Sección

Experiencias

Estás en: Inicio > Experiencias

Por Ignacio Lara Escoz, responsable de la BECREA del IES Matilde Casanova de La Algaba (Sevilla)

De la lectura a la lectura: Leyendo en libros electrónicos

 

martes, 02 de octubre de 2012, 07:55 h.



De la lectura a la lectura 1 (reunion libros electronicos 2.jpg)

Las nuevas formas de visualizar contenidos en pantalla digital (ordenadores, móviles, tablets, etc.) ha entrado de lleno en el mundo de la lectura mediante la creación del libro electrónico o e-books.

Es por ello que esta realidad se está abriendo paso poco a poco en los hábitos de lectura de adultos y jóvenes conforme la gama de dispositivos está creciendo y los precios de los mismos se vuelven más asequibles.

Esta situación está llevando al alumnado a leer también en formato digital, en libros electrónicos o e-books. Y quizás en una proporción más alta de lo que parece a simple vista.

Con esta premisa nace el presente artículo, el mostrar las experiencias de lectura en libro electrónico de unos ex alumnos del IES Matilde Casanova de La Algaba (Sevilla). A pesar de estar cursando estudios de bachillerato siguen en contacto con la biblioteca escolar de su antiguo centro y allí mismo es donde se celebra una tarde un agradable encuentro para tratar sobre los e-books.

Sus nombres son Juanma, María José, María Jesús y José Manuel, actualmente alumnos de bachillerato del IES Torre de los Guzmanes de La Algaba (Sevilla).

A ellos desde aquí quiero dedicarles mi más sincero agradecimiento. Este artículo es una realidad gracias a su entusiasmo y ganas de compartir sus experiencias lectoras.

 

Experiencias lectoras en libro electrónico (e-book)

 

Debo reconocer que el primer libro electrónico que vi fue precisamente el de uno de estos alumnos, Juanma.

Juanma fue desde pequeño un gran lector y además escribe, estando precisamente ahora escribiendo su primera novela (ganó la modalidad en la que participaba en el XXVIII Concurso literario Jorge Guillén del IES Jorge Guillén de Torrox, Málaga).

Para él fue natural y muy enriquecedor poder leer en formato digital. Ya en el “lejano” 2009, cuando empezaron a comercializarse los primeros libros electrónicos, le pidió a sus padres por Reyes un libro electrónico. Entonces, nos cuenta, eran bastante más caros que ahora y no eran fáciles de encontrar. Su e-book fue un N 518 de la marca Hanvon.

Desde el principio le vio utilidad al lector tanto por sus posibilidades a la hora de leer como por sus aplicaciones más allá de la lectura (escuchar música, anotar información, utilizarlo de agenda…). De hecho nos pidió permiso al profesorado para poder traerlo al instituto para poder leer entre clases y en las horas en las que había lectura en el centro, además de utilizarlo como agenda para el instituto.De la lectura a la lectura 1 (reunion libros electronicos 2.jpg)

Tras 3 años leyendo en formato digital sigue entusiasmado por la facilidad y comodidad que le proporciona leer en el libro electrónico. Además estos aparatos poseen tinta electrónica (e-ink) con lo que su lectura se hace muy amena y sin producir cansancio a la vista. Compagina, obviamente, la lectura con libros “tradicionales” y asegura que su hábito lector se ha incrementado con el libro electrónico y la posibilidad de acceder a un número mayor de títulos.

Sus amigas María Jesús y María José tienen desde estas pasadas navidades también dispositivos electrónicos de lectura. Ambas dieron el salto de leer libros en papel al formato digital rápidamente y sin problemas. Llevan el dispositivo a menudo al instituto y además disponen en el mismo de los libros de lectura obligatoria que han tenido en 1º de bachillerato.

Reconocen que ahora leen más desde que tienen el libro electrónico y destacan la comodidad de llevarlo sin problemas encima a todos lados.

Mª Jesús, gran lectora, de hecho ya tiene una “pequeña” biblioteca dentro del e-book de casi 600 títulos, valorando la comodidad de obtener los títulos en la propia casa gracias a Internet.

Los dispositivos que tienen ambas se pueden encontrar ahora sin problema en el mercado: Mª Jesús tiene el Ereader de Sony y Mª José tiene el reciente Kindle de la plataforma Amazon. Ambos aparatos, además, poseen Wifi y pueden acceder a internet con el mismo para descargarse actualizaciones, buscar información, etc.

El lector de Sony permite la lectura de los libros en formato .epub, el más usual, y en PDF. El Kindle por contra, solo permite el formato de la plataforma digital Amazon, el .azw (además de .mobi) y PDF.

José Manuel, por el contrario, es el prototipo de maquero (seguidor de Apple): tiene un iMac, un iPhone… y desde que tiene el iPad 2, lector de libros en dicho aparato.

