Sección

Juan Ramón

Nobel (medalla nobel.png)

Medalla del Premio Nobel a Juan Ramón Jiménez

 

La concesión del Nobel

 

Fin del libro de platero.: “A ti Platero, que vivirás siempre, poco te importa irte.

Pero ¿Y yo, Platero?”

Con estas palabras Juan Ramón finaliza su diálogo con Platero como si se resignara a distanciarse y tomar una dirección oblícua para no volverse a encontrar con su amado compañero por las calles de su también amado pueblo. Sin embargo el destino ha querido unirlos de tal modo que Juan Ramón y Platero han llegado a formar una simbiosis tal que es imposible desligarlos - el uno evoca al otro -.

La Academia sueca en el discurso de presentación de premio nobel de literatura del año 1956 decía de Juan Ramón :

 

The Nobel Prize in Literature 1956 was awarded to Juan Ramón Jiménez "for his lyrical poetry, which in Spanish language constitutes an example of high spirit and artistical purity".

 

It will not be possible for us to see his thin face with its profound eyes and to ask ourselves if it has been taken directly from a painting by El Greco. We find a less solemn self-portrait in the delightful book, Platero y yo (Platero and I), 1914. There, dressed in mourning, the poet passes with his Nazarene beard, riding his little donkey while the gypsy children shout at the top of their voices: The madman! The madman! The madman!

 

El Premio Nobel de Literatura le ha sido concedido a Juan Ramón Jiménez “ por su poesía, que en idioma español constituye un ejemplo de elevado espíritu y pureza artística”

 

No es posible que miremos su delgado rostro con sus ojos profundos sin preguntarnos si el personaje ha salido de una pintura del el Greco. Un autoretrato menos solemne nos encontramos en el delicioso libro Platero y yo 1914. Allí, vestido de luto, el poeta se pasea con su barba de nazareno, montando su burrito mientras la chiquirellería gitana chilla largamente : ¡El loco! ¡El loco!¡El loco!

Cuando se informó de la concesión del premio Nobel de literatura a los medios de comunicación, un periodista sueco se refería al escritor de esta manera:

 

"Juan Ramón Jiménez is a born poet, one of those who are born one day with the same simplicity with which the sun's rays shine, one who purely and simply has been born and has given of himself, unconscious of his natural talents. We do not know when such a poet is born. We know only that one day we find him, we see him, we hear him, just as one day we see a plant flower. We call this a miracle".

“Juan Ramón Jiménez es un poeta nato, uno de los que nacen un día con la misma sencillez con que los rayos del sol brillan, que pura y simplemente ha nacido y se ha dado , inconsciente de sus talentos naturales. No sabemos cuando nace un poeta así. Sólo sabemos que un día lo encontramos, lo vemos, lo escuchamos, igual un día vemos una flor. ¡A esto llamamos un milagro!”

 

telegrama nobel.png

Telegrama comunicando la concesión del Premio Nobel de Literatura