Sección

En Portada

Estás en: Inicio > En Portada

2.3. La Danza Estilizada

 
Imprimir

martes, 21 de octubre de 2014, 13:38 h.

 

 

Alida Cazorla Montoya.Secretaria del Conservatorio
Mª del Carmen Delgado Gonzalez. Directora
Alberto Martínez Martín. Jefe de Estudios

Conservatorio Profesional de Danza Kina Jiménez de Almería.

 

En la actualidad, entendemos por “Danza Estilizada”, siguiendo la definición que dio en su día la eximia intérprete Mariemm, “la libre composición de pasos y de coreografías basadas en bailes populares, en el flamenco y en la Escuela Bolera 1 ”.

Así, a través de la Danza Estilizada, los coreógrafos y maestros tienen plena libertad para la creación de sus propuestas coreográficas sin la carga que supone la revisión de un repertorio ortodoxo. Si en otros estilos, como la Escuela Bolera o la Danza Clásica, disponemos de un vasto repertorio a cuidar y mostrar, en el caso de la Danza Estilizada tradicionalmente se ha carecido de un repertorio como tal salvo piezas que, con el devenir de los años, se han ido considerando repertorio gracias al buenhacer de los grandes maestros, como es el caso de la anteriormente citada Mariemma, José Antonio o Antonio Ruiz Soler, entre otros.

Su origen lo encontramos en la derivación a danza teatral de las diferentes manifestaciones de la danza española (Folclore2, Flamenco y Escuela Bolera). Este proceso tiene lugar, de forma paralela, a la corriente musical colorista (Nacionalismo Musical Español), a finales del siglo XIX y principios del nuevo siglo. Y es que se produjo un interés muy notable por la creación de obras musicales para la danza, no solo en nuestro territorio, ya que a la par, músicos europeos como Ravel o Chabrier ya habían tratado obras con un claro aire españolizante. Esta fascinación por lo español trasciende, no solamente al mundo de la danza y la música, sino a otras artes como la pintura y la literatura. Era frecuente que, bajo un proyecto teatral, se conformase una estela de grandes creadores que aportaran su técnica en pro del espectáculo. Tal es el caso de artistas como Picasso, García Lorca, Rafael Alberti o Mariano Andreu.

 

Danza estilizada 3 (yerma-4.jpg)

 

La primera obra coreográfica que podemos considerar plenamente Danza Estilizada fue  El Amor Brujo3, genial obra del maestro Manuel de Falla, actuando como figura principal la bailaora Pastora Imperio. Esta primera versión pareció pasar inadvertida para la crítica. Con posterioridad otras coreografía haría de El Amor Brujo la pieza indispensable en el repertorio de la danza Española. Así, en 1915 llega la primera orquestación formal de ritmos flamencos llevados al teatro con El Amor Brujo bajo la tutela de Diaghilev. El gran empresario daría a conocer por el mundo la genial obra así como una de las figuras más importantes de la danza nacional…Antonia Mercé “La Argentina”. Tal fue el binomio El Amor Brujo-Antonia Mercé que en 1925 estrena en el Trianon Lyrique de París su propia versión de la obra.

Este es el punto de partida a una larga evolución hasta nuestros días. Evolución que no se entiende sin las grandes figuras que han ido otorgando su propia impronta. Por otra parte, la brillante tarea de nuestro Ballet Nacional de España, que en un ejercicio arqueológico, ha sabido conservar y actualizar la esencia de cientos de obras que conforman el paradigma dancístico de nuestro país.

Hay que considerar que la evolución de la Danza Estilizada está íntimamente ligada a la evolución de la técnica. Cada vez se aprecia una mayor depuración en los movimientos de los intérpretes así como la evolución de los propios cuerpos. Todo ello ha conformado un estilo más brillante y cada vez más exigente en su ejecución, huyendo de lo pintoresco, exótico y superficial como llegó a señalar Antonia Mercé. El bailarín de danza española se define por su versatilidad. Ha de aunar la técnica clásica con los matices del Flamenco y el aire del Folclore y la Escuela Bolera.

 

Danza estilizada 1 (Yerma-2.jpg)

 

Esta evolución la abanderan artistas de renombre internacional que han sabido llevar la Danza Estilizada a sus máximos niveles en el plano técnico y artístico:

  • Antonio Gades: Bodas de Sangre (1978).
  • Pilar López: Concierto de Aranjuez (1978).
  • Antonio Ruiz Soler: Fantasía Galaica (1978).

                                           Sonatas (1982).

  • Mariemma: Danza y Tronío (1984).
  • Luisillo: Don Quijote (1981).
  • José Granero: Medea (1984).
  • Ángel Pericet: Seis Sonatas por la Reina de España (1985).
  • José Antonio: El Sombrero de Tres Picos (1986).

Actualmente esta tarea de revisar, crear y conservar tiene sus principales exponentes en artistas como: Aída Gómez, Antonio Najarro, Rubén Olmo, Miguel Ángel Berna y Daniel Doña, entre otros.

 

Danza estilizada 2 (Yerma-3.jpg)La Danza Estilizada en el seno de los conservatorios

Con la implantación de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (L.O.G.S.E.) en 1990, se incluye la Danza Estilizada dentro del currículo de las enseñanzas de danza, como asignatura independiente, en la especialidad de Danza Española y también presente en la especialidad de Baile Flamenco dentro de la asignatura de Danza Española. Con esto, se reconoce a esta forma de danza, ya madura, con una entidad propia, que precisa de un estudio exhaustivo en el ámbito académico.

Esta asignatura es obligatoria y está presente a lo largo de los seis cursos de las Enseñanzas Profesionales, en la especialidad de danza española,  en la red de conservatorios profesionales de danza de Andalucía.

En estos centros se realiza una labor de conservación de las obras coreográficas y musicales, de compositores y coreógrafos más representativos en este ámbito, que conforman un repertorio casi idéntico, en la mayoría de los Conservatorios.

En el aula se manifiesta claramente la riqueza estilística de esta danza. El uso de diferentes elementos externos (abanico, palillos o castañuelas, mantón, sombrero, capa española, mantilla, bastones…etc.) conforman un lenguaje coreográfico de gran belleza expresiva.

 

 

Cabe reseñar que, en la práctica habitual, entre el profesorado de Danza Estilizada se lleva a cabo una doble vertiente:

Por un lado, se coreografía un estilo más tradicional en base a obras clásicas nacionales como puede ser el repertorio sobre la música de Isaac Albéniz o Turina.

Por otro lado, se coreografían nuevas obras, a partir de nuevas músicas, con un carácter más innovador, donde tienen cabida la fusión con otros estilos,  suponiendo un reto diario tanto para el profesorado como para el propio alumnado. Nótese también una tendencia basada en movimientos más contemporáneos o modernos suponiendo, en algunos casos, la ruptura con la tradicional verticalidad del bailarín.

A pesar del esfuerzo que realizan diferentes organismos como el Ballet Nacional de España, la red de Conservatorios de Danza y otras entidades, echamos en falta una mayor presencia teatral para que el gran público tenga más referentes de nuestra Danza Española. Aún hoy en día, términos como “Escuela Bolera” o “Danza Estilizada” son objeto de confusión y desconocimiento a pesar de suponer las grandes joyas a preservar de nuestro patrimonio dancístico español.

 

1 Definida en un principio como “danza de zapatillas y palillos”, actualmente se presenta como la danza clásica o académica española teniendo históricamente vasos comunicantes con la danza francesa.

2 En su acepción danzística, lo entendemos como el conjunto de danzas populares, de transmisión oral, emparentadas con un territorio conformando parte de su acerbo cultural.

3 Llamado en su origen “Gitanerías”, su estreno tuvo lugar el 15 de abril de 1914 en el Teatro Lara de Madrid. El libreto fue de Gregorio Martínez Sierra y los decorados de Néstor de La Torre.

 

 

Compartir en: