TwitterFacebooklogo-Youtube-31x31.png

Objetivos

Divulgar las ventajas de la competencia para que sus beneficios sean percibidos por la sociedad en su conjunto, y en particular por los ciudadanos y las empresas.

Con la actividad de promoción de la competencia, la autoridad actúa de forma proactiva como un “abogado por la competencia” (“competition advocate”) con el objetivo de mejorar el funcionamiento competitivo de los mercados. En contraposición a la defensa, donde la autoridad actuaría coactivamente en aplicación de la normativa de defensa de la competencia (acuerdos, abusos, control de concentraciones), en el área de promoción se pretende fomentar y  favorecer un entorno competitivo para los distintos operadores económicos. La defensa soluciona problemas concretos pero la promoción trata de ofrecer mercados sistemáticamente competitivos.