Sección

Novedades

Estás en: Inicio > Novedades

miércoles, 16 de noviembre de 2016.

Campaña no te pierdas VG

 

Campaña 'No te pierdas, sin libertad no hay amor' para prevenir la violencia de género desde las primeras relaciones de pareja  IAM - IAJ

Detección de la violencia

La campaña impulsada por el IAJ y el IAM pretende lograr una respuesta positiva del grupo de iguales en la detección de la violencia; en el apoyo a la chica que la sufre; y en el aislamiento social al agresor.

El lema 'No te pierdas, sin libertad no hay amor' hace alusión al logo de la campaña, un laberinto, con el que se hace referencia a ese “laberinto invisible que va construyendo el agresor y en el que va viéndose atrapada la víctima, casi siempre sin darse cuenta”. Porque la violencia de género, ha explicado Sánchez Rubio, “es un proceso invisible, que suele pasar desapercibido para él, para ella y para las personas que están cerca y que excusan los primeros comportamientos por falsas ideas sobre el amor y la pareja”.

Materiales audiovisuales y 64 talleres provinciales

En concreto, la campaña 'No te pierdas, sin libertad no hay amor' consta de dos vídeos complementarios, que, desde el punto de vista de la chica y el chico, muestran cómo se desarrolla el proceso en la juventud, atendiendo especialmente a las conductas iniciales de dominio.

Asimismo, se ha elaborado un manual de uso donde se ofrece a personas que intervienen con la juventud un conjunto de estrategias, actividades y dinámicas de grupo para trabajar en torno a esos vídeos respuestas positivas ante la violencia de género.

Tanto el manual como los vídeos serán utilizados en 64 talleres provinciales que se impartirán en los IES andaluces. El material estará disponible para toda la comunidad educativa para su uso durante el curso escolar, así como para la ciudadanía, a través de las redes sociales.


VIDEO 1:

https://www.youtube.com/watch?v=JR4ez2QYap8

Chico:

"Desde hace tiempo tengo claro como quiero que sea la mujer de mis sueños. Quiero que tengamos una relación especial. Deberíamos hacerlo todo juntos. Apoyarnos en todo, tener una relación sincera y apasionada. No entiendo, aunque a veces lo acepte, que no esté conmigo siempre que yo quiera. Tampoco entiendo que no me deje mirar su móvil o tener rollo cuando yo quiera.

Sé que irá cambiando y sé que lo hará por mí. Ahora, soy su mayor apoyo en este mundo. Ella debería agradecerme los consejos que le doy, sólo quiero que sea mejor persona. Por eso, hago comentarios sobre su ropa, su aspecto, sus aficiones.

Es todo por su bien, pero a veces se enfada y le digo que es broma. Claro, que si sigue haciendo las cosas como quiere y no como debe hacerlas, tengo que enfadarme. Tengo derecho a decirle lo que no me gusta. Que se ponga determinada ropa, que salga sin mí, que hable con sus amigos por whatsapp… Al final hará lo que haga falta con tal de estar conmigo.

Muchas veces la familia y los amigos no son capaces de entender las verdaderas relaciones de amor e intentan controlarlo, así que es mejor mantener la distancia con ellos.

¿Qué problema hay en tener la clave de su móvil y de sus redes sociales? Si no hay nada que ocultar no debe haber ningún problema, ¿no? No me gusta ser controlador, pero a veces siento celos. Si, claro que siento celos. ¿Cómo no voy a sentir celos si la quiero? Yo no soy así, pero me enfada tanto que me hace perder los papeles. En el fondo, ella sabe que es mejor no alterarme. Una vez que me empiezo a alterar, solo con amenazar y avisar que no me moleste tanto es suficiente para que las cosas sean como tienen que ser."

 

VIDEO 2:

https://www.youtube.com/watch?v=DfGb8rxAz0c

Chica:

"Siempre que me han preguntado qué pienso sobre el amor he tenido clara mi respuesta: existe. Existe el amor verdadero en el que dos personas se complementan, se apoyan y son sinceras la una con la otra. Existe el amor apasionado, el amor que no se gasta, el de verdad. Me encanta las horas que pasamos juntos. No es que no dedique tiempo a amigos y familia, es sólo que lo ha pasado mal en su última relación y necesita más que nunca mi apoyo. “Mi niña, mi vida”, y así todo el día. Me hace sentir tan especial… Sé que lo nuestro es algo único que no se encuentra así como así. Por eso nuestro amor es cada vez más fuerte. ¿De verdad esta camiseta me hace más gordita?

La verdad es que últimamente creo que le atraigo menos. Él dice que es broma y como estoy segura de que lo nuestro es para siempre, si tengo que cambiar algo para que nuestra relación mejore, lo haré. Últimamente no para de estar pendiente de lo que hago: que si podía haberle avisado al llegar a casa, que le avise si voy con mis amigas, que si ya no lo quiero. Seguro que si hablo con él, tranquila, puedo hacer que cambie y que vuelva a estar todo como antes. Me preocupa que estas discusiones sin motivo hagan que nuestra relación se enfríe y termine dejándome por otra. Por eso, intento enfadarle lo menos posible. Quiero que volvamos a ser los de antes: sin peleas y sin malas caras.

Reconozco que no paro de ceder y a veces estoy un poco cansada. Pero tengo claro que me quiere y, si es necesario, renunciaré a lo que haga falta para que estemos juntos. Mis familia y mis amigos no paran de meterse donde no les llaman.

¿Tan difícil es que entiendan mi relación y me dejen tranquila? Las rupturas se han vuelto parte de la rutina: ahora te dejo, ahora quiero que me perdones y me dejes estar bien… Las peleas son cada vez más fuertes, incluso si no me apetece enrollarme siempre que él quiere. Hay días que me siento realmente asustada porque la situación es muy violenta.

Me da miedo que algún día vaya más allá. Intento defenderle y hacerle razonar, pero es imposible: la situación ha perdido totalmente el rumbo. Parece que la única culpable soy yo. Yo soy la que hace que se enfade tanto y llegue hasta el punto de pegarme. ¿Tendré realmente la culpa de todo esto? ¿Será verdad que no sirvo para nada?"

 

Documentos relacionados:

MANUAL DE USO

 

Información en Twitter

https://twitter.com/IAMJunta/status/797862133845331969