Saltar al contenido

En los últimos años se vienen repitiendo situaciones climáticas excepcionales por olas de calor o por las altas temperaturas que se pueden llegar a alcanzar. Las acciones e iniciativas llevadas a cabo por el Gobierno de Andalucía con objeto de mitigar los efectos de estas adversidades climáticas y proteger la salud de la ciudadanía, son numerosas y han servido como referente para otros territorios en los que también se sufren, en mayor o menor medida, periodos de olas de calor.

 

En Andalucía se cuenta con el Plan andaluz de prevención de las temperaturas excesivas sobre la salud, en el que se proporcionan medidas destinadas a garantizar la seguridad de la ciudadanía en situaciones de calor excepcional. En el ámbito educativo, la Consejería de Educación viene trabajando de manera continua en la mejora de la calidad y la eficiencia de los edificios de uso educativo y de sus instalaciones y equipamientos. Así, tras los episodios de calor extremo vividos durante el pasado verano, se han reforzado algunas de las medidas que ya se estaban aplicando y se han planteado otras nuevas para dar una respuesta más ágil y eficaz ante este tipo de situaciones.

 

En este sentido, una de las principales líneas de actuación es el Programa de Climatización Sostenible y Rehabilitación Energética, en el que se están realizando evaluaciones técnicas de la situación de los centros docentes y las adecuadas propuestas de actuación para la mejora de sus condiciones, así como la adecuación prioritaria de los centros docentes en función de las zonas de mayor impacto de las olas de calor, del alumnado al que atienden y de las necesidades específicas que cada centro presenta. Para estas actuaciones se cuenta con líneas de subvención de la Agencia Andaluza de la Energía y con financiación de Fondos Europeos, y se vienen realizando en colaboración con diversas Administraciones y Ayuntamientos, así como con la participación de las Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado.

 

Ante las situaciones de ola de calor y de altas temperaturas excepcionales que han tenido lugar durante el pasado mes de junio y con la finalidad de proteger el bienestar y la salud de la comunidad educativa y, especialmente, del alumnado, la Consejería de Educación difundió recomendaciones de carácter general y emitió circulares para que, en el marco de la autonomía propia de los centros docentes, se dispusieran las medidas organizativas adecuadas para aquellos momentos, consiguiendo la eficacia pretendida y contando con la aceptación general de la comunidad educativa.

 

Asimismo, la Consejería de Educación se comprometió entonces a elaborar un Protocolo que proporcionara, en el marco de la normativa de autoprotección de los centros docentes, procedimientos claros y medidas organizativas adecuadas para disponer de respuestas efectivas e inmediatas para la protección y el bienestar en los centros docentes. Por ello, el Protocolo que ahora se presenta es una herramienta organizativa complementaria al Programa de Climatización Sostenible y Rehabilitación Energética y pretende ofrecer pautas comunes de actuación así como facilitar herramientas para que los centros docentes puedan elaborar sus propios protocolos adaptados a sus características concretas.

 

La aplicación directa de este Protocolo general permitirá su activación ante situaciones climáticas adversas producidas por olas de calor o por altas temperaturas excepcionales. Asimismo, los centros docentes podrán realizar la adaptación de este Protocolo general a sus condiciones concretas, si lo estiman necesario, en función de su ubicación geográfica y sus características específicas, con la finalidad de prever y mejorar la atención a la seguridad y al bienestar de todos los miembros de la comunidad educativa.

 

Documentos relacionados

Compartir en:
Info
Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio