Notas de prensa

Mar Moreno destaca que Andalucía "marca diferencias" con becas propias y el mantenimiento de ayudas a las familias

 

jueves, 18 de octubre de 2012, 14:23 h.

La consejera advierte que el endurecimiento de los requisitos impuesto por el Gobierno central "empujan" fuera del sistema educativo al alumnado con dificultades económicas

La consejera de Educación, Mar Moreno, ha destacado que Andalucía “marca diferencias” al ser la única comunidad con becas propias como la Beca 6000 y la Beca Segunda Oportunidad y mantener este curso todas las ayudas a las familias. En comparecencia ante la Comisión de Educación del Parlamento, Mar Moreno ha defendido el “esfuerzo extraordinario” que está realizando el Gobierno andaluz para mantener la protección a las familias y al alumnado, mientras que en el resto de España se están imponiendo recortes con la desaparición de becas y de ayudas.

La consejera, que comparecía para informar sobre el sistema andaluz de becas, ha alertado de que cada vez que se elimina una beca se da un “empujón” al alumnado para que salga del sistema educativo, en referencia a la reducción de casi el 4% de las becas del Ministerio así como al endurecimiento de la nota de acceso. Así, ha explicado, que este curso se exige al alumnado una nota de 5,5 para acceder a las becas y el próximo año será un 6, lo que supone una “quiebra del principio de igualdad”. En este sentido, ha defendido que el fracaso y el abandono escolar no se pueden combatir yendo contra los que fracasan o los que abandonan sino con políticas que combinen “equidad y calidad”.

Durante su intervención ha subrayado que Andalucía es la comunidad autónoma que más recursos propios dedica a las becas para la progresión académica del alumnado. Asimismo, ha defendido la equidad como un componente irrenunciable del sistema educativo andaluz, “equidad como sinónimo de calidad”, porque en un momento en el que se cuestiona el gasto público “el mayor derroche de una sociedad es desperdiciar el talento de los jóvenes que por dificultades económicas no pudieran seguir sus estudios”.

Concretamente, se ha referido a la Beca 6000, “única en el conjunto del Estado”, destinada al alumnado perteneciente a familias con rentas modestas con el objetivo de incentivar su permanencia en el sistema educativo para cursar estudios de Bachillerato o FP y mejorar sus condiciones de empleabilidad en el mercado de trabajo. Mar Moreno ha indicado que actualmente está en trámite la cuarta convocatoria de esta ayuda que ya ha beneficiado a más 16.000 alumnos y alumnas en los últimos tres cursos, con una inversión de 70 millones de euros.

Respecto a la Beca Segunda Oportunidad, cuya finalidad es corregir situaciones provocadas por la incorporación del alumnado al mundo laboral sin haber finalizado los estudios, se trata de reducir la tasa de abandono educativo temprano, canalizando de nuevo hacia el sistema educativo “todo el potencial que se desvió”, así como de compensar la ausencia de ingresos con una beca de casi 400 euros mensuales. Mar Moreno ha señalado que tras el primer año de pilotaje, se han “ajustado” los criterios objetivos para la concesión de la beca, “flexibilizando” el acceso a la ayuda con el objetivo de que un mayor número de personas en riesgo de exclusión, “hasta un total de 3.000”, puedan completar su formación.

La consejera también ha avanzado datos de las ayudas individualizadas para el transporte escolar en los niveles no obligatorios destinadas al alumnado obligado a desplazarse fuera de su localidad de residencia. Estas ayudas, dotadas desde el curso 2010/11, han beneficiado a más de 5.000 escolares con una inversión superior al 1,5 millones de euros. Por último, ha recordado el programa de gratuidad de libros de texto que desde el curso 2008/09 se ha extendido a todo el alumnado de enseñanzas obligatorias con una inversión de más de 507 millones de euros y casi seis millones de alumnos y alumnas beneficiados.

Compartir en: