Sección

En Portada

Estás en: Inicio > En Portada

Entrevista a Mercedes Laguna

 
Imprimir



Mercedes Laguna

 


Mercedes Laguna González es profesora de Lengua y Literatura del IES Pedro Jiménez Montoya de Baza y tutora de la UNED del Grado de Filosofía. A su tarea docente hay que añadir, por un lado, su actividad como investigadora y escritora, que se refleja en sus libros, en sus artículos, en su blog La ínsula creada y en sus páginas webs; por otro, su dedicación a la trasmisión de investigaciones recientes de distintos autores, a través de la edición y dirección de dos revistas digitales, que permiten la divulgación de ideas pedagógicas, filosóficas y literarias. Profundamente preocupada por la formación continua, su investigación actual se centra en la reflexión acerca de cómo conocemos y cómo adquirimos el conocimiento.Su inquietud investigadora se traduce en la coordinación de proyectos como el Proyecto de Lectura y Biblioteca, el Proyecto para la Mejora de la Competencia Comunicativa, promovido por el OAPEE y la Consejería de Educación de Andalucía, el Proyecto Lingüístico de Centro y el Proyecto de Competencias Básicas (COMBAS). Toda esta intensa actividad le ha valido ser reconocida como Premio Nacional de Buenas prácticas en las Bibliotecas Escolares por el Ministerio de Educación en 2007 y como Premio Giner de los Ríos a la mejora de la calidad educativa en 2011.

 

¿Cómo descubrió que quería ser profesora de Lengua castellana y Literatura?

Fue el verano en el que tenía que tomar la decisión sobre mis estudios universitarios. Quería estudiar Magisterio, pero me atrajo con fuerza la Literatura. Había tenido una profesora de Literatura excelente, de las que dejan huella. Aún recuerdo, como si fuera hoy mismo, su voz al recitar y comentar el poema de Pedro Salinas “Qué alegría vivir / sintiéndose vivido”. Los cuantificadores, los valores de “se”, los predicativos entretejidos como una gramática textual y pragmática “avant la lettre”, tratados armónicamente en un tejido comunicativo, que me sumergió en las imágenes visionarias de los poetas del 27, cómo me habían movido la conciencia crítica sus interpretaciones de los textos noventayochistas.

¿Qué le hizo pasar de la literatura a la filosofía?

La necesidad de profundizar en las técnicas narrativas, por un lado; por otro, la urgencia de interdisciplinariedad entre las distintas materias, entre los distintos ámbitos del conocimiento y la creatividad. Traducido en filósofos, Paul Ricoeur y María Zambrano. El primero me hizo repensar los elementos de la narración, especialmente el tiempo. (Somos nuestra propia auto-narración, que se hace a través del tiempo, decía Ricoeur.) De María Zambrano, me impactó su hallazgo genial de la razón poética: la razón transida de subjetividad auténtica (la que se abre a lo universal) y de los componentes de la vida afectiva y emocional.

Destaque algún rasgo o algún momento de su experiencia docente.

A diario, cada vez que un alumno, o una alumna, abre los ojos y comprende un poco mejor los textos y la vida, cuando   comienza a hablar y exponer, con un discurso formal, el tema  propuesto a su auditorio, y logra despertar su interés y mantener su atención. Cuando mis alumnos de 4º de ESO logran captar el sentido y la utilidad de los tipos de argumentos, de las técnicas narrativas, y saben, a su nivel ingenuo pero intrépido, deslavazado, a veces, pero profundo casi siempre, comentar fragmentos de las novelas, obras de teatro y poemas que leemos. Lo mismo me ocurre con los de 1º y 2º de Bachillerato, pero en este caso, la actitud crítica y la apertura al mundo toman unos contornos tan precisos que casi los ves ahora emprender su vuelo de futuro. Pero el punto más destacado de mi experiencia docente fue la concesión del Premio Nacional Giner de los Ríos a la calidad educativa, el galardón de mayor prestigio en España en el ámbito de la enseñanza no universitaria, y supone para mí un acicate constante, parafraseando a Unamuno –y aplicado a una cuestión distinta- “hagamos con nuestro quehacer diario que esta valoración sobre la práctica docente no falte a la verdad”. Todo un reto.

 

M. Laguna 4 (organizando_lecturas.bmp)

 

¿Qué cambios destacaría de los que ha vivido en los últimos años dentro del aula?

Muchos investigadores y pedagogos afirman que, en educación, la incorporación de las competencias básicas supone un giro copernicano. Es cierto en muchos sentidos, pero yo quisiera subrayar que, a pesar del cambio de paradigma, en la enseñanza lo que pervive, lo que no cambia ni puede cambiar es una actitud fundamental, base de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje: lo que permanece como condición sine qua non es la actitud triple del docente que mira a su alumno como un ser en desarrollo: querer transmitir lo aprendido, seguir aprendiendo constantemente técnicas y contenidos y, en especial, ser acompañante en el proceso de descubrimiento por parte del estudiante. Dentro del nuevo paradigma, incluida en esta actitud tres veces activa, quiero destacar la necesidad de crear contextos de aprendizaje: planteo la utilización de las bibliotecas escolares, en todas sus facetas y “texturas”, como un lugar privilegiado (que se abre al lugar de la clase y tiene sedes en todos los ordenadores) para aprender e investigar, para crear y aprender a ser críticos.

Ya que ha mencionado las competencias básicas, aprovecho para preguntarle por el lugar que deben ocupar dentro de la formación permanente.

Considero, por un lado, que las competencias clave son el principio activo del proceso de enseñanza-aprendizaje, la energía que lo pone en marcha, siempre que supongan un replanteamiento periódico de la metodología utilizada y tengan presente el papel del alumno que aprende y el papel del docente en ese proceso, (también a través de una actualización mental y práctica casi continua). A su vez, estas competencias clave cuentan con un componente esencial que las torna eficaces: se trata del proceso que va de la comprensión de textos a la creación de textos propios, y, a partir de ahí, a la comunicación con los otros (desde los cercanos hasta los que forman toda la comunidad científica de un campo del saber). En ese proceso, el punto intermedio es la investigación, con la búsqueda de información, el procesamiento de datos, el análisis y la síntesis. También se puede leer sobre este tema en “La investigación: el eje motivador de un currículo integrado”, en el número 59 de la Revista Textos.

Desde su perspectiva profesional docente, ¿qué papel han representado los CEP en los cambios que se han producido en las aulas en la última década?

Han jugado un papel decisivo. Sin los CEP no habríamos podido salir de la urgencia de la inmediatez, hubiéramos perdido la perspectiva. Nos han educado pedagógicamente y nos han ofrecido armas para pensar y para actuar. Han tenido los medios y han supuesto la oportunidad. De todas maneras, considero que aún, tienen que recorrer caminos de mejora, como todos. La organización, el diseño de los planes anuales y la evaluación misma de su funcionamiento han conducido ya a mejoras constatables, como son todas las relacionadas con la formación en centros.

Entre las diversas posibilidades formativas que se ofertan desde los CEP, ¿cuál considera más adecuada para lograr un óptimo resultado?

Considero que la formación en centros es la fórmula adecuada para renovarse de la manera que requieren los alumnos y las circunstancias de un centro concreto. También es la forma de aprender la gran lección del trabajo colaborativo, que ha de ser continuo y que debería estar presente en el funcionamiento habitual de los equipos docentes, a todos los niveles. Por otra parte, destaco los grupos de trabajo de carácter disciplinar o interdisciplinar en los que participan distintos centros, para trabajar en torno a una temática o un punto susceptible de mejora, a través de la incorporación de técnicas innovadoras. Y, en tercer lugar, la formación on-line: a pesar del abanico amplio que supone la oferta existente, podría mejorar. Considero que es el futuro y que ha de perfeccionarse, partiendo de las necesidades y de las posibilidades reales de los docentes y aprovechando las “energías” humanas que existen en la comunidad autónoma y que podrían aprovecharse en beneficio de todos.

 

M. Laguna 3 (ML_1.jpg)

 

Como coordinadora de actividades de autoformación en su centro, ¿qué cree que aporta este tipo de formación al profesorado? ¿Y qué cree que habría que incorporar a su diseño?

Como he dicho, potencian la innovación, el trabajo interdisciplinar, ayudan a contextualizar lo aprendido y a aplicar las medidas concretas que se necesitan en un centro. Añado, además, que constituye una herramienta imprescindible el uso de la plataforma COLABORA, como lugar de encuentro, de participación, de puesta en común de materiales, de inicio del trabajo en equipo y colaborativo del que hablábamos antes. Ayuda a la investigación en la acción, que es el reto y la motivación de la formación continua. Y habría que incorporar a su diseño, en sintonía con la organización y funcionamiento de los centros, la posibilidad real de un horario flexible para los tiempos de las reuniones, más racional, que revierta en la mejora de la calidad profesional de los docentes.

Haciéndonos eco de su labor en el IES Pedro Jiménez Montoya, y deteniéndonos en su experiencia como coordinadora de distintos planes y proyectos, ¿qué importancia tiene la participación de los centros en los diversos Planes y Programas autonómicos, nacionales e internacionales?

He sido coordinadora de distintos Planes y Proyectos de la Consejería, del Ministerio de Educación y del Organismo Europeo de Programas internacionales desde 2006 hasta el curso pasado. Ha supuesto para mí una oportunidad y un privilegio, que he intentado aprovechar lo mejor posible, para mi formación personal y especialmente para lo que se denomina en el ámbito de la formación del profesorado la “formación en cascada”: transmitir a los compañeros lo aprendido y contextualizar en el centro las directrices y las líneas de actuación que nos ofrecían los formadores de los Planes y Proyectos.

En el IES P. Jiménez Montoya la participación en estas actuaciones formativas autonómicas, nacionales e internacionales ha supuesto realmente una plataforma de lanzamiento y un impulso continuo en la elaboración y puesta en marcha de proyectos de mejora y del aggiornamiento del centro. Ha sido un camino largo, nos ha costado ponernos de acuerdo y encontrar algunas vías, pero estoy convencida de que hemos conseguido logros difíciles y metas clave para la educación, como la centralidad de las competencias básicas y su imbricada relación con los criterios e indicadores de evaluación. Recuerdo a todas mis compañeras y compañeros a los que he coordinado, y que han trabajado de firme y con ilusión en los distintos Proyectos a lo largo de los cursos. El resultado final (uno de los resultados) de este trabajo aparece publicado por el Ministerio de Educación en el Portfolio final del Proyecto COMBAS en el P. Jiménez Montoya. Paradójicamente, este curso estoy en el banquillo, y solo coordino a los padres y a los alumnos de mi tutoría y a los estudiantes de mis cursos. Trabajo de campo en estado puro.

 

M. Laguna 1 (DSC_0058.JPG)

 

Ya hemos mencionado la relevancia que para usted tienen las nuevas Tecnologías de la Información, ¿qué cree que estas Tecnologías de la Información han aportado a la formación del profesorado? ¿Extraemos toda la potencialidad a las TIC en nuestra práctica de aula?

La identidad virtual tiene unos contornos diferentes a la identidad real, pero existe, podríamos decir de manera independiente de los seres reales. Posee características propias y nos da a conocer en unos lugares y en unos tiempos distintos a los que nos movemos normalmente, pero inmensamente más amplios y efectivos. Toda esta entrevista, en su formato escrito es un texto digital, y, además, un HIPERTEXTO, porque enlaza con otros textos, que se pueden abrir como ventanas iluminadoras del contenido. El rendimiento educativo y formativo de las ventanas del mundo digital es enorme; me refiero a las preparadas con rigor. Para dar visibilidad al trabajo elaborado por los compañeros y compañeras de los Proyectos, para animar a los alumnos, para poner en valor nuestras buenas prácticas he diseñado y editado durante los últimos años varias páginas webs: Minerva Semanal, Mejora de la Competencia comunicativa, Proyecto Lingüístico de centro, Proyecto para la Consolidación de las Competencias Básicas. Este curso no tengo tiempo efectivo para mantenerlas y editarlas, porque me encargo de otras funciones en el centro, como he dicho antes. Sin embargo, sí que llevo para cada uno de mis cursos una web interactiva en donde los alumnos pueden acudir para descargar la información (desde las pizarras de clase hasta los documentos complementarios) y para poner en común sus tareas elaboradas, de tal manera que el trabajo de unos sirva de modelo práctico a otros. El trabajo en grupos pequeños, la comunicación entre cursos diferentes, la tutoría entre iguales, y otros métodos de aprendizaje funcionan bastante bien en estos espacios de comunicación en red, que tienen un acceso restringido.

¿Qué considera que aporta al profesorado su participación en redes profesionales?

Son fundamentales, en mi opinión. Son el camino adecuado a nuestra época. Imprescindibles. La consecuencia directa de las posibilidades y la centralidad del mundo digital en este siglo XXI en el andamos sumergidos. Suponen la posibilidad real de trabajar al ritmo de cada uno, de optimizar el poco tiempo que tenemos, de trabajar en equipo, por lo menos, aprender a trabajar de manera colaborativa. A mí, personalmente, me resulta sencillo y motivador, altamente eficaz coordinar a profesores y alumnado a través de redes profesionales y redes de aprendizaje.  Facilitar documentos, crear modelos y evaluar. Constituyen una herramienta potente, que hay que conocer primero y frecuentar después.

 

M. Laguna 5 (Premio.jpg)

 

Para concluir, quisiéramos conocer su opinión acerca de la importancia de la formación permanente en la vida personal y profesional de un docente.

Es necesario estar a la altura de los tiempos y saber adaptarse convenientemente a las circunstancias. Reciclarse. Seguir aprendiendo a lo largo de la vida. La mejora más urgente que necesita el sistema formativo, desde mi experiencia, es, en primer lugar,  la coordinación entre los CEP y los centros (desde el nivel local al autonómico), y, en segundo lugar -aún más importante- urge modificar los aspectos de parte de la normativa que no ayudan a que mejore nuestra calidad de vida y nuestras competencias profesionales (aunque a veces no es cuestión de normativa, sino de práctica aceptada). Es preciso, ante todo, tener en cuenta el factor humano como un valor que hay que proteger; se trata de la buena gestión de los recursos humanos. Para potenciar la necesaria formación no basta, en mi opinión, con otorgar unos puntos que se suman en el concurso de traslados. No me formo solo porque quiero trasladarme de ciudad. Me preparo, estudio, investigo, trabajo en equipo, renuevo mi metodología porque ante todo quiero ser un buen profesional, quiero formar y educar a mis alumnos; para mantener esta actitud hace falta MOTIVACIÓN por parte de los órganos gestores de la actividad formativa, una motivación que se traduzca en puntos activos en la profesión: en la elección de asignaturas, en la adjudicación de tutorías, en el acceso a cargos específicos, etc. Sería preciso implantar un sistema de valoración de méritos. En este aspecto tendríamos que aprender de otras organizaciones. Confundimos, a veces, la igualdad de oportunidades con el igualitarismo. El esfuerzo continuado, diario, abnegado, que exige la formación continua se ha de ver recompensado, porque de lo contrario, pondremos más ladrillos para construir una sociedad en la que lo rápido, lo superficial, aquello que se hace sin interés cuenta en la práctica igual que el trabajo bien hecho. Se resienten entonces la participación en actividades formativas y la calidad de la enseñanza, en consecuencia. También los valores que fundamentan la vida social.
 

Compartir en:

En Portada

 

Nº 954  2018

PREMIOS "FLAMENCO EN EL AULA". Cuarta Edición

 

portada flamenco (PRIMER DIA SEP 2018 (120)-001. retocado 2JPG.JPG)