Saltar al contenido

La Consejería defiende la coordinación con los ayuntamientos y las AMPAS para mejorar la climatización de los centros

La consejera durante su intervención

La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha defendido en el Parlamento la coordinación con los ayuntamientos y con las asociaciones de madres y padres con el objetivo de mejorar la climatización de los centros educativos de Andalucía, cuya realidad y necesidades es muy heterogénea dependiendo de su ubicación geográfica y de su fecha de construcción.

De la Calle ha recordado que el parque de edificios docentes asciende a más de 4.500 en la comunidad andaluza y ha explicado que los centros que se construyeron hace años (con normativas antiguas y sin tener como elemento fundamental la eficiencia energética) serán prioritarias a la hora de analizar mejoras de la climatización.

Para ello, la consejera ha señalado que es necesario un análisis serio y riguroso, al tiempo que ha tendido la mano a las asociaciones de madres y padres y a los ayuntamientos para buscar una solución adecuada en aquellos casos que realmente necesitan una intervención inmediata. A su juicio, hay que dar respuestas sostenibles y proporcionadas a cada situación.

La Consejería de Educación, según ha manifestado su titular, lleva tiempo trabajando en la mejora de la climatización de los centros educativos, tanto para el verano, como para el invierno y, de hecho, los edificios docentes de nueva construcción incluyen ya medidas para este fin. Entre ellas, De la Calle ha citado la incorporación de adecuadas protecciones solares, la sustitución de persianas por lamas exteriores, la elección de colores claros en las fachadas, la mejora y refuerzo de los aislamientos o la incorporación de vegetación para lograr sombras.

La consejera ha expresado su sensibilidad hacia las necesidades del alumnado y el profesorado en las aulas y ha mostrado su disposición a trabajar por la comunidad educativa y por ofrecer respuestas a la ciudadanía.

Mejorar las infraestructuras educativas
Por otro lado, De la Calle se ha referido a que uno de los objetivos prioritarios del Gobierno andaluz es mejorar de manera continua las infraestructuras educativas del sistema público a través de distintos planes de inversiones. En los dos últimos años, 2016 y 2017, la Consejería destina más de 247 millones para la creación, ampliación y sustitución de centros docentes, actuaciones de adaptación y para urgencias técnicas.

Asimismo, la titular de Educación ha señalado que en la actualidad se están desarrollando otros dos “importantes” planes, como son el de retirada de prefabricadas y el de retirada progresiva del amianto en las infraestructuras públicas educativas. En este sentido, la consejera ha informado de que que a finales de 2017 se habrán retirado un total de 181 aulas prefabricadas en toda Andalucía y que provincias como Jaén ya no tienen ninguna aula de estas características.

Respecto al plan de retirada de amianto, con un presupuesto de 60 millones de euros y con un horizonte temporal de seis años, la consejera ha explicado que ninguna comunidad autónoma tiene un plan de retirada progresiva de este material. Desde la puesta en marcha del plan en julio de 2016, se han planificado 113 actuaciones de retirada de este material con una inversión de casi 10 millones de euros para ejecutar durante periodos no lectivos de vacaciones de 2016 y 2017. En concreto, en la pasada Navidad se ejecutaron 46 actuaciones en las ocho provincias y para este verano se van a desarrollar otras 67.

 

Compartir en:
Info
Nodo: sv0205.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio