Sección

En Portada

Estás en: Inicio > En Portada

6.1.4.- Aprende a estudiar cooperando

 
Imprimir

viernes, 17 de febrero de 2017, 10:34 h.

Tercer premio Antonio Domínguez Ortiz. XXVIII edición



Cerebro Martín

 

 

Mª José Robles Fernández

Orientadora del IES Monterroso. Estepona (Málaga)

 

Guiados por el buen sentido y por una documentación científica más o menos grande, los educadores de nuestros días ensayan métodos y procedimientos. De tiempo en tiempo aparece… el nombre de un nuevo sistema de educación o de un método… Ha llegado, pues, el momento de las adaptaciones en gran escala… Las revistas pedagógicas lanzan a diario orientaciones y consejos; se celebran conferencias; se organizan visitas, se publican libros... Generalmente se admite que el sistema de educación que ha formado las generaciones actuales tiene grandes defectos. Los economistas y los hombres de negocios culpan a la educación corriente de que no da hombres capacitados para las empresas y para el trabajo productivo. Parece como si la enseñanza desviase a los jóvenes hacia un teoricismo inconsciente… Los mismos educadores reconocen que el sistema actual de educación da un rendimiento muy bajo… Con la preocupación de adquirir muchos conocimientos, la escuela… no da técnicas e instrumentos para servirse de ella. Los ejercicios escolares y las actividades… son muy distintas de las de la vida… Y menos mal si se aprendiera realmente a leer, a escribir y a contar. Hay muchos… que habiendo pasado años enteros en la escuela ni siquiera son capaces de utilizar el instrumento de la lectura..Las materias escolares que gustan a los niños, las que se aprenden con facilidad,… son las que se aproximan más al juego o al trabajo creador… La imaginación da muchos recursos.Las adquisiciones relativas a la ciencia y a la profesión han de hacerse colocando a los estudiantes y a los aprendices en actitudes parecidas a las que tuvieron los descubridores… la labor ha de ser de indagación, de reconstrucción,… Se trata, en cierto modo, de presentar “centros de interés” que estimulen a investigar y a documentarse. (J. Mallart Cutó, 1925)


José Mallart y Cutó escribió en 1925 "La Educación Activa", obra que podría ser perfectamente de esta época, en la que  describe carencias del Sistema Educativo y centra su atención en el alumnado... pero que además da soluciones y propuestas. Me pregunto por qué este libro permaneció en el olvido, después de que se editaran más de 4 ediciones. Estoy convencida de que quienes lo escribieron y leyeron cambiaron su escuela, pero no llegó a generalizarse, ¡qué pena! Como dice Freinet “No sigamos acomodados por más tiempo a una escuela que lleva un retraso de cien años por su verborrea, sus manuales, sus manuscritos, el balbuceo de sus lecciones, la recitación de sus resúmenes, la caligrafía de sus modelos.” (Freinet, 1996). Todo ha cambiado ¿Por qué en la educación nos resistimos al cambio y las propuestas innovadoras caen en el olvido? Nos equivocamos al decir que la escuela debe preparar para la vida, como si fuera un ente que vive ajeno a ella. La Escuela debe ser Vida ya que es de los lugares que más vida alberga, vida chispeante, con ilusiones, sueños, sonrisas… Me conformo con inventar la escuela que queremos, que es una escuela adaptada al presente y no anclada en el pasado. A partir de esta escuela podemos visualizar con mayor claridad la escuela del futuro.

 

Estudiar cooperando (IMG_0039.JPG)

 

Debemos escuchar más a los niños, niñas y jóvenes, y en ese afán de saber qué piensan de la Escuela, cómo ven la Escuela del Futuro, encontré que Nadia Marlene Acosta, una alumna de 2º de ESO, lo  tenía muy claro:

La escuela del futuro que a mí me gustaría tendría tantas cosas con las que pudiéramos divertirnos y aprender a la vez. Lo primero que se me viene a la mente al pensar en una escuela del futuro es que en vez de libretas tendríamos tablets, no tendríamos que escribir, los y las profes serían robots, y muchas ideas locas más….Pero lo que de verdad me gustaría es que nos dejaran expresar nuestras ideas libremente, que nos dejaran mostrar nuestros verdaderos talentos, que eligiéramos nuestra propia forma de aprender. No podemos entender y aprender algo por mucho que nos lo repitan, la única forma es que nos lo enseñen de una forma más divertida. Que nos enseñen que en la vida no son todo números, letras, historia….etc., que nos enseñen a ser verdaderas personas, no máquinas que absorben información. Que en la vida podemos aprender cosas no sólo yendo a la escuela, que también las experiencias nos enseñan cosas. Que no veamos a nuestra escuela como una cárcel y a los profesores como personas crueles. Que no nos quiten nuestra ilusión e imaginación, porque desde la infancia nos enseñan que la imaginación no sirve en absoluto y que las cosas hay que tomárselas siempre seriamente y sin diversión. Siempre nos obligan a hacer cosas que en realidad no queremos. A callarnos porque nuestra opinión no tiene importancia. Que nos hagan ver que la vida no es gris, que es un arcoíris de experiencias, buenas, malas divertidas, tristes… no estaría mal enseñarnos a ser personas buenas y respetables. Y que ser diferente no es algo malo, que no tenemos que ser todos iguales y que podemos hacer nuestros propios caminos. Nadia Marlene Meza Acosta  (2º ESO D)

 

Dos (P1016854.JPG)


El mundo cambia a un ritmo veloz. El currículo es cada vez más sofisticado, nuestro alumnado cada vez más diverso y las situaciones de aula cada vez más difíciles. Ha llegado el momento de cambiar nuestra manera de enseñar. En el futuro no sabemos lo que va a pasar ni qué empleos habrá, es por lo que debemos preparar al alumnado para afrontar lo inesperado y poder desenvolverse en un entorno lleno de incertidumbres para afrontar las dificultades y aprovechar las oportunidades. Lo único que sabemos del futuro- explica Ana Sáenz de Miera directora de Ashoka Emprendedores Sociales -es que vamos a seguir trabajando con personas. Por tanto, tendremos que organizarnos, trabajar en equipo, ser líderes, creativos… Sólo así conseguiremos tener en el futuro buenos profesionales, capaces de trabajar en equipo, buenas personas, preocupadas por los problemas sociales

En este cruce de generaciones, coincidimos en soñar con una Escuela Inclusiva y Cooperativa, donde solo con la coordinación de los esfuerzos es posible llegar a la meta  y que resalte el valor humano, mejorando las relaciones entre iguales. No hay estímulo más atractivo para la mayoría del alumnado que sus propios colegas que les aportan seguridad, motivación y estabilidad emocional a la vez que facilitan su identidad; posibilitando el desarrollo de capacidades cognitivas, afectivas o morales.

La realidad con la que nos encontramos se  aleja de esa escuela soñada. El alumnado tiene horarios sobrecargados  y no  tienen tiempo de asimilar sus conocimientos que se acumulan sin consolidar.  A lo que añadimos los deberes y actividades de estudio que realiza por la tarde, fines de semana y periodos vacacionales fuera del horario escolar, lo que está generando síntomas de estrés. Nuestros jóvenes disponen de muchas horas para aprender contenidos que se repiten año tras año. Sin embargo, en general, el profesorado cree que el tiempo destinado al aprendizaje de las diferentes áreas es insuficiente para los diversos y numerosos contenidos que se proponen. Pero lo que es más sorprendente es que la gran mayoría del alumnado termina la ESO  sin  disponer de las herramientas necesarias para desenvolverse en la vida y sin una base cultural sólida. ¿Son los libros de texto los que están generando esta espiral de estrés en el profesorado y el alumnado, con la sensación de que no hay espacio para sus emociones, sentimientos, pasiones…? ¿Hay vida más allá de los estudios? ¿Es posible una escuela creativa, feliz e inteligente? ¿Una escuela que motiva a nuestro  alumnado?

 

cuatro (trabajos_fusion.JPG)

 

Son preguntas clave, cuyas respuestas nos va a permitir diseñar un Plan de Acción acorde con los  intereses del alumnado y que va a permitir que el aprendizaje sea más duradero, mejorando el clima y ambiente de clase. Observando y preguntando a los protagonistas, he podido comprobar que el aprendizaje es más significativo y por tanto motivante, cuando:

  • Se permite interactuar con los compañeros y compañeras de forma cooperativa, donde todas las opiniones cuentan y donde se sienten protagonistas.
  • Se propician oportunidades para desarrollar la curiosidad, la creatividad, estimulando el pensamiento divergente.
  • Se utiliza el juego con retos y desafíos, lo que genera una gran satisfacción al grupo.
  • Se favorece la opcionalidad, donde pueden escoger entre varias actividades, sintiéndolas como suyas. El alumnado debe acostumbrarse a saber que ante un problema determinado puede existir distintos caminos para poder resolverlo.
  • Las emociones están presentes y se tienen en cuenta los sentimientos del alumnado. En ocasiones es bueno que lloremos y saquemos fuera todo lo que tenemos dentro. Aunque después con una dosis de buen humor y risa podemos  disminuir el estrés, la ansiedad, la ira. En nuestro centro disponemos del Rincón de las Emociones calmadas que pueden visitar cuando están tristes o tienen ira.

Existen caminos alternativos que sin ser trazados ni transitados nos pueden permitir encontrar soluciones y mejorar nuestra práctica diaria. El educar y enseñar debe suponer una aventura en la que disfrutar aprendiendo debe ser una premisa. De esta forma, podemos dar rienda suelta a nuevos proyectos e ilusiones que marcarán para siempre a nuestro alumnado para que, como dice Freinet, construyan mañana el mundo de los sueños, en el que todo puede ser posible,. Para ello no podemos adoptar una actitud pasiva, cansada ni dejarnos llevar por el desaliento en la encrucijada de los caminos.

+INFO:  Misiones de Grupo. IES Monterroso

 

Compartir en:

En Portada

 

Nº 954  2018

PREMIOS "FLAMENCO EN EL AULA". Cuarta Edición

 

portada flamenco (PRIMER DIA SEP 2018 (120)-001. retocado 2JPG.JPG)