Agencia Andaluza de Evaluación Educativa. Consejería de Educación

VENTANA INFORMATIVA

Rosa Liarte Alcaine, profesora de Geografía e Historia en el IES “Cartima” de Cártama (Málaga)


Foto

Rosa Liarte ha sido distinguida recientemente con el reconocimiento ‘Google Innovator’ por su proyecto coeducativo #merezcounacalle. Asimismo ha sido reconocida como una de las docentes más innovadoras de España por la Fundación Amancio Ortega y posee el título de Distinguished Educator concedido por Apple. Compagina su trabajo en su centro con la formación de docentes en nuevas metodologías como ABP o Flipped Classroom.


“Mis puertas están abiertas siempre y creo que es importante esa labor del docente que siempre quiere aprender”



PREGUNTA: Hace poco más de un mes usted fue seleccionada como ‘Google innovator’ por el proyecto que desarrolla con sus alumnos en el IES Cartima de Cártama (Málaga), #merezcounacalle. ¿Puede hablarnos de este proyecto? ¿En qué consiste? ¿Cómo se les ocurrió?

RESPUESTA: El proyecto #merezcounacalle nace en clase de la materia optativa ‘Cambios sociales y Género’, de Segundo de ESO. Estábamos tratando los micromachismos y el alumnado cuestionaba que eso realmente ya no existe. Yo ya llevaba fijándome mucho tiempo, me llamaba la atención que había muchas calles con nombre de hombre y con nombre de mujer, muy pocas. Cuando vi que el alumnado creía que los micromachismos no siguen existiendo, pues ahí les planteé el reto. Les dije que íbamos a ver cuántas calles con nombres de hombre y cuántas con nombres de mujer había en los municipios del centro y de alrededor. Así que dividí la clase en cinco o seis grupos y cada grupo analizaba una ciudad. Lo que sucedió fue que lo que nos encontramos resultaba asombroso porque no llegaban al 20% las calles con nombre de mujer en comparación con las de nombre de hombre, y las que había de mujer eran precisamente nombres de vírgenes o de santas, en su mayoría, no de mujeres reales.

Google abre la opción de presentarse a Google Innovator y lo que pide para presentarse es que tengas un proyecto en el aula con impacto social. Yo, la verdad, es que dudé en presentarme, no lo veía muy claro, pero de pronto pensé que #merezcounacalle tenía un gran impacto social porque cuando analizamos, vimos que los resultados eran asombrosos, y que teníamos que decirle algo a los políticos para que hubiera un cambio. Creo que era un proyecto idóneo para ello y me presenté sin saber si me iban a seleccionar. Había unas 600 candidaturas y solo podían coger a 36, y mi sorpresa fue que fui escogida.

PREGUNTA: Además de #merezcounacalle usted desarrolla múltiples proyectos con su alumnado de todos los niveles. Nos gustaría conocer un poco más sobre otras iniciativas como #Romanízate o #RevoluciónEdu. ¿Qué puede contarnos de ellas?

RESPUESTA: Yo realizo proyectos en el aula y siempre intento incorporar el uso de las nuevas tecnologías. No la tecnología como un fin sino como un medio para realizar el proyecto. Por ejemplo, el proyecto #Romanízate que consiste en usar la técnica del chroma key, que es la de la tela verde. Utilizamos la aplicación TouchCast en este caso para poder cambiar el fondo verde en una imagen de fondo que queramos poner. Dar la antigua Roma de una forma diferente, convirtiéndonos en antiguos romanos y creando vídeos. El alumnado se lo pasa en grande porque aprende de una forma divertida. El proyecto #RevoluciónEdu es un proyecto que he hecho ahora en 4º de ESO, que ha consistido en usar las redes sociales de Twitter e Instagram.

Alumnado de Rosa Liarte utilizando la aplicación TouchCast para recrear escenarios de la antigua Roma. Proyecto #Romanízate.

Una de las fotos publicadas por el alumnado del IES Cartima dentro del proyecto #RevoluciónEdu.
En el caso de Twitter nos hemos coordinado más de 10 centros de toda España. Profesores que impartimos la materia de Historia en 4º de ESO y 1º de Bachillerato hemos creado un grupo de Telegram donde nos hemos coordinado para intentar hacer en tres días de las revoluciones y de la Historia un trending topic. Entonces nos coordinamos para tuitear sobre las revoluciones, la Revolución Francesa, la Inglesa, la Americana… Todas las revoluciones que ha habido en la Historia y hacer de ello un trending topic y así lo conseguimos. Fueron tres días de usar Twitter como medio para poder aprender y además pues para darle importancia a estos hechos históricos. Y luego hemos tenido una segunda fase usando Instagram.


Al alumnado le ha encantado usar las redes sociales. Me decían: “mira, yo usaba las redes sociales más para cotillear o contar mi vida y ahora puedo aprender a través de las redes sociales”. Comenzaron a seguir cuentas como la del Canal de Historia… diferentes cuentas que además enseñan y hablan de lo que ellos están viendo en clase. Así que creo que las redes sociales también favorecen el aprendizaje.

PREGUNTA: Dentro de su formación como docente destaca por ser experta en nuevas metodologías como ABP o Flipped Classroom. ¿Hasta qué punto cree que es necesario darle la vuelta a la manera “tradicional” de desarrollar las clases? ¿Cómo convencería a aquellas personas (muchas de ellas dentro de la profesión docente) que se oponen a estas nuevas metodologías?

RESPUESTA: Lo de experta… Yo intento hacer lo que puedo. Años atrás cuando yo recibía clases como alumna, yo no le podía cuestionar a mi profesor lo que me estaba contando, yo no podía corroborarlo por ningún lado, porque si quería hacerlo me tenía que ir a consultar la Espasa Calpe o ir a la biblioteca. El profesor era un trasmisor de contenido. Yo creo que a día de hoy la información está a golpe de clic. A día de hoy cualquiera tiene cualquier información a golpe de clic o en internet. Así que creo que el profesor trasmisor de conocimientos se puede dar en algún momento, para aclarar dudas y demás, pero tal y como el papel que estaba concebido años atrás, creo que tiene que cambiar.

Adquirir contenidos se pueden adquirir a través de vídeos o investigando, buscando, copiando de otro compañero y hablando con esa persona y viendo. Así que adquirir contenido hoy día es imprescindible usando la tecnología y creo que el papel de profesor es más de guía, de ayudar, de consultar, de comprobar, de ver si están bien las cosas que están haciendo, si están mal. Creo que no es necesario el que todo, todo, todo esté trasmitido por el profesor. No descarto que en algún momento un profesor tenga que explicar algo, a mí me pasa, aclarar una duda a toda la clase y ponerme a explicar algo pero, en mi caso, he dado la vuelta a mi clase. Utilizo los vídeos explicativos para que el alumnado adquiera los contenidos a través de flipped classroom y lo que sí realizamos son proyectos ABP en el aula.

Convencer, no lo sé, no se trata de obligar. Yo creo que cada vez más los profesores son conscientes de que el alumnado atiende menos. Bueno, nosotros mismos cuando vamos a un curso del CEP, del Centro de Profesores, igual, más de una vez cogemos el móvil, desconectamos, miramos a otro lado, no solamente le pasa a nuestro alumnado también a nosotros mismos. Yo creo que la manera de atender, de aprender, ha cambiado, y poco a poco, el propio profesorado se va dando cuenta de que estar hablando una hora en clase, no hace que se aprenda más. Creo que hay que conseguir un poco de todo y usar la tecnología como medio para que se pueda llegar a aprender más y además se aprenda a utilizarla, porque creo que el alumnado tiene que aprender a ser un competente digital, tiene que aprender la competencia digital. Creo que ese es un papel que tenemos que aprender a trabajar en el aula y que sepa seleccionar la información y saber filtrarla y saber buscarla.

PREGUNTA: Además de la última distinción concedida por Google, ha sido usted reconocida como una de las docentes más innovadoras de España por la Fundación Amancio Ortega y posee el título de Distinguished Educator concedido por Apple. Es usted todo un referente en el uso educativo de las tecnologías. En este sentido, ¿qué cree aportan las tecnologías a la consecución del éxito educativo? ¿Por qué cree necesario el uso de estas herramientas en el trabajo en el aula?

RESPUESTA: Los reconocimientos son para mí una gran alegría. Que te reconozcan tu labor, creo que es lo más grande que me está pasando en mi vida y menos lo esperaba de la docencia, porque tristemente nuestro trabajo está poco reconocido. A mí me encanta el uso de las nuevas tecnologías, desde pequeña, por así decirlo, lo mamé en mi casa. Mi madre y mi padre siempre tuvieron ordenador en casa. Ella me enseñó a mecanografiar en casa en la época. Me apuntó a clases particulares de informática de MS2. En fin, es algo que siempre ha estado presente en mi casa.
Creo que la tecnología aporta mucho al éxito educativo como medio, creo que es muy importante. Se dice que los alumnos son nativos digitales pero yo creo que no, son huérfanos digitales porque realmente aprenden de lo digital solos. La tecnología, el móvil se prohíbe en el aula y creo que hoy día todo el mundo lleva un móvil en el bolsillo y la información está a golpe de clic, entonces creo que hay que educar la tecnología. La pena es que el alumnado sepa de Instagram o de Snapchat, pero luego le pidas que te adjunte un archivo a un correo electrónico y no sepa hacerlo. Para mí eso es preocupante. Creo que hay que educar el uso de la tecnología en el aula y enseñar las bases del buen uso de la tecnología. Creo que es imprescindible porque el uso de la tecnología está presente y creo que hay que utilizarla.

Recreación en arcilla de la escritura cuneiforme realizada en clase de Historia por alumnado de 1º de ESO.

PREGUNTA: Hemos hablado de algunos de los proyectos que pone en marcha en su centro. La organización de un instituto de Secundaria es compleja y no siempre facilita estas iniciativas. ¿Qué cree que es necesario en un centro educativo para que una labor como la que usted desarrolla pueda llevarse a cabo? ¿Hasta qué punto es necesario el consenso dentro de los equipos docentes para poder trabajar de esta manera?

RESPUESTA: Yo lo tengo claro. Llevar a cabo lo que yo hago en el aula para mí hubiera sido imposible sin el apoyo del equipo directivo. La ley nos ampara hoy día, trabajar por proyectos, la LOMCE lo recoge, el trabajo cooperativo, el trabajo por proyectos, incluso en la normativa en Andalucía ya se habla de flipped classroom. Así que la ley acoge todas estas nuevas metodologías y creo que es imprescindible el apoyo del equipo directivo para que podamos hacer esto en el aula, puesto que hacer este tipo de metodologías también implica riesgos, implica miedos, implica que también podamos cometer errores pero creo que con el apoyo del equipo se puede llevar a cabo todo esto.

¿Hasta qué punto es necesario el consenso dentro de los equipos docentes para poder trabajar de esta manera? Bueno, es importante el consenso del claustro también y la labor por así decirlo de mentor. Hay profesorado que ha llegado a mi centro del claustro que no usaba la tecnología y al estar yo en el centro pues se han contagiado, han entrado a mi aula. Tenemos el doble profesor, que entra en clase y puede observar lo que hago en el aula. Mis puertas están abiertas siempre y creo que es importante esa labor del docente que siempre quiere aprender. Yo digo que tienen que ser siempre life long learning, aprender siempre a lo largo de la vida y aprender también entre nosotros, entre iguales y mostrarnos.

PREGUNTA: Por último, como docente de Secundaria, si tuviera la capacidad de cambiar tres aspectos cualesquiera (organizativos, metodológicos, laborales,…) para mejorar la Educación Secundaria en Andalucía ¿Cuáles serían?

RESPUESTA: El primero que yo me encuentro con problemática es la formación del profesorado. Por ejemplo, yo estoy dando mucha formación al profesorado y nos vemos los formadores con límites de horas para impartir cursos, nos vemos sin poder tener la opción de dedicar un día a las formaciones, tenemos que hacerlo en nuestro tiempo libre, algo que es muy duro. Yo hay veces que me dan ganas de tirar la toalla, porque tienes que usar tus fines de semana, las tardes, tienes que irte fuera de Andalucía a formar profesorado de España que te está pidiendo que vayas.

Somos muchos los profesores que estamos impartiendo formaciones no solo de tecnología sino de cualquier especialidad, que la Junta conoce bien que este profesorado está haciendo una gran labor de trasmitir y de compartir al resto y precisamente no se nos da, no digo beneficios ni privilegios, simplemente que podamos tener unas condiciones laborales mejores para poder estar en el aula y a su vez también poder enseñar al profesorado y poder ir a otros sitios a dar formaciones.

Para mejorar además también en el caso organizativo está el tema de los horarios. Creo que es importante que el profesorado pueda tener unos horarios más flexibles en Secundaria, en los que podamos estar dos profesores a la vez y que podamos compartir y tener más horas de reuniones. Si la Junta quiere que trabajemos de forma interdisciplinar, lo primero que tiene que facilitar es horas de reuniones para que el profesorado en Secundaria pueda desarrollar proyectos interdisciplinares. Tristemente lo tenemos que hacer en pasillos o en momentos libres nuestros para poder coordinarnos y llevar a cabo proyectos que son muy complicados de coordinar porque cada profesor tiene su materia y su horario.

En el aspecto metodológico u organizativo, también es importante disponer de una buena conexión wifi en los centros educativos. La conexión de Andared en muchos centros falla, no va bien y creo que hay que centrar los esfuerzos en que haya una buena conexión a Internet y wifi en todos los centros educativos. Es imprescindible para desarrollar la competencia digital el poder tener una buena conexión a Internet.

Y además de eso, el tema de los espacios. Hay edificios grandes de centros educativos y luego tenemos espacios que no se están aprovechando para poder tener aulas más grandes y demás. Hay centros privados que están aprovechando sus espacios para poder trabajar de otra forma, colaborativa, juntar varias aulas a la vez. Nosotros nos vemos limitados en este aspecto porque tenemos los espacios reducidos o encerrados en clase y creo que también es muy importante el tema de los espacios para tener un buen ambiente de trabajo, que en los centros educativos haya más presupuesto para estar más cómodos en los centros, hablo simplemente, por ejemplo, de la calefacción.

Que se pueda dedicar dinero a poder romper muros, a crear aulas, a que haya un mobiliario que se adecue a poder trabajar en grupo, no andar arrastrando mesas, o mesas y sillas con ruedas, que podamos mover al alumnado para trabajar ahora en grupo, ahora en parejas,... Esos cambios los están haciendo centros privados y sin embargo nosotros aún nos vemos limitado porque no tenemos presupuesto dedicado a esto.

Enlaces:


PUBLICACIONES ANTERIORES