Saltar al contenido

Más de 14.000 jóvenes se forman en técnicas de reanimación en Andalucía con motivo del Día Europeo de Concienciación ante la Parada Cardiaca

Más de 14.000 jóvenes andaluces se formarán en técnicas de reanimación cardiaca en las jornadas #cardiomaraton061, organizadas por las consejerías de Salud y Educación con motivo del Día Europeo de Concienciación ante la Parada Cardiaca.  Estas sesiones formativas, coordinadas por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias en las ocho provincias andaluzas, han contado con la presencia hoy en Sevilla de la consejera de Educación, Sonia Gaya, la consejera de Salud, Marina Álvarez, la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Sevilla, María Ángeles Fernández; la delegada territorial de Educación, Francisca Aparicio, y el director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Luis Olavarría.

Ambas consejeras han destacado durante estas jornadas formativas, que en Sevilla han congregado a más de 2.500 jóvenes, la importancia de “sensibilizar a la población, desde las edades más tempranas, sobre la importancia de saber actuar a tiempo y con eficacia e incrementar así la supervivencia de las personas que sufren una parada en el ámbito extrahospitalario".

Los alumnos que se dan cita pertenecen a una quincena de Institutos de Educación Secundaria de Sevilla, que serán entrenados en reanimación cardiopulmonar por 80 instructores que participan en esta iniciativa de forma voluntaria y que forman parte de las instituciones colaboradoras en esta iniciativa: el servicio provincial del 061 en Sevilla; Ayuntamiento de Sevilla; Protección Civil y Policía local del Ayuntamiento de Sevilla; Distritos Sanitarios de la provincia de Sevilla del Servicio Andaluz de Salud; Unidad Militar de Emergencias UME; Asamblea provincial de la Cruz Roja de Sevilla; GREA de la Junta de Andalucía; Ambulancias Tenorio; Servicio de Asistencia Municipal de Urgencias SAMU; Policlínica Militar de Tablada; Servicio de Prevención Extinción de Incendios y Salvamento de Sevilla; Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la  Universidad de Sevilla; Unidad de prevención de Riesgos laborales de la Delegación Territorial de Educación de Sevilla y los Servicios Sanitarios del Cuartel de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra.

La principal causa de muerte prematura en España

La parada cardiaca (PCR) es la principal causa de muerte prematura en España y en los países de nuestro entorno. En la mayoría de los casos, su origen es cardiaco y se denomina muerte súbita cardiaca y puede afectar a personas jóvenes en una proporción importante. Se estima que la incidencia anual de la parada cardiaca extrahospitalaria en Andalucía es de 19,5 casos por cada 100.000 habitantes, de los que más de la mitad ocurren en el domicilio.

La parada cardiaca es considerada la emergencia sanitaria ‘tiempo dependiente’ por excelencia, ya que el pronóstico del paciente y por tanto las probabilidades de supervivencia, van a depender del tiempo que transcurre desde que ocurre hasta que se inician las maniobras básicas de reanimación. Es una lucha contra el tiempo. Tanto es así, que es bien conocido que el éxito de los equipos sanitarios de emergencias en la atención a la PCR va a depender de que se hayan comenzado en el menor tiempo posible las maniobras de reanimación básica por los testigos.

Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos. En este sentido, y para facilitar la enseñanza de estas técnicas a la ciudadanía en general, las recomendaciones internacionales han simplificado las acciones a llevar a cabo por los testigos y destacan sobre todo la importancia de alertar de inmediato a los servicios de emergencias sanitarias e iniciar cuanto antes las maniobras de reanimación.

El Día Europeo de Concienciación ante la Parada Cardiaca, que se celebra por sexto año consecutivo desde que en 2013 el Parlamento Europeo dedicara este día a la concienciación en esta materia en toda la Unión Europea, se centra este año en que `Todos los ciudadanos pueden salvar una vida´.

Ejemplo de colaboración y formación

Las jornadas formativas que cada año organiza la Administración andaluza desde 2013 están avaladas por el Consejo Español de Reanimación Cardiopulmonar y suponen un ejemplo de colaboración entre más de un centenar de instituciones públicas y privadas que reúnen en Andalucía todos los años a más de 400 monitores en reanimación cardiopulmonar. Hasta la fecha, más de 75.000 jóvenes de las ocho provincias andaluzas se han formado en cómo actuar ante una parada cardiaca.

Profesionales de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 de toda Andalucía, sanitarios de distritos y hospitales del Servicio Andaluz de Salud, miembros de la Guardia Civil, de los cuerpos de Bomberos, de la Policía local y la Policía Nacional, de Cruz Roja, de 112 y Protección Civil, así como docentes de las facultades de medicina y de enfermería, de empresas de transporte de pacientes críticos y asociaciones de pacientes, entre otros colectivos, se dan cita para entrenar al alumnado de educación primaria, secundaria y universitarios en estas técnicas.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y las delegaciones territoriales de Igualdad, Salud, Políticas Sociales y de Educación de la Junta de Andalucía han trabajado conjuntamente, con la colaboración de ayuntamientos y universidades andaluzas y de la fundación Mapfre para llevar a cabo estas sesiones de formación masivas que se están celebrando hoy en el Instituto Municipal de Deporte El Náutico en Cádiz, en el Pabellón de Deportes Vista Alegre Córdoba, en los Paseíllos de la Universidad de Granada, Instituto de Educación Secundaria Alto Conquero (Huelva), en el Complejo Deportivo de la universidad de Málaga y en estas instalaciones del centro social polivalente `Hogar Virgen de los Reyes´ del Ayuntamiento de Sevilla. Mañana se realizarán en el Palacio de los Juegos Mediterráneos de Almería con el entrenamiento de 4.200 niños almerienses en una sola mañana y próximamente en el polideportivo San Andrés de Linares (Jaén).

Distinciones especiales a primeros intervinientes

Cada año, y para premiar a personas que suponen un ejemplo a seguir, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias otorga reconocimientos especiales a testigos de paradas cardiacas que hayan posibilitado salvar una vida en Andalucía. Así, en nombre de todos los profesionales sanitarios que participan en la cadena de supervivencia, en esta edición se entregarán 34 distinciones a personas que por sus gestos solidarios y ejemplares han contribuido de manera decisiva a salvar la vida a una persona.

En Sevilla, se ha distinguido a tres personas por su actuación ante la pérdida súbita de conciencia de una persona, el día 17 de mayo en la calle Rosa de Luxemburgo de la localidad de Tomares (Sevilla), a quién le realizaron las maniobras de reanimación y aplicaron el desfibrilador hasta la llegada de los servicios de emergencias.

Un testigo presenció la caída súbita de una persona al suelo, identificando que se trataba de una parada cardiaca y comenzando la reanimación básica. Posteriormente la Policía Local de la localidad, desplazada al lugar, aplicó el desfibrilador, continuando con la reanimación cardiopulmonar hasta la llegada del equipo del 061, que practicó las maniobras de soporte vital avanzado, le aplicó ventilación mecánica al paciente y administró la medicación necesaria, permitió que esta persona fuera trasladada al hospital de referencia, encontrándose en la actualidad recuperado.

El servicio provincial del 061 de Sevilla ha distinguido por ello a Antonio Cordero Moreno, primer testigo de la situación y a dos miembros de la policía local de Sevilla, al Oficial Vicente Hoya y al policía Juan Antonio Vargas, por su entereza y por mantener la calma en circunstancias difíciles y por practicar las maniobras de reanimación cardiopulmonar que ayudaron a salvar una vida de una persona tras sufrir una parada cardiaca.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha distinguido en estos seis años a un total de 69 personas, por su entereza y por mantener la calma en circunstancias difíciles y por practicar las maniobras de reanimación cardiopulmonar que ayudaron a salvar la vida de personas de su entorno que sufrieron una parada cardiaca en nuestra comunidad.

RCP Telefónica

En España, el inicio de las maniobras de reanimación cardiaca por parte de testigos antes de la llegada de los servicios de emergencias sanitarias se cifra tan solo en el 5%, aunque en Andalucía esta cifra alcanza el 30%, gracias a la puesta en marcha del apoyo telefónico a la RCP básica desde los centros coordinadores de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias.

Estos eventos suceden en la calle, en el trabajo o mientras se hace ejercicio o una actividad extenuante, aunque ocurren en su mayoría en el hogar. En la actualidad, menos de 1 de cada 10 personas sobreviven. Las investigaciones realizadas muestran que la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar por una persona que presencia la parada cardiaca aumenta la supervivencia entre 2 y 3 personas de cada 10, aunque sólo 1 de cada 5 pacientes llega a recibir esta ayuda.

Es por ello que en Andalucía, la Consejería de Salud ha implantado en los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061 un protocolo de atención telefónica ante una situación de sospecha de parada cardiaca, gracias al cual los testigos presenciales inician las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar mientras acuden los equipos de emergencias al lugar del suceso, siguiendo las instrucciones que se les facilitan desde la sala de coordinación de forma ininterrumpida hasta la llegada de los sanitarios. La RCP telefónica ayuda a personas que no tienen formación previa a ponerla en práctica en situaciones difíciles, llegando a aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.

En el año 2017, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias realizó soporte vital avanzado a 1.168 pacientes, el 73% de ellos hombres. La edad media fue de 62 años (61 para hombres y 64 para mujeres). Algo más de 6 de cada 10 paradas cardiacas sucedieron en el domicilio. En el 80% de los casos la parada cardiaca fue presenciada y excluyendo los casos presenciados por personal sanitario, hubo reanimación previa en 330 pacientes, apoyando al testigo reanimador desde el centro coordinador con RCP asistida por teléfono, en dos tercios de los casos. Según los datos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, el desfibrilador externo automático se utilizó previamente a la llegada del equipo de emergencias en 85 pacientes (3,5%).

Tras la asistencia in situ de los pacientes por el equipo de emergencias sanitarias 061, 350 pacientes (30%) llegaron con pulso al hospital y un 4,8% en situación de reanimación continuada. Se realizaron 14 activaciones de códigos de donación en asistolia. Un total de 146 pacientes (12%) recibieron el alta hospitalaria con buen estado neurológico.

Técnica de reanimación cardiopulmonar

La parada cardiorrespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontánea. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean lo más precoces posibles. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediatos de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.

La técnica de reanimación cardiopulmonar consiste en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y la boca, pudiéndose usar dispositivos de barrera para la vía aérea, evitando así el contacto directo con la víctima.

Durante las sesiones formativas, los asistentes ponen en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenderán la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiaca, lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de RCP de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

 

 

Compartir en:
Info
Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio