Saltar al contenido
Imagen representativa de la sección de Cómo lo hacemos

Cómo lo hacemos

Lectaurant

El Lectaurant es un espacio del colegio con platos que pueden servirse en cualquier restaurante y actividades de ámbito lingüístico. Su carta ofrece actividades para que los comensales devoren la lectura, la degusten, la saboreen, la digieran sin problemas, y aprendan a quererla y practicarla haciéndola suya en su vida escolar y privada.

 
Lectaurant, ¡la gastrolectura está servida!
 

Pedro Carmona González.  Director CEIP Manuel Siurot de la Roda de Andalucía


http://bibliotecafantasiaensiurotlaroda.blogspot.com.es/

 

 

A los niños y niñas les encanta jugar, y jugando es como mejor aprenden.

La lectura es sin duda el mejor recurso para abordar todo tipo de aprendizajes en cualquier momento de nuestra vida.

De esta combinación de certezas surge la idea del “Lectaurant”, espacio que creamos en nuestro colegio con el objetivo de animar a leer, de incentivar la lectura desde la perspectiva de que fuera algo gustoso, deseable, atractivo, lúdico y divertido. Buscando evidentemente que también fuera instructivo.

El término “Lectaurant” no es idea nuestra, pues lo escuchamos por primera vez en una jornadas de encuentro del Programa Familias Lectoras, aunque la iniciativa, el contenido y las actividades del mismo, así como la forma de llevarlo a cabo en nuestro Centro, sí son completamente nuestras.

Aprovechando que en la entrada del colegio tenemos montado un espacio reservado a practicar la oralidad en los distintos idiomas que se estudian en el mismo, en entornos reales, y vivenciando los aprendizajes, denominado “Siurot’ school restaurant”, decidimos establecer en el mismo lugar y de manera simultánea, nuestro “Lectaurant”.

El “Lectaurant” es en sí mismo un juego de palabras entre platos que pueden servirse en cualquier restaurante, y actividades de ámbito lingüístico que, si bien están centradas en la lectura, trabajan también el resto de destrezas.

Tiene nuestro “Lectaurant” una carta pues con seis grandes bloques:

1.- Entrantes y aperitivos.
2.- Guisos, sopas y cremas.
3.- Pastas, pizzas y arroces.
4.- Carnes.
5.- Pescados y mariscos.
6.- Y postres.

Dentro de cada uno de estos bloques se ofrecen actividades para que los comensales devoren la lectura, la degusten, la saboreen, la digieran sin problemas, y aprendan a quererla y practicarla haciéndola suya en su vida escolar y privada.Así jugamos con las palabras para ofrecerles grandes creaciones.

En el primer bloque hay “Tapitas”, donde los comensales buscan la información contenida en las tapas de los libros: título, autor, ilustradores, editorial, colección, localización, reseñas… Luego, se pasa a jugar por equipos a inventar un posible final, a adivinar qué personajes aparecerán, etc.

También contamos con “Bocadillos” (lectura de cómic), “Ensaleídas” (lectura de cuentos por el maestro o maestra), o “Variados de canapés con acierte y sal” (juegos donde se trabaja la comprensión lectora aplicada a la resolución de un problema de lógica, que el alumnado tiene que acertar.)

En el segundo bloque tenemos por ejemplo el “Potaje casero de cuentos”, donde trabajamos el cuentacuentos no sólo por parte del maestro/a sino también por parte de ellos mismos; las “Lentejas en lecturejas”, en el que el alumnado debe poner su pequeña lente de atención en lecturas de folletos para extraer información que luego nos servirá para jugar por equipos; “Crema de lecturas con láminas crujientes”, donde se practica la descripción de láminas; o el “Gazpacho andaluz con bocaditos de salud”, donde nuestra mirada se dirige a obtener la información que aparece en los envases de los productos alimenticios de nuestro “Supercole”.

Y así tenemos hasta treinta y seis actividades repartidas en los bloques indicados. Hay ”Piezza cuatro estaciones”, “Ganaleones”, “Hojaldre con aleoli”, “Lengua en salsa”, “Secreto ibérico”, “Chuleotitas a la brasa”, “Chisteorras”, “Pescados en la red”, “Puntillitos”, “Espeto o expuesto”, “Dulce de Milhojas”, “Pasteleos de versos”, “Fruta a diario”, y muchos más.

Niños y niñas acuden al “Lectaurant” ilusionados y expectantes, con los cinco sentidos puestos en participar, en aprender, en divertirse aprendiendo.

En principio no saben qué plato van a “degustar”. Tiran dos dados gigantes y la actividad que les toca la devoran entusiasmados.

Tras cada sesión, el alumnado pide llevar a casa, alguno de los libros trabajados, o se interesa en cómo conseguir una lectura concreta sobre la temática que hemos abordado.

El objetivo es animar a la lectura, y en nuestro “Lectaurant” la animación está asegurada.


¡Venga, tú también puedes visitar el “Lectaurant” del CEIP Manuel Siurot de La Roda de Andalucía!

 

  

 

Carta del Lectaurant del CEIP Manuel Siurot

Compartir en:

Buscador Destacado

También te puede interesar

  • Canal Lector

    Web de recomendación de libros infantiles y juveniles editados en español en los diversos países que comparten la lengua. Los libros son seleccionados por equipos de especialistas en literatura infantil y juvenil entre las novedades que publica la industria editorial, con el objetivo de ofrecer una información básica sobre cada uno de los títulos considerados adecuados para cada edad.

  • Mostrando 1 a 4 de 19 enlaces 1 2 3 4 5
Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio