Sección

Entrevista

Estás en: Inicio > Entrevista

Aryz. Muralista

 
Imprimir

viernes, 15 de marzo de 2019, 11:43 h.



Aryz

 

 

 

A pesar de su juventud, la obra de Aryz está esparcida por diversas partes del mundo. Comenzó con el graffiti a corta edad, aunque dice considerarse mediocre en este arte, para dar luego el salto al mural. Su lenguaje es la pintura, que no parece querer explicar con palabras. Trabaja tanto en la calle como en su estudio, en donde disfruta de la privacidad de la que carece en el exterior. Sus murales, de gran formato, hechos para ser vistos de lejos, cuidan el detalle y hacen girar la cabeza de los transeúntes.

 

Usted comenzó haciendo graffiti, un arte esencialmente libre y muy impactante de carácter revolucionario ¿Qué lo diferencia del llamado arte urbano, de esos grandes murales que embellecen fachadas y muros de las ciudades?

Arte urbano es un término un poco grande ya que engloba todas las artes que se llevan a cabo en la ciudad y una de esas artes podría ser el graffiti puesto que comparte escenario. El graffiti toma la ciudad como soporte de sus creaciones, al igual que los murales. Aunque yo provengo del graffiti, como escritor de graffiti no destaqué demasiado, siempre he sido muy mediocre en ese ámbito. A pesar de eso, me ha aportado experiencias muy positivas y he conocido gente maravillosa y con mucho talento. Aún hay mucho prejuicio hacia la palabra graffiti. El graffiti gira en torno a las letras y a la identidad de un personaje ficticio que te creas tú. Los murales son otra cosa diferente. All final, el mural es un soporte. Puede haber desde arte abstracto, figurativo o incluso arte conceptual. Quizás la diferencia más grande sería que para hacer graffiti no necesitas demasiada infraestructura, ni siquiera permiso. Y para realizar murales se requiere más material y hay más burocracia detrás.

 

la Punta (2018 03 La Punta Valencia.jpg)

 

¿Cómo es el proceso de creación de un mural?

No suelo hacer boceto previo y decido lo que voy a pintar un par de días antes de empezar a pintar la pared. Empiezo pintando unas formas generales de lo que quiero representar, y voy definiendo las distintas partes a medida que voy avanzando. Todos mis murales de gran formato están realizados para ser vistos de lejos. Intento trabajar por igual las distintas formas que aparecen, para que el conjunto funcione desde la distancia.

Usted participó en un proyecto de recuperación de la huerta valenciana que reclamaba la paralización de un plan que convertiría la zona de la Punta en un polígono industrial logístico.¿Cómo fue recibido su mural de la iglesia de esta zona por parte de sus habitantes?

Muy pocas veces puedo llegar a ver la reacción de la gente ya que cuando he terminado de pintar no vuelvo a convivir con ese espacio. No sabría decir qué reacción tuvo la gente. Seguro que hubo gente a la que le gustó y gente a la que no, como pasa con todos los murales. Pero creo que, en este caso, hubo más gente a la que gustó porque era un muro que representaba la falta de acceso a su propia iglesia debido a una carretera y a unas vías de tren que fragmentaron lo que es la Punta.

 

Cardedeu (2017-Cardedeu-catalunya.jpg)

 

¿Suele implicarse en proyectos de este tipo?

Cada proyecto es un mundo y depende de muchas circunstancias, pero detrás de este proyecto estaba Escif, que es un buen amigo mío de Valencia, y nos contactó a varios artistas para que hiciéramos estas intervenciones. Me tiré de cabeza ya que confío plenamente en él y en su manera de ver lo que nos rodea. Fue un placer estar en ese proyecto.

Sus obras están esparcidas por diversas partes del mundo (USA, Madagascar, India, Camboya, Polonia, Italia…). ¿Cómo se produce ese primer contacto con el país y la zona en la que va a realizar un mural?

Por norma general me escribe la organización del país X diciendo que quieren hacer una intervención o que tienen una propuesta en concreto, y ahí empiezan las negociaciones. Normalmente me mandan las paredes a intervenir o una pequeña explicación de la idea del proyecto y, si me interesa, lo intentamos tirar para adelante. A veces son acciones remuneradas y otras no.

 

China (2016-08-chongqing-china (1).jpg)

 

¿Qué es lo más satisfactorio cuando se realiza una obra de esta envergadura?

Supongo que lo más satisfactorio es haberla terminado. Es tanto el esfuerzo y el tiempo que dedicas con todos los imprevistos que van surgiendo, que más que preocuparte por el resultado, lo que deseas es terminar, hacer la foto e irte para casa.

Trabajar en la calle implica estar expuesto a la mirada de quienes pasean por ella. ¿Le molesta que le miren durante el proceso de creación?

Por supuesto. Que mi proceso esté expuesto desde el minuto 0 y que la gente pueda hacer fotos en todo momento es algo que durante muchos años he llevado mal. Ahora estoy acostumbrado, pero prefiero tener control del proceso y de lo que se ve. Por eso, ahora mismo estoy muy cómodo en el estudio. Si una cosa no sale bien la tiro y nadie la ve. En cambio, en la calle, cuando haces algo mal, se queda ahí expuesto para todos.

 

Granollers (2014-06-Granollers-2.jpg)

 

¿Disfruta trabajando al aire libre o prefiere hacerlo en su estudio?

Creo que ambas cosas tienen sus pros y sus contras. Últimamente he ido a dibujar paisajes al aire libre, que es un mix de tener ese control del que hablábamos, pero en contacto con el exterior, que siempre se agradece. Como he dicho antes, en el estudio puedes madurar un poco más la obra que cuando pintas murales, ya que dispones de mas tiempo. Muchas veces, cuando pinto los murales tengo el billete de vuelta definido, y eso inevitablemente marca la fecha de finalización. Las organizaciones alquilan las grúas y como el alquiler no es barato, tienes unos tiempos a los que adaptarte. Los muros se suelen resolver en 5-8 días, a diferencia del trabajo en estudio en el que el cuadro puede estar durante años sin acabar.

 ¿Cuál es su fuente de inspiración?

Al final, yo creo que todo lo que te rodea te inspira para bien o para mal. Tanto las cosas positivas como las negativas. Cuando ves algo que no te gusta, ya sea una obra de arte o cualquier otra cosa, tu criterio se va definiendo. Si veo un cuadro que no me gusta, eso me ayuda a saber por dónde no quiero ir.



Netherlands (09-2017-Eindhoven-Netherlands.jpg)

 

¿Creía que podría vivir de esto?

Realmente nunca pensé que pudiera llegar a vivir de esto. Esta fue la razón por la que evité en un principio ser artista. Intenté ser un hombre de provecho, pero al final las circunstancias terminaron en lo que soy ahora. Mi madre es pintora y no le es fácil vivir de la pintura. Por suerte, mi trabajo se ha movido y he tenido la oportunidad de viajar por el mundo haciendo lo que me gusta.

¿Cree que hubo algún golpe de suerte en algún momento de su vida que le llevara a poder dedicarse profesionalmente a esto?

He tenido bastante suerte en general, pero la suerte no viene sola, hay que trabajar.

¿Qué recuerdos guarda de su etapa escolar? ¿Fue un buen alumno? ¿Hubo alguien que ejerciera una influencia positiva en usted, alguien que pueda considerar su maestro?

Por suerte no recuerdo demasiado. Recuerdo que en las asignaturas que me gustaban, sacaba buenas notas y en las que no, sacaba aprobado.

 

Finland (07-2017-Vantaa-Finland.jpg)

 

¿Cree que hay prejuicios sobre el arte urbano? 

Sí, por el hecho de que está en la calle, la gente se piensa que es un arte menor. Como es accesible a todo el mundo y todo el mundo dispone de él cuando quiere, la gente no le otorga el valor que se merece.

¿Se ve realizando murales durante mucho tiempo o le gustaría experimentar otros formatos?

He reducido la cantidad de murales que hago cada año, pero sigo teniendo ganas de pintar en la calle y hasta que ese sentimiento siga, seguiré pintando murales.

¿Se considera un rebelde? ¿Hay que serlo para dedicarse a esto?

No me considero un rebelde, la verdad. Me considero poco conformista. No me conformaba con el mundo que me rodeaba y tuve que empezar a crear mi propio mundo y a sumergirme en él…

 

Rabