Sección

Su Obra

Contexto Artístico Nacional

La España literaria de García Lorca era la considerada como la Edad de Plata, heredera de la Generación del 98, con una rica vida intelectual donde los nombres de Francisco Giner de los Ríos, Benito Pérez Galdós,  Miguel de Unamuno y, poco después, Salvador de Madariaga y José Ortega y Gasset imprimían el sello distintivo de una crítica contra la realidad de España.

 

En pintura cohabitan representantes del Modernismo, como Rusiñol, Casas, Utrillo o Sorolla y del Novecentismo como Anglada Camarasa, con los jóvenes vanguardistas residentes en Francia,  Picasso y  Juan Gris, máximos representantes del cubismo.

 

En España el surrealismo aparece en torno a los años veinte no en su vertiente puramente vanguardista sino mezclado con acentos simbolistas y de la pintura popular. Uno de sus máximos representantes, Salvador Dalí es compañero y amigo de Federico.

 

En teatro, la moda está en la forma poética, con Villaespesa, los hermanos Machado o Eduardo Marquina y en las modalidades cómicas de Arniches, los hermanos Quintero o Muñoz Seca.

Alternan el drama burgués, con  Benavente o Casona, el teatro social con Dicenta y el teatro innovador y más interesante de Azorín, Unamuno, Valle-Inclán o el mismo García Lorca.