PRESENTACIÓN

Con más de un millón y medio de alumnos y alumnas y una red de más de cuatro mil centros de enseñanza, el sistema educativo andaluz sostenido con fondos públicos es el más grande de España y uno de los más complejos de Europa.

Los informes internacionales reconocen el esfuerzo que hemos realizado en las últimas décadas para universalizar el acceso a la enseñanza y la escolarización desde los tres a los dieciséis años. Hace poco más de diez años sólo se permanecía en la escuela desde los cuatro a los catorce. En Europa nos felicitan por la equidad de nuestro sistema, por la igualdad de oportunidades que generamos en nuestros centros y por la fuerte evolución a mejor de los últimos años.

Los mismos informes internacionales nos indican el nuevo reto del sistema educativo andaluz: hemos conseguido que todos los niños, niñas y jóvenes estén bajo el techo de la escuela, ahora es el momento de universalizar el éxito escolar. Para que nuestra sociedad siga avanzando sin volver a perder el paso de las sociedades más desarrolladas, es imprescindible disminuir nuestras tasas de fracaso y abandono escolar y aumentar el número de titulaciones posobligatorias. Tenemos claro que la formación de nuestros jóvenes es una autopista hacia el empleo de calidad y hacia la plena ciudadanía.

Se hace necesario un nuevo esfuerzo educativo para que nuestros peores indicadores mejoren sin que empeore lo que hacemos mejor. El profesorado andaluz ha conseguido logros históricos y es el mejor aval para los nuevos desafíos.

El dictamen sobre convergencia educativa aprobado por el Parlamento de Andalucía en Febrero de 2010, el VII Acuerdo de Concertación Social, los informes realizados por la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa y la opinión generalizada de organismos, expertos y expertas nacionales e internacionales nos indican el camino a seguir, en el marco de la Ley de Educación de Andalucía.

Como bien sabemos los andaluces y andaluzas no hay otro camino para avanzar que el esfuerzo. No sólo el alumnado tiene que hacer los deberes, los tiene que hacer la familia, el profesorado, la sociedad en su conjunto con la Administración educativa a la cabeza.

Valores como el respeto, la responsabilidad, la cultura de la evaluación, la autonomía, la convivencia pacífica, nos seguirán ayudando a progresar, apostando y confiando en nuestros jóvenes porque ellos son el mayor activo de nuestra sociedad. Esfuerza es una iniciativa del Gobierno de Andalucía que se apoya en la memoria económica de la Ley de Educación de Andalucía y que contempla cinco desafíos y ochenta medidas que pretendemos priorizar y desarrollar en el periodo 2010-2012.



Francisco José Álvarez de la Chica
Consejero de Educación de la Junta de Andalucía