Sección

Comunidad Educativa

Estás en: Inicio > Comunidad Educativa >  Centros >  AE innova

Leer, Pensar, Argumentar, Reconocer

 
Imprimir

viernes, 20 de febrero de 2015, 12:10 h.

Capacidades 3.0 Método para el desarrollo de las Capacidades Personales y Profesionales en Educación



Alumna

Un proyecto de investigación-acción que ha nacido y crecido sumergido en el laboratorio de enseñanza-aprendizaje en el que se ha convertido el IES Pedro Jiménez Montoya de Baza a lo largo de los años,gracias a la labor de sus docentes y a la formación recibida. Este proyecto ha ganado el Tercer Premio "Antonio Domínguez Ortiz"


Mercedes Laguna González
IES Pedro Jiménez Montoya, Baza (Granada)

 

indice (índice.jpg)

 

¿Qué es lo fundamental en la práctica educativa?

Es esta una cuestión primordial, que está en la base de las distintas teorías educativas, pero que, al mismo tiempo, supone la manifestación de un posicionamiento ante la vida. Decía la filósofa Edith Stein en su libro sobre La estructura de la persona humana1, que “toda labor educativa que trate de formar hombres y mujeres va acompañada de una determinada concepción del ser humano, de cuáles son su posición en el mundo y su misión en la vida, y de qué posibilidades prácticas se ofrecen para poder tratarlo adecuadamente”.

Lo fundamental en la práctica educativa –este es mi posicionamiento- es que cada uno –docente y discente- pueda y quiera desarrollar las capacidades que posee, tanto las personales como las profesionales. Para conseguirlo, es necesario recorrer un camino de superación constante; se trata, en esencia, de un proceso. Entendidas y practicadas de esta manera - puestas en práctica y desarrolladas en el tiempo-, las capacidades se convierten en competencias. Todo es una cuestión de tiempo y de acción: el desempeño de las competencias supone un proceso y una puesta en práctica, siempre. Por tanto, además del tipo de actividades, de las tareas, de la metodología necesaria, en fin, la enseñanza exige una actitud de confianza, de esperanza en el alumnado, una visión de futuro.

Esta es la razón por la que utilizo una de las dos guías de autoridad sobre las que he construido este proyecto de investigación-acción: la fenomenología del hombre capaz de Paul Ricoeur, una teoría de filosofía práctica que piensa las capacidades que son propias de un agente humano, en especial, la capacidad de RECONOCER las propias cualidades y capacidades, el ponerlas en desarrollo; la capacidad de RECONOCER a los otros como seres humanos, capacitados y competentes, merecedores en todos los casos de RESPETO.

 

Collage escolástica (Collage escolástica.jpg)

 

¿Las competencias clave son algo nuevo en la enseñanza?

Es cierto que las competencias clave suponen un giro copernicano en educación, que requieren un cambio de actitud, de planificación, de metodología, de concepción respecto a qué enseñar y cómo. Pero, en realidad, ¿son algo totalmente nuevo? Creo que en algunos aspectos que tienen que ver con los conocimientos actuales sobre neurociencia cognitiva, con las investigaciones psicológicas sobre la vida afectiva y la adquisición del conocimiento, sí; también, obviamente, es nueva la incorporación del uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. En un contexto nuevo, la metodología de la enseñanza ha de cambiar y renovarse.

Sin embargo, respecto a la actitud básica, a la concepción del auténtico saber, el contenido teórico, la filosofía y el método de las competencias no son una novedad. Con la expresión “auténtico saber” me refiero aquí al significado del proceso de adquirir la cultura recibida, así como al progreso con respecto al conocimiento de la realidad, tanto de la que es visible a los ojos como de aquella otra que no se ve a simple vista, que está implícita, que hay que inferir, la que se encuentra tras una cadena de investigaciones y conexiones, la microcósmica o la macrocósmica.

Para recuperar el fondo de actitud basal –en el sentido de tener la cualidad de establecer los fundamentos- de las competencias (entendidas como capacidades que se desarrollan en el tiempo y con la práctica), en este trabajo vuelvo a los orígenes de la enseñanza universitaria, en concreto al siglo XIII, en París, y de allí recupero un método de enseñanza e investigación que, más tarde, sufrió una esclerosis paralizante, porque se quedó sin la vida que lo había hecho nacer y crecer. Se trata del método escolástico.

Como decíamos arriba, el proceso de enseñanza-aprendizaje debería ser un desarrollo vivo, un proceso de investigación, una búsqueda de conocimiento y sabiduría, que implicara en conjunto al docente y a su alumnado. Justamente esta fue la manera como surgió la enseñanza universitaria en los siglos XII y XIII. Especialmente en el XIII, en occidente, cuando la lectura activa y su interpretación tuvo un papel decisivo en la creación de una filosofía y una cultura renovadas, un auténtico renacimiento de los textos griegos y latinos, que ha quedado oculto por diversos motivos, en especial, porque estuvo ligado a un método concreto, el escolástico, del que normalmente se conoce solo su momento de decadencia y rigidez.

No obstante, hubo una época, amplia en el tiempo y determinante en nuestra cultura, en la que el método escolástico fue un método renovador, que ayudó decididamente a los estudiantes y a los profesores –investigadores por oficio- a desarrollar sus capacidades personales y profesionales, y en el que la palabra hablada y sometida al crisol del debate, primero, escrita después -elaborada de manera sistemática y rigurosa- tiñó el ambiente universitario, sobre todo en el París del siglo XIII, de un tono fresco y vivo, de apertura, de rigor racional en las exposiciones y las argumentaciones, de pluralidad interpretativa y respeto a las posiciones de los otros. Era el método que partía de la LECTIO, se construía lentamente en la QUAESTIO y se sometía al crisol de la DISPUTATIO, para defender las razones mantenidas, y comprobar su fundamentación. En esta época, la investigación era búsqueda colaborativa del saber; los profesores y, por ellos, los estudiantes estaban convencidos de que la verdad era fruto del saber común, en el que cada uno colaboraba con esfuerzo y tesón; una sabiduría que, para ser tal, no podía quedarse estancada.

 

Metodología y aplicación práctica (Metodología y aplicación práctica.jpg)

 

Un proyecto de investigación-acción en un centro, que es un laboratorio de enseñanza-aprendizaje

Es este un proyecto de investigación-acción que ha nacido y crecido sumergido en el laboratorio de enseñanza-aprendizaje en el que se ha convertido el IES Pedro Jiménez Montoya de Baza a lo largo de los años, gracias a la labor de sus docentes y a la formación recibida y puesta en práctica desde la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, desde el Ministerio de Educación y desde el OAPEE. El Proyecto TIC, el Programa Bilingüe, el Proyecto de Lectura y Biblioteca, el Proyecto COMBAS, para la integración de las competencias básicas en el currículo, los Proyectos de Formación en Centros sobre la Mejora de la competencia comunicativa y las competencias básicas, el trabajo como centro piloto del OAPEE para la mejora de la competencias lingüísticas y comunicativas, el Proyecto Lingüístico de centro, el Programa Clásicos escolares, todos ellos han contribuido, junto con el resto de esfuerzos que suponen y han supuesto la vida académica, de formación, innovación e investigación del centro, el que la tierra estuviera preparada, abonada, con la suficiente agua y los nutrientes esenciales para que surgiera, como un brote entre otros, este Método para el desarrollo de las Capacidades Personales y Profesionales en Educación.

Este método necesita en primer lugar una raíz, que es su fundamento: la implicación del profesorado en el proceso de enseñanza-aprendizaje del alumno o alumna. El profesorado investigador contagia al alumnado el deseo de aprender lo antiguo y buscar lo nuevo y le enseña a aprender las técnicas necesarias y a ir adquiriendo las habilidades y competencias requeridas. El proceso de enseñanza-aprendizaje debería ser un desarrollo vivo, debería estar inmerso en un camino de investigación, en una búsqueda de conocimiento y sabiduría por parte del profesorado y de su alumnado.

Leer, Pensar, Argumentar, Reconocer. Son las capacidades que he pretendido y pretendo desarrollar en mis alumnos y alumnas con la finalidad de que se conviertan en competencias adquiridas, que supongan el desempeño práctico concreto de cada una relacionada con las otras tres y, al mismo tiempo, tratadas de manera integrada con el resto de las competencias clave. Estas son las capacidades que he trabajado de manera especial en mi labor de coordinadora de los distintos proyectos, tanto en la formación del profesorado como en el aprendizaje de nuestros estudiantes. La competencia comunicativa, la competencia de aprender a pensar, las competencias investigadoras, la capacidad puesta en práctica de la exposición y la argumentación, y, de manera especial, la capacidad que nos constituye como seres humanos que viven en comunidad: la capacidad de ser una persona humana que se RESPETA a sí misma y que RESPETA a los otros. En el ámbito educativo, en primer lugar, a los compañeros y a las compañeras, al profesor o la profesora, que son sus educadores.

Son las Capacidades 3.0, el grado superior de la interactividad, no solo por el uso de las nuevas tecnologías, que juegan un papel habitual, de marco, en el método, sino sobre todo por su cualidad de promover la interacción como metodología en sí misma, como vía de la investigación, como ágora –plaza pública- necesaria para que la interpretación, la investigación, las distintas posiciones argumentadas se midan con otras buscando el consenso de la comunidad científica.

 

Metodología (Metodología.jpg)

 

Este trabajo presenta una propuesta metodológica de organización y desarrollo práctico de la asignatura de Lengua y Literatura en la Secundaria y el Bachillerato, entendida en conexión directa con otras áreas, especialmente con la Filosofía. Supone el fruto de un proceso de investigación-acción de varios años de docencia y conlleva la posibilidad de aplicarla a todos los ámbitos educativos en donde el desarrollo de las destrezas de la competencia comunicativa y la competencia de aprender a pensar y a argumentar, sean prioritarias (la comprensión de textos –escritos y orales-, la mejora de la expresión escrita, la capacidad de hablar en público para exponer y defender las propias posiciones de manera argumentada). Al mismo tiempo, será un método adecuado para quienes estén convencidos de que la base de una vida en sociedad es el respeto mutuo de los individuos.
El método que presento aquí supone una apuesta por los valores del ser humano, considerados estos como capacidades, potencialidades, posibilidades prácticas, que es necesario despertar, facilitar y desarrollar, hasta que se conviertan en las competencias personales y profesionales necesarias para una adecuada calidad de vida.

Utilizo en el diseño de este método para el desarrollo de las capacidades personales y profesionales en educación dos “guías de autoridad”, que no pertenecen propiamente al ámbito de la Lingüística y la Literatura, pero que favorecen, claramente en mi opinión, el desarrollo y la adquisición efectiva de los criterios de evaluación de la materia de Lengua española y Literatura. Aún más, se trata de dos “guías de autoridad” que se pueden utilizar en cada una de las materias del currículo de Secundaria y de Bachillerato.

A saber,   una versión renovada –contextualizada para la educación en el siglo XXI- del método escolástico, por un lado, y, por otro, la fenomenología del hombre capaz de Paul Ricoeur. Dos guías de autoridad del ámbito de la Filosofía, que ofrecen una valiosa ayuda en la tarea de educar y en el desarrollo de la competencia global de aprender a pensar y a comunicarse, en particular, y en la adquisición de las competencias clave establecidas por la Unión Europea y por nuestra normativa educativa, en general.

Enlaces a las páginas web y blog en donde se recogen algunas de los resultados del Proyecto:

Minerva Semanal

Leer a los clásicos

Blog The Classics News

Blog del Proyecto Leer a los clásicos

Revista Tareas de Educación

 

Stein, E. Estructura de la persona humana. Madrid, BAC, 2007, p. 94.

Compartir en: