Saltar al contenido

Pautas

Se detallan, a continuación, algunas pautas que facilitarán la escolarización segura de este alumnado:

  1. La familia comunicará al centro la existencia de la enfermedad. Si la información es trasladada al tutor o tutora del alumno o alumna o a cualquier otra persona que preste servicios en el centro educativo, se comunicará esta circunstancia al equipo directivo.
  2. Esta información por parte de la familia irá acompañada de un informe médico en el que se detallen las necesidades del alumno o alumna durante su estancia en el centro educativo. Si no existiese dicho informe, el equipo directivo lo recabará de la familia.
  3. La familia entregará al equipo directivo la FICHA TÉCNICA DEL ALUMNO O ALUMNA CON DIABETES.
  4. El equipo directivo, el equipo docente y el médico o médica del Equipo de Orientación Educativa de la zona, valorarán las necesidades del alumno o alumna afectados por diabetes y adoptarán las medidas oportunas para garantizar su escolarización segura.
  5. Si el Equipo de Orientación Educativa no cuenta con médico o médica, el equipo directivo del centro solicitará al Equipo Técnico Provincial para la Orientación Educativa y Profesional la asignación de un médico o médica de otro Equipo para que participe en la valoración y adopción de medidas.
  6. Todas las medidas adoptadas quedarán recogidas en un informe que se incorporará al expediente del alumno o la alumna.
  7. El centro educativo contemplará, al menos, las siguientes medidas básicas:
    1. Información al Claustro y al personal no docente sobre la diabetes y las actuaciones a realizar con el alumno o alumna afectado. La FICHA TÉCNICA DEL ALUMNO O ALUMNA CON DIABETES se colocará en un tablón de anuncios en la sala de profesorado o en algún lugar conocido por todo el personal del centro para tener la información accesible en todo momento.
    2. Adaptación de la dieta en el comedor escolar si fuese necesario.
    3. Información a la familia con antelación de las excursiones y/o salidas del centro para adoptar las medidas preventivas oportunas.
    4. Disponer de viales de Glucagón® (conservado en refrigerador) para su administración en caso de hipoglucemias graves.
    5. Se tendrán en cuenta las siguientes recomendaciones en relación con la alimentación y los niveles de glucosa:
      1. Aperitivos: el niño o la niña con diabetes necesita tomar algún aperitivo a media mañana y a media tarde. Es en estos momentos en los que la glucosa puede bajar demasiado.
      2. Fiestas en la clase: El alumno o alumna participará en las fiestas o celebraciones que se realicen en la clase o en el centro. Para ello, se avisará con antelación a las familias de tal forma que se puedan adaptar los alimentos o se proporcione un alimento alternativo.
      3. El alumno o alumna necesitará medir las cifras de azúcar en sangre antes de las comidas. Para ello, llevará al centro el equipo adecuado (agujas para pincharse los dedos, tiras reactivas y aparatos para la lectura de la tira). Puede precisar ayuda o supervisión.
      4. La actividad física es muy importante para los niños y niñas con diabetes y no deben ser excluidos del ejercicio físico ni de las actividades deportivas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que:
        • Durante el ejercicio pueden ocurrir bajadas de azúcar (hipoglucemias), por lo que puede ser necesario tomar algún aperitivo antes, sobre todo si es a última hora de la mañana o de la tarde (antes de las comidas) o el ejercicio va a ser más intenso de lo habitual.
        • Si se tiene el azúcar alto (glucemias por encima de 300 mg/dl) o acetona en orina, no se debe hacer ejercicio porque puede empeorar la situación de hiperglucemia y producir cetosis (descompensación de la diabetes, potencialmente grave). Los ejercicios físicos aconsejables son los de baja resistencia (footing, bicicleta, fútbol, comba...). Son preferibles los que se realizan en grupo y al aire libre. No deben llegar al agotamiento.

Documentos relacionados

Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio