.
-    Abuso de posición de dominio que podría llevar a cabo una empresa fuerte, que tiene la posibilidad de desarrollar un comportamiento relativamente independiente que le permite actuar en el mercado sin tener en cuenta a los proveedores, clientes o competidores.
-    Prácticas agresivas en materia de precios como ofertas por debajo de coste para dañar puntualmente a otros competidores.
¿A qué sanciones se podrían enfrentar las empresas implicadas en este tipo de prácticas?
La legislación de competencia es dura a la hora de sancionar las conductas colusorias (acuerdos para perjudicar a terceros) o cualquier otro tipo de conducta prohibida tendente a falsear la libre competencia en los mercados.
La Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía tiene encomendada la prevención, persecución y eventual sanción de este tipo de prácticas por parte de empresas colaboradoras o cualesquiera otro de los agentes intervinientes.
Las sanciones económicas podrían alcanzar cuantías importantes, de hasta el 10% de la cifra de negocios, así como multas de elevada cuantía a los representantes legales o personas que integran los órganos directivos de las empresas implicadas.

¿Qué puedo hacer si detecto que alguna empresa competidora está realizando este tipo de prácticas?
La colaboración privada es esencial a la hora de luchar contra el fraude y la especulación dentro del programa de incentivos para la construcción sostenible de Andalucía.
Si tiene sospechas de la existencia de prácticas prohibidas en empresas de su competencia puede formalizar una denuncia ante la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía.
Si su empresa participa en un acuerdo prohibido con otras, con el objetivo de falsear la libre competencia en los mercados y decide abandonar esa asociación fraudulenta, denunciar su existencia y colaborar en la persecución de los actos prohibidos, puede acogerse a nuestro programa de clemencia, con importantes ventajas para el primer denunciante.