Cómo elegir una lectura para tu hijo de 3-5 años.

 

El requisito básico de un libro adecuado para esta edad es muy elemental: que sea entretenido. Conoces mejor que nadie los gustos de tu hijo; orienta tu elección sin perderlos de vista y teniendo en cuenta lo que pretendes conseguir: que el niño aprenda algo, inculcarle algún hábito, relajarle o, simplemente, que pase un rato divertido.

¿En qué debo fijarme a la hora de elegir?

·     En los libros para estas edades predomina la ilustración, por eso es un aspecto fundamental a valorar. Pon en sus manos diferentes libros con ilustraciones que le descubran una variedad de estilos y técnicas. Si además refuerzan el tono de la historia (poético, de miedo, fantástico…) mejor, porque incrementan la fuerza narrativa, facilitan la comprensión y estimulan la sensibilidad del niño lector.

Las imágenes cumplen dentro de la historia diferentes funciones. No sólo adornan, sino que en la mayoría de las ocasiones cuentan tanto o más que el texto.

·     En cuanto al contenido de la historia, mejor que tengan poco texto, con frases sencillas y sonoras (ideal si incluye rimas, canciones, onomatopeyas...). El lenguaje debe ser comprensible para el niño, ¡pero cuidado! infantil no es sinónimo de "pobre y vulgar".

·     Es importante que la trama esté contada de forma coherente y bien secuenciada con un esquema claro de inicio – sucesos – desenlace.

¿Qué tipo de lecturas le puedo ofrecer?

 Aquellas que:

·     Desarrollan el lenguaje, a través de diferentes formas de narrar: rimas, diálogos, fórmulas de folklore infantil, retahílas, canciones…

·     Son divertidas y estimulantes, con sorpresas, troqueles, solapas que esconden, relatos humorísticos …

·     Ayudan al niño a conocerse a sí mismo, porque reproducen situaciones con las que se identifica, historias del entorno familiar y de otros que le resultan cercanos (colegio, parque…)

·     Le acercan el mundo que le rodea: libros informativos sobre diferentes temas (primeros conceptos, animales, naturaleza).

·     Estimulan su imaginación: cuentos tradicionales, populares, fábulas y cuentos de hadas sencillos, libros de imágenes sin texto.

·     Favorecen su creatividad con propuestas de juego o de colorear, con imágenes sugerentes que invitan a interpretar diferentes situaciones…

·     Refuerzan sus relaciones afectivas y les ayudan a comprender e identificar emociones y sentimientos.

·     Facilitan sus primeros pasos como lectores autónomos: formatos audiovisuales o libros con un audio que relata la historia.

¿A cada edad hay que ofrecerle algo diferente?

Para el niño de 3 años, una edad en la que puede explicar acciones representadas en las ilustraciones y disfruta escuchando historias, se recomiendan:

·     Libros participativos que permitan al niño repetir alguna frase, señalar algún objeto o buscar a un personaje.

·     Libros troquelados que permitan la manipulación y el juego creativo.

·     Libros informativos sobre conceptos básicos: colores, formas, animales…

 

Para el niño de 4 años, a quien ya puedes ver muy activo e inquieto, que muestra un apreciable desarrollo del lenguaje y de la capacidad de socialización, se recomiendan:

·     Libros que traten temas que puedan ayudarles a solucionar sus temores personales.

·     Libros con personajes simpáticos que representen personalidades diversas: traviesos, inteligentes, tiernos, que inspiren seguridad…

 

Para el niño de 5 años, que ya se interesa por el texto escrito y por aprender cosas nuevas, y se inicia en la comprensión de secuencias narrativas y temporales, se recomiendan:

·     Historias con argumentos más complejos.

·     Lecturas en diferentes formatos y contenidos más variados: adivinanzas, libros informativos…

 

Hay que tener en cuenta la edad, pero no debe ser factor exclusivo para decidir; hay que valorar también sus gustos y su trayectoria como lector.

 

Es frecuente que estos niños tengan preferencias muy marcadas por determinados libros (siempre el mismo personaje, el mismo tipo de ilustración, e incluso el mismo título). Si es el caso de tu hijo, intenta enriquecer sus lecturas ofreciéndole más variedad. Una manera de hacerlo es elegir historias que sean similares a las que le gustan.

Así le ayudarás a crecer también como lector.

Banner_Lectura Lab FGSR (Banner_Lectura Lab FGSR.jpg)Lectura Lab 

Página en la que encontrarás consejos de lectura del laboratorio de lectura de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

http://www.lecturalab.org/section/CONSEJOS_2