Sección

Reseñas

La competencia lectora según PISA. Reflexiones y orientaciones didácticas

 

martes, 20 de noviembre de 2012, 10:00 h.



La competencia lectora según PISA (La competencia lectora según PISA.jpg)

La competencia lectora según PISA (La competencia lectora según PISA.jpg)Autor: ZAYAS, FELIPE
Publicación: Barcelona, Graó, Col. 10 ideas claves, 2012
Páginas: 193
ISBN: 978-84-9980-474-3

Basándose en el conocimiento, en las interpretaciones y reflexiones que le han surgido a raíz de la lectura de los documentos La lectura en PISA, Felipe Zayas aporta en este libro respuestas a cuestiones relacionadas con la situación de lectura; lo que se entiende por competencia lectora; la localización, selección y procesamiento de la información; la forma y diversidad de los textos; el papel de la motivación en la comprensión lectora; sobre la interacción con los textos y el perfil del lector competente.

La propuesta que se explicita en el libro parte de que la lectura de PISA ha de llevar a la elaboración de propuestas didácticas, a la planificación de las ayudas que el alumnado requerirá para comprender los textos, a la búsqueda de instrumentos de evaluación pertinentes, de tal manera que el profesorado reconozca lo que el alumnado ha de saber hacer al acabar la etapa secundaria en relación a las situaciones de lectura con las que se encuentre.

Cada capítulo, son diez, se estructura en tres apartados. Uno dedicado al cuerpo teórico ilustrado profusamente con cuadros, esquemas e imágenes que clarifican el contenido, otro con propuestas prácticas y banco de recursos y otro con referencias bibliográficas para ampliar información. El libro se enriquece con un glosario de términos y conceptos.

Respecto a las bibliotecas escolares , F. Zayas las considera como “el epicentro de las actividades encaminadas al fomento de la lectura” e indica que “la integración del uso de la biblioteca en los procesos de enseñanza y aprendizaje tiene dos requisitos: en primer lugar, que el trabajo del aula se plantee de modo que sea necesario ir más allá del libro de texto para recurrir a fuentes de información diversas; y, en segundo lugar, que la biblioteca sea efectivamente una instancia desde la que se coopera con el profesorado en la puesta a punto de la documentación necesaria y en la formación de los alumnos para el uso de las fuentes de información y la transformación de ésta en conocimiento”. Asimismo aclara que “el fomento de la lectura es competencia de la biblioteca escolar y la educación literaria del profesor de literatura, de la clase de literatura”.

 

Contenidos relacionados

Compartir en: