Sección

En Portada

Estás en: Inicio > En Portada

Introducción

 
Imprimir

 

 


Han pasado diez años desde que, a raíz del Decreto 72/2003, de 18 de marzo, de Medidas de Impulso de la Sociedad del Conocimiento en Andalucía, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se incorporaron de manera más decisiva en los centros educativos a través de las convocatorias de centros TIC (de práctica docente) y DIG (de gestión escolar). Una década después, en algunos centros estas tecnologías se han convertido en TAC (Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento) y el profesorado más innovador ya está trabajando para que se conviertan, según terminología acuñada por Dolors Reig, en  TEP (Tecnologías del Empoderamiento y la Participación). Pero para llegar hasta aquí,  Andalucía ha venido realizando en las últimas tres décadas una apuesta decidida para estar a la vanguardia en el desarrollo tecnológico y participar activamente en la construcción de una Sociedad del Conocimiento sin exclusiones.

Así, en el ámbito educativo, las primeras actuaciones de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para la incorporación de las TIC a la enseñanza se remontan al “Plan Alhambra”, en mayo de 1985, que establece algunos principios para la enseñanza de la informática en los centros educativos.

Posteriormente, con el “Plan Zahara XXI” no solo se atiende la dotación de medios y recursos a los centros, sino que se extiende a la formación del profesorado.

Es a partir de 1996, con el “Plan Averroes”, cuando se crea una red de centros que usan Internet como herramienta de formación, información y comunicación. Además de contar con la presencia física de los ordenadores, se realiza un gran esfuerzo para producir materiales educativos, publicaciones impresas y digitales para formar al profesorado y al alumnado en el uso de Internet y se potencia la ejecución de  páginas web de los centros.

Pero el gran salto se produce a partir de 2003,  cuando con el Decreto 72/2003 se plantea el objetivo de poner las nuevas tecnologías al servicio de toda la ciudadanía andaluza para lograr una mayor calidad de vida y equilibrio social y territorial.  Y esto se concreta en el ámbito educativo en el Plan “And@red”, con el que la Consejería de Educación facilita el acceso de las TIC a toda la comunidad educativa andaluza a través de diversas medidas como son: el equipamiento y la conexión de los centros docentes públicos, la dotación de materiales educativos en soporte informático basados preferentemente en software libre, la formación para el uso de las tecnologías de la información y comunicación en la práctica docente, y la creación de centros docentes digitales que ofrecen servicios integrales de atención a padres y madres y al resto de la comunidad educativa a través de Internet.

Su principal aportación consiste en determinar que la incorporación de las TIC en los procesos educativos debe sustentarse sobre un proyecto educativo innovador, que promueva su integración en el Proyecto de Centro y que favorezca el desarrollo de una práctica docente potenciadora de cambios educativos, en los que la utilización de la tecnología se supedite a su carácter pedagógico.
Con estas premisas, desde 2003 a 2009, se suceden varias convocatorias para Centros TIC de práctica docente y de gestión escolar que conforman una red de centros TIC con avanzadas infraestructuras y dotaciones tecnológicas.

Los equipamientos se completan con la creación del Centro de Gestión Avanzado (CGA) que se encarga del mantenimiento de los servidores de los centros y de la implementación del software necesario bajo el sistema operativo GuadalinexEdu. 

Así pues,  Andalucía ya cuenta con una gran infraestructura y trayectoria en el uso educativo de las TIC, cuando en el curso 2009/2010  suscribe el convenio de colaboración con el Ministerio de Educación para la aplicación del proyecto Escuela 2.0, denominado Escuela TIC 2.0 en Andalucía. Este plan se completa en tres cursos escolares con la dotación de un ultraportátil por alumno o alumna de 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de Secundaria, la instalación de Aulas Digitales (pizarras digitales interactivas, conexión a Internet, ordenador de sobremesa para uso del profesorado, wifi, ...) en las aulas y un programa específico de formación para el profesorado. Además, se sigue apostando  por el software libre, se elaboran contenidos para la  “mochila digital” que contiene recursos multimedia para su uso didáctico  y el profesorado participa mayoritariamente en cursos de formación. Con la Escuela TIC 2.0, el ordenador portátil se convierte en una herramienta para la enseñanza que va más allá de las aulas, vinculando a alumnado, profesorado y familias.

Los siguientes artículos hablan de todo esto. Constituyen un recorrido de lo que, en mayor o menor grado, ha supuesto la integración de las TIC en los centros educativos andaluces desde la publicación del Decreto 72/2003. Se comienza con un  repaso de lo que han sido estos diez años trabajando en los centros con las TIC. Si bien en la Línea del tiempo podremos ver el comienzo de esa andadura con el Plan Alhambra, en las TIC en cifras encontraremos su influencia en el funcionamiento general del centro, en la práctica docente, en la adquisición de las competencias básicas o en la utilización de diferentes plataformas y herramientas educativas. Los aspectos  positivos o los que pueden mejorar en relación a los procesos de enseñanza aprendizaje con el uso de las TIC y las repercusiones metodológicas se verán reflejadas en los comentarios que pone el profesorado en la cumplimentación de las Memorias Escuela TIC.

El imprescindible acompañamiento del CGA a los centros educativos en el uso de las TIC, su trabajo de gestión, administración y mantenimiento de la mayor red educativa basada en Software Libre que existe en la actualidad, quedan patentes en 10 años de CGA.

También se hace un repaso por las comunidades, plataformas y repositorios que sirven de apoyo a profesorado, alumnado y familias. La comunidad educativa cuenta su experiencia, con sus luces y sus sombras, a través de este decenio.

En este recorrido opinan voces de la universidad que  nos acompañaron en el camino y nos dan pistas  en los Artículos de opinión acerca de las nuevas miradas sobre las TIC en la docencia.
No podría faltar la visión en Entrevistas de la primera y única coordinadora en el primer año de la red de centros And@red, así como del promotor de la plataforma Proyéctate.

Con este monográfico, al mirar hacia atrás, en la revisión de estos diez años, en los que las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) se han reconocido como potentes herramientas para la práctica educativa, vemos que, una vez integradas en el proceso de enseñanza-aprendizaje y de hacerse “transparentes” para gran parte de alumnado y profesorado, las TIC están contribuyendo a emprender metodologías innovadoras, convirtiéndose en Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento (TAC).

El siguiente paso es que sirvan para fomentar el empoderamiento y la participación (TEP) del alumnado, para que este sepa construir conocimientos de manera colaborativa y se constituya como ciudadanía  autónoma y crítica en la sociedad que le ha tocado vivir.

Compartir en: