Consejería de Educación

 
 
 
 
 
 
Saludo del Delegado

Imagen
Mi profesión actual es la de maestro y quiero reivindicar con fuerza esta denominación. Es por esto que poseo un gran respeto al trabajo que realizan, día tras día, los educadores y las educadoras en todos nuestros centros de enseñanza en cada una de sus diferentes facetas. Muchos y muchas docentes, además de estar obsesionados con nuestra profesión, hemos desembarcado en este campo de la gestión pública y creo que esta circunstancia se debe al gran nivel de compromiso con nuestros conciudadanos que genéticamente parece ser que poseamos.

Soy consciente de la prioridad que el gobierno andaluz, con su presidente José Antonio Griñan al frente, le da a la educación. Ya en su discurso de investidura señaló “que la educación es la base sobre la que se asienta una sociedad, la que le da valor y la hace más abierta, más emprendedora, más tolerante y más próspera, la que hace a los ciudadanos más participativos, responsables, inteligentes y críticos”; asumiendo además que es la inversión más eficaz, que se pueda realizar con diferencia, ya que estamos forjando a unos ciudadanos y ciudadanas que van a reinvertir en nuestra sociedad, ese valor añadido que les va a dotar su formación.

Debemos dirigir nuestras políticas a toda la sociedad en su conjunto, porque no debemos olvidar que la educación es un compromiso en la que se deben implicar muchos y distintos sectores: instituciones, padres y madres, profesorado, alumnado, etc… Por ello no podemos permitirnos la licencia de dejar que la responsabilidad de la educación recaiga sólo en esta administración. Aunque, como no puede ser de otra forma, sí considero que el colectivo de docentes debe ocupar un papel primordial en esta faceta transformadora del educando. Por este motivo, pienso que es fundamental seguir trabajando, como se está haciendo ya, en la tarea de fortalecer y dignificar la figura del educador y la educadora.

A esta sociedad se le presenta un radiante futuro con una gran variedad de oportunidades y debemos tener la capacidad de poder ofertar una formación adecuada que pueda servir de instrumento eficaz para que los objetivos que perseguimos los ciudadanos y ciudadanas se puedan conseguir y para ello planteamos propuestas de flexibilización en nuestro sistema educativo. Es muy importante también incidir directamente en fomentar aquellas medidas educativas que, desde la individualización más concreta, nos doten de instrumentos que promuevan el éxito escolar y limiten, al máximo, la discriminación social que genera la frustración en el alumnado que no consigue los resultados perseguidos. ¡Estamos obligados a dar las respuestas adecuadas, desde los centros educativos, a una gran diversidad de alumnos y alumnas que nos encontramos en nuestras aulas!

Y por último, estoy convencido de la importancia social que tiene intrínseca la educación pues crea ciudadanos y ciudadanas iguales, con las mismas oportunidades y por este motivo, que puede parecer muy simple pero que no lo es, aplicamos una verdadera política social que se dirige a garantizar y consolidar la educación como un derecho al que deben tener oportunidad todos los ciudadanos y todas las ciudadanas, todo fomentado desde lo público.

EL DELEGADO PROVINCIAL
Vicente Zarza Vázquez.
 
 
 
 
Aviso Legal  |  Copyright  |  Accesibilidad