Consejería de Educación

 
 
 
 
 
 
Educación incluye la dislexia en los manuales para la atención del alumnado con dificultades de aprendizaje

La Junta trabaja también en la adaptación de las pruebas de acceso a la Universidad para adecuarlas a las características de este alumnado

Viernes, 8 de abril de 2011

Álvarez de la Chica, durante la inauguración de las jornadas
Álvarez de la Chica, durante la inauguración de las jornadas
La Consejería de Educación incluirá la dislexia en el Manual para la atención educativa al alumnado con dificultades específicas de aprendizaje, con el fin de facilitar su identificación así como difundir las pautas de actuación que permitan que estos escolares desarrollen al máximo su potencial.

La elaboración de esta guía es fruto de la colaboración con la Asociación Dislexia en Positivo, organizadora de las jornadas ’La dislexia: un asunto educativo’, que ha inaugurado el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica. Este encuentro, que se celebra en Málaga los días 8 y 9 de abril, pretende avanzar en la detección precoz del alumnado con dislexia así como difundir entre el profesorado orientaciones prácticas para la atención de estos escolares.

La publicación, que será el volumen número 11 de la colección de Manuales para la atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, estará disponible en la página web de la Consejería en el último trimestre de este curso.

La dislexia es un trastorno específico del aprendizaje de la lectura de base neurológica, que afecta de manera persistente a la decodificación fonológica (exactitud lectora) y/o al reconocimiento de palabras (fluidez y velocidad lectora). Suele ir acompañado de problemas en la escritura e interfiere en el rendimiento académico con un retraso lector de al menos dos años. Los síntomas suelen aparecer a edad temprana y suelen ser los docentes los primeros en observar la presencia de estas dificultades en el alumno. En este sentido, la detección precoz puede facilitar una intervención adecuada, de ahí que la Consejería esté trabajando en la reorganización de las categorías diagnósticas que incluirá las dificultades en la lectura, la escritura, el lenguaje oral y el cálculo en los sistemas de clasificación del alumnado con dificultades específicas de aprendizaje.

Asimismo, la Consejería potenciará la realización de acciones formativas que permitan al profesorado la identificación de las principales necesidades que presenta el alumnado con dislexia así como el desarrollo de actuaciones específicas en el aula. Para ello, se incluirán las dificultades específicas de aprendizaje como una de las líneas de trabajo en los planes de formación del profesorado para el curso 2011/12.

Entre otras líneas de intervención con este alumnado, Educación trabaja con la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia para garantizar el acceso y posterior permanencia en la Universidad del alumnado con dislexia, con el objetivo de no mermar sus posibilidades de desarrollo. Para ello, se estudia la adaptación de las pruebas de Selectividad, adecuando su organización y corrección al perfil de este alumnado, con el incremento del tiempo de duración de los exámenes, la realización de pruebas con ordenador, el uso de software de lectura de textos o adaptaciones en la presentación de la información escrita, entre otras medidas.
 
 
 
 
Aviso Legal  |  Copyright  |  Accesibilidad