Saltar al contenido

Pautas

Se detallan, a continuación, algunas pautas que facilitarán la escolarización segura de este alumnado:
  1. La familia comunicará al centro la existencia de la enfermedad. Si la información es trasladada al tutor o tutora del alumno o alumna, o bien a cualquier otra persona que preste servicios en el centro educativo, se comunicará esta circunstancia al equipo directivo. Es importante que la familia de información sobre el tipo de asma y las características de la enfermedad en el niño o niña (factores desencadenantes, duración de las crisis, manejo de la crisis,…)
  2. La información facilitada por la familia irá acompañada de un informe médico en el que se detallen las necesidades del alumno o alumna durante su estancia en el centro educativo. Si no existiese dicho informe, el equipo directivo lo recabará de la familia.
  3. La familia entregará al equipo directivo la FICHA TÉCNICA DEL ALUMNO O ALUMNA CON ASMA.
  4. El equipo directivo, el equipo docente que atiende al alumno o la alumna y el médico o médica del Equipo de Orientación Educativa de la zona, valorarán las necesidades del alumno o la alumna y adoptarán las medidas oportunas para garantizar la escolarización segura del alumno o la alumna.
  5. Si el Equipo de Orientación Educativa no cuenta con personal médico, el equipo directivo del centro solicitará al Equipo Técnico Provincial para la Orientación Educativa y Profesional la asignación de un médico o médica de otro Equipo (EOE) para que participe en esta valoración y adopción de medidas.
  6. Todas las medidas adoptadas quedarán recogidas en un informe que se incorporará al expediente del alumno o la alumna.
  7. El centro educativo contemplará, al menos, las siguientes medidas básicas:
  1. Es muy importante que el claustro y el personal no docente tenga información sobre la enfermedad y las actuaciones a realizar con el alumno o alumna, así como sobre las necesidades concretas de los niños y niñas afectados y sobre las pautas de actuación en caso de crisis que se describen en el apartado correspondiente de este portal. La FICHA TÉCNICA DEL ALUMNO O ALUMNA CON ASMA se colocará en algún lugar conocido por todo el personal del centro para tener la información accesible en todo momento.  
  2. Adaptación de la actividad física bajo la supervisión del médico o médica del Equipo de Orientación Educativa. Algunas de estas adaptaciones podrán ser:
  • Evitar ambientes fríos o cambios bruscos de ambiente: frío-calor o viceversa.
  • Evitar deportes al aire libre en épocas de alta polinización.
  • No realizar deporte si está en tratamiento por un proceso agudo.
  • Seleccionar el deporte que mejor se adapte al alumno o alumna con problemas de asma.
  • Administrar la medicación necesaria 20 minutos antes del ejercicio, si así está indicado en la ficha. Realizar ejercicios de precalentamiento.
  • Permitir el cambio de ropa tras el ejercicio.
  • Designar a una persona del centro encargada de atender al alumno o alumna cuando se presente una crisis de asma.
  • El botiquín del colegio incluirá medicación para el rescate de la crisis de asma.

 

Sobre el deporte en niños y niñas con asma:

La realización de ejercicio físico es muy buena para todas las personas, incluidas las que tienen asma. Pero el asma debe estar siempre bajo control. Si el ejercicio provoca síntomas significa que no está controlado y que hay que tomar un tratamiento preventivo, porque es importante que se realice actividad física.

Durante el ejercicio físico o al realizar esfuerzos, se respira más rápidamente y por la boca, llegando aire frío y seco a los bronquios, provocando su enfriamiento. Si el asma no está bajo control, los bronquios ya inflamados, se irritan y se cierran, apareciendo los síntomas.

En otras ocasiones, la dificultad para respirar se presenta nada más ha cesado el esfuerzo y no mientras se está realizando.

Si el asma está bien tratado y controlado se puede realizar cualquier deporte (salvo alguna excepción como el buceo). Sin embargo, algunas actividades tienen más facilidad que otras para provocar los síntomas. Por ejemplo las pruebas de resistencia como la carrera de fondo, producen mas síntomas que jugar al fútbol, baloncesto o tenis y habitualmente, los deportes que se practican en el agua resultan menos arriesgados. 

Documentos relacionados

Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio