Sección

En Portada

Estás en: Inicio > En Portada

Grupos Interactivos en el CEIP Adriano del Valle

 
Imprimir



Grupos Interactivos

 

 

Candelaria Peña Díaz
Jefa de Estudios CEIP Adriano del Valle

 

Hoy es lunes, primer día del conserje en el colegio. “Perdone,....(dirigiéndose a un miembro del equipo directivo) hay unas madres en la puerta que dicen que quieren entrar ahora, a las nueve, en el colegio, yo ya les he dicho que a esta hora no se puede, pero ellas insisten en que sí pueden,  “¿hoy les toca grupo interactivo.....?” y ante la sorpresa del recién inaugurado portero, la respuesta es: Sí, en este colegio,  sí se puede, aquí las puertas están abiertas a todas las familias, Cuando pase el momento de la entrada, le explico que nuestra escuela es una “COMUNIDAD DE APRENDIZAJE” y que no sólo debe abrir la puerta a las 9:00 sino que durante toda la jornada llegarán familias, estudiantes universitarios, profesores jubilados,..... que vienen a ayudar a los niños y a las niñas a conseguir el éxito escolar.

Le advierto, me refiero al nuevo portero, que también vendrá al colegio una profesora brasileña que va a estar un trimestre en Sevilla y que quiere conocer el funcionamiento de una Comunidad de Aprendizaje, y una estudiante americana que está ayudando en las clases de inglés, todo un lujo, una profesora nativa en nuestro colegio, como en las escuelas de idiomas. La semana pasada nos visitó un grupo de profesionales de la UTS de otro barrio de la ciudad, querían conocer “in situ” el funcionamiento de los grupos interactivos  y las tertulias dialógicas  y la próxima semana vendrá un profesor peruano a conocer, entre otros aspectos, cómo se gestiona la convivencia y la participación democrática.

Hoy también han llamado de un CEP solicitándonos participar como ponentes en una acción formativa  y no sólo nos piden que vaya una maestra  sino que también quieren que familiares compartan sus experiencias de participación, qué ha significado para ellos  y para sus hijos e hijas pertenecer a una Comunidad de Aprendizaje. ¡Qué importantes son nuestros papás y nuestras mamás! Piensan los niños.

En  el curso 2006-2007 el CEIP Adriano del Valle  inició la transformación en COMUNIDAD DE APRENDIZAJE, desde entonces no hemos dejado de crecer juntos, de transformar todas las dificultades del día a día en retos para mejorar y  ofrecer a nuestro alumnado, a sus familias y al barrio en general la mejor escuela con la que puedan soñar. Para conseguirlo hemos puesto en práctica todas las actuaciones de éxito que propone la comunidad científica internacional, en concreto las que se proponen desde CREA (Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades de la Universidad de Barcelona): el refuerzo educativo inclusivo, los agrupamientos heterogéneos, los grupos interactivos, las tertulias dialógicas, la biblioteca tutorizada, las comisiones mixtas, y,  sobretodo la participación de las familias y la comunidad en la escuela.

 

TERTULIA (tertulia_infantil.JPG)

 

El proyecto de investigación INCLUD-ED (Estrategias para la inclusión y la cohesión social en Europa desde la educación 2006-2011) ha identificado cuáles son  las acciones concretas que contribuyen a favorecer el éxito en la educación y la inclusión social a lo largo de las distintas etapas de la enseñanza obligatoria y todas ellas coinciden con las que se proponen desde las Comunidades de Aprendizaje. Es por eso que nuestra comunidad educativa ha continuado apostando año tras año por este modelo de escuela inclusiva que no busca la adaptación al contexto, sino transformarlo para que el éxito educativo esté al alcance de todos y todas, el mismo éxito que todo el profesorado desea para sus hijos e hijas.

Tanto el refuerzo educativo inclusivo como el agrupamiento heterogéneo del alumnado son prácticas educativas implementadas en muchas escuelas por lo que aquí no voy a ocuparme de ellas, aunque debo dejar claro que cuanto más coherentes sean las actuaciones educativas que se implementen en el centro , mejores serán los resultados obtenidos , no podemos tener grupos interactivos de 9:00 a 10:00 y de 10:00 a 11:00 sacar alumnado del aula y trabajar individualmente o agruparlos de manera homogénea en los llamados agrupamientos flexibles.  Pero sí trataré de aclarar  qué son  los grupos interactivos y  cómo funciona una tertulia literaria dialógica. 

Los grupos interactivos son  una  estrategia de atención a la diversidad en el aula que  concentra las ideas fundamentales de una  Comunidad de Aprendizaje: aceleración de los aprendizajes, pedagogía de máximos, currículum del éxito, escuela inclusiva y aprendizaje dialógico. Durante el tiempo que el alumnado trabaja en G. I.  se introducen en el aula todas las interacciones posibles con el fin de que los escolares alcancen la educación de calidad que necesitan para afrontar con garantías de éxito su incorporación como adultos a una  sociedad de la información que concede al trabajo en red una  importancia vital.

 

Grupos Interactivos (familias_G.I..JPG)

 

El trabajo en G.I. potencia  las interacciones entre el alumnado  y adultos con distintos perfiles (profesorado, familiares y voluntariado) y establecen una nueva estrategia docente en la que pequeños grupos  trabajan simultáneamente actividades distintas y van rotando a lo largo de la sesión  acompañados por una persona adulta. De este modo se crea un nuevo espacio de trabajo orientado a la aceleración del aprendizaje dialógico y cooperativo que permite un seguimiento individualizado y grupal. Son  una práctica educativa igualitaria en la que nadie es excluido ni segregado, al mismo tiempo que una práctica educativa de éxito tanto en la superación del fracaso escolar como de los problemas de convivencia pues se potencia la solidaridad entre el alumnado.

En los G.I., cada niña y cada niño de un grupo consideran un objetivo propio el éxito en el aprendizaje de todos los demás de su grupo, en el que hay gente de diversas condiciones dispuesta a ayudarles y en el que el alumnado y familias van  progresivamente adhiriéndose al proyecto comunitario de aprendizaje. Los alumnos  trabajan más, avanzan más en sus aprendizajes, aprenden mejor y se entusiasman más por los aprendizajes que realizan y  ello sin rebajar el nivel de exigencia ni las expectativas de que todos puedan alcanzarlo. En los G.I. las aulas se abren  a la comunidad y es cuando realmente la comunidad se convierte en una Comunidad de Aprendizaje.

Para organizar el aula en G. I. es necesario distribuir al alumnado de dicha aula en tres o cuatro equipos de cinco o seis personas . Se trata de grupos heterogéneos en  cuanto a sexo, nivel de aprendizaje o de competencia curricular, origen étnico, social y/o cultural, y también en otras variables posibles (p.e. personas con y sin discapacidad). Las  tareas deben ser cortas, normalmente entre 15 y 20 minutos de duración para que puedan mantener un nivel alto de atención y motivación.

Cada G. I. trabaja bajo la tutela de una persona (voluntariado) que dinamiza el trabajo del alumnado en torno a una actividad concreta (cada voluntario/a se ocupa de una actividad y va pasando con ella por todos los grupos). El  papel del voluntariado es el de estimular y facilitar la interacción y las relaciones de ayuda y colaboración, así como aportar nuevos puntos de vista al grupo en relación con la tarea que está realizando. Cada persona voluntaria se responsabiliza de una tarea que realiza con todos los grupos que hay en el aula. Hay tantas tareas como equipos de manera que  al final de la sesión todos los equipos han realizado todas las tareas y han interactuado entre ellos y con todos los adultos presentes en el aula. El papel del profesorado es el de diseñar las actividades, marcar los tiempos de la rotación,  coordinar el trabajo de todos los grupos y proporcionar el apoyo necesario.

En nuestra escuela se trabaja en grupo interactivo en todos los niveles, desde  Infantil de 3 años hasta el último curso de Primaria. El número de horas que se dedica a esta actividad es como mínimo de 2 horas semanales y el máximo no está determinado, está en función de número  de voluntarios del que dispongamos.

La incorporación al aula de personas con perfiles muy heterogéneos (otro profesorado, personal no docente,  familiares, estudiantes universitarios o de niveles superiores, otras personas de la comunidad,...) amplia las posibilidades de interacción del alumnado tal y como proponen las teorías educativas actuales sobre el aprendizaje que sostienen que el alumnado cuando más aprende es cuando interactúa con una gran variedad de agentes educativos durante las actividades de aprendizaje (aprendizaje dialógico).

 

tertulia 2 (tertulia_adultos.JPG)

 

Claro que para organizar la entrada en el aula de todas estas personas es necesaria la implicación de un profesorado dispuesto a trabajar por una educación de calidad y que ponga en práctica las últimas evidencias científicas en materia educativa, igual que hace cualquier  profesional de cualquier otro ámbito. Y ahora, la pregunta del millón ¿cómo conseguimos convencer al profesorado que llega nuevo al centro y desconoce el funcionamiento de esta escuela “diferente” como dice una de nuestras voluntarias de este curso?. Tratamos de contagiar el entusiasmo, de mostrar los buenos resultados, de tutorizarlos en sus primeras experiencias, de hacerles sentir parte importante e imprescindible de nuestra apuesta, de tener altas expectativas tanto para nuestros niños y niñas como para sus familias, y de ofrecerles la posibilidad de formarse conociendo las bases teóricas de un  proyecto,  que no está fundamentado en ocurrencias sino en evidencias científicas. 

¡Qué locura esa primera semana  de grupos interactivos en la que hay que acompañar a todos los voluntarios  y voluntarias a sus respectivas clases! Después ya todo va sobre ruedas, aunque durante todo el curso estemos recibiendo llamadas o correos electrónicos de personas interesadas en nuestra experiencia  para conocerla, para ofrecerse como voluntarios  o para investigar si realmente se consigue el éxito que buscamos.

Las visitas que distintas personas desde ámbitos diferentes realizan al centro producen en nuestro alumnado un sentimiento de satisfacción , de ser importante, de creer que lo estamos haciendo bien que también favorecen su aprendizaje, por eso, son capaces de decirle al Director General de Participación y Equidad de la Consejería de Educación qué quiere saber de nosotros, ellos se lo pueden explicar, hace siete años que hacen grupos interactivos, son unos auténticos expertos.

La tertulia literaria dialógica es otra de las actuaciones implementadas en las Comunidades de Aprendizaje.  Supone el aumento y la diversificación de interacciones en  torno a las actividades de lectura y  debate de textos, en la lectura dialógica se producen gran cantidad de interacciones lectoras entre el alumnado,  el profesorado y otros adultos posibles como son sus familiares o el voluntariado participante en actividades de lectura.  Se trata de crear un ambiente en el que prima la validez de los argumentos en lugar de las pretensiones de poder de las y los participantes.

Se decide una obra literaria, se realiza la lectura en casa de las páginas que se hayan acordado con anterioridad al espacio de tertulia y, una vez allí, una persona participante expone un párrafo que ha llamado la atención y reflexiona sobre el mismo. Posteriormente, se abre un turno de palabras donde el resto de participantes opina o elabora su idea basándose en las interpretaciones realizadas previamente, construyendo así de forma dialógica un nuevo sentido a la lectura. La persona moderadora tiene la función de favorecer la participación igualitaria de todos los tertulianos.

En nuestro centro se realizan tertulias en todos los niveles educativos: en Infantil  la participación de las familias juega un papel fundamental en la lectura previa de los libros a los pequeños  y en la posterior tertulia. En  Primaria,  la lectura de los libros se realiza en la clase en una de la sesiones de lectura semanales y  participa el profesorado  y  el  alumnado. Las tertulias de adultos se realizan  mensualmente en horario no lectivo y participan de manera voluntaria profesorado, familiares y voluntariado.

Las miradas de complicidad de Lucía, de Achraf,  de Manuel o de Ana el día que les entrego el libro que van a leer sus madres para  la tertulia nos muestran la importancia que los niños y las niñas dan a que sus familias participen en la escuela, sus madres se convierten en referentes muy positivos. Las familias participan en un plano de igualdad, ellos lo saben y no sólo a nivel cognitivo, sino también a nivel  emocional se están  beneficiando.  Lo mismo ocurre con las reuniones de las comisiones, no hay nada mejor para un niño o niña que tener la información de primera mano de lo que se ha decidido en la comisión mixta en la que participa su familiar.

 

Infantil (Reyes-G.I..JPG)
 

Y esto es lo que ha ido sucediendo año tras año en nuestro colegio,  y ahora sería  muy difícil volver atrás, nuestras familias y nuestro alumnado no entenderían que las puertas  volvieran a cerrarse, han experimentado que los sueños pueden cumplirse , que una escuela mejor es posible, ahora pueden estar orgullosos del colegio de su barrio. Y aunque nos queden muchos sueños por cumplir, las evidencias demuestran que nuestro alumnado ha mejorado sus resultados académicos, que el clima de convivencia  también ha mejorado y sobre todo que las familias valoran muchísimo más la labor del profesorado porque tienen la oportunidad de compartirla diariamente en el aula, en los grupos interactivos, en las tertulias, en la biblioteca, en los talleres para familias, en  las comisiones de trabajo,....

La vida cotidiana de una Comunidad de Aprendizaje es algo estresante, es cierto, pero al mismo tiempo gratificante, un orgullo para toda la comunidad,  para el profesorado del centro que ve reconocido su esfuerzo en la apuesta por una escuela inclusiva y transformadora;  para las  familias que creyeron en el proyecto del centro y decidieron confiarnos la educación de sus hijos e hijas, para el voluntariado que nos ayuda y se siente participe del éxito y para nuestros niños y niñas, nuestros principales protagonistas.

Y nuestro portero,.... ya no se extraña, ya también puede explicar como es la Comunidad de Aprendizaje del CEIP Adriano del Valle.
    

Compartir en:

En Portada

 

Nº 955  2018

PREMIOS BUENAS PRÁCTICAS EN BIBLIOTECAS ESCOLARES Y FOMENTO DE LA LECTURA

 

Premios