Según comenta sobre el iPad “todo el mundo decía que no servía para nada hasta que lo toqué y probé sus funcionalidades”. En el iPad descubrió la aplicación de lectura, llamado iBook, y le enganchó porque “facilita la lectura, permite leer de una manera diferente y no aburrida y me permite saltar fácilmente a través del Wifi a internet para ver enlaces en Youtube, Wikipedia etc.”

Las ventajas que ve a dicho aparato es su comodidad, su carácter intuitivo y su gran pantalla LED, que a su vez es de las pocas desventajas que tiene al reflejar la luz y no ser de tinta electrónica (e-ink), lo cual puede llegar a fatigar la vista algo más.

 

¿Qué leen?

 

En sus lecturas abundan tanto las recientes novedades de literatura juvenil como literatura clásica y novedades actuales de narrativa universal y española. Ahora son mucho más permeables a las grandes novedades literarias y los recientes lanzamientos de autores contemporáneos.

Muchos de ellos además intercambian títulos con sus padres (los cuales, y gracias a ellos, están algunos empezando a leer en e-book) y se recomiendan mutuamente lecturas.

El libro electrónico tiene un curioso efecto multiplicador, haciendo en aquellos hogares donde hay alguno, que tarde o temprano acabe entrando otro mediante el regalo entre familiares, la compra para cumpleaños, por navidades, etc.

En relación a la adquisición de las obras les pregunto si han comprado algún título de libro electrónico, si han pagado por alguna obra, y la respuesta es un rotundo y unánime: NO. No han comprado ningún título y afirman que no lo harán “mientras puedan descargárselo gratis” o no estén los precios a un nivel más bajo que los actuales.

Así pues todo lo descargan gratuitamente (e ilegalmente) de internet, en webs de descargas de libros o mediante plataformas de intercambio de archivos, y no se plantean la compra de títulos pagando en los portales habilitados a tal efecto en internet.

El hecho de tener acceso a un gran número de títulos y en múltiples formatos, ha hecho que se lancen a leer multitud de obras en los más variados estilos, ahora más que antes, debido a su “gratuidad” y facilidad de acceso.

 

Conclusiones

 

  • Están auténticamente entusiasmados con las nuevas formas de lectura que encuentran al leer en el libro electrónico.

  • Saltan del libro en soporte papel al libro digital de una manera rápida e intuitiva.

  • Todos reconocen que “a los adolescentes y a la gente en general le puede enganchar leer por el mero hecho de leer en un dispositivo un libro electrónico de lectura".

  • Les gusta los complementos que pueden llegar a traer los e-book como que reproduzca música, puedan ver fotos en él, conectarse a internet (los que traigan wifi)…

  • Valoran la comodidad y la posibilidad de llevar sus lecturas en un espacio reducido, pudiendo alojar sus libros en poco espacio (cambio del concepto de biblioteca personal, de un espacio físico voluminoso a algo pequeño y digital)

  • Pueden leer cualquier libro y dejarlo sin leer si no les interesa, habida cuenta de la gran cantidad de títulos que encuentran en internet

  • Piensan que es el futuro, y les gusta ubicarse en ese futuro (que ya es presente).

  • Comienzan a ver las aplicaciones del libro electrónico más allá del ámbito de la lectura por placer y empiezan a cuestionarse para cuando “el libro digital” en la enseñanza.

  • La única manera de obtener libros electrónicos que contemplan en este momento es la de la descarga ilegal de títulos desde internet, como ocurre con el resto de material audiovisual en internet en este país (música, películas, series de TV…). No tienen conciencia de estar haciendo algo ilegal.

 

Epílogo

 

Durante la reunión en la biblioteca escolar se trataron todos estos temas y muchos más como las nuevas tecnologías de la información, recomendaciones de libros, etc.

Planteamos hacer alguna reunión más y de una manera espontánea y dado que no parábamos de hablar de libros y de recomendaciones… ¡nació la idea de fundar un club de lectura!Blog el club de lectura (blog del club de lectura.JPG)

Así que os presento a Literclub, el club de lectura que nació de aquella reunión. Gracias a que tenemos un punto de encuentro en el perfil tuenti de la biblioteca escolar, creamos un evento donde solo los miembros del club teníamos acceso y votamos el nombre del club y escogimos un formato para el blog del club. Además dicho blog lo gestionó una de las alumnas como trabajo para un proyecto de una asignatura de 1º de bachillerato del curso pasado.

En él podéis ver los libros de lectura que estamos leyendo, las reuniones que hacemos y todas las actuaciones que realizamos (y queremos realizar) relacionadas con la lectura: lectura de libros, visionado de películas basadas en libros, visitas a bibliotecas, intercambio de vídeos de animación a la lectura...

Esto no ha hecho nada más que empezar. Y tiene muy buena pinta….

Así que os animo, como me animaron ellos, a leer en formato digital y ¡a compartir la experiencia!

 

PD: A los dos meses de la reunión, y tras superar mis dudas iniciales, me compré un e-book… ¡y estoy encantado! En este enlace del blog os presento mi e-book.

Artículo disponible en PDF.

Contenidos relacionados

Compartir en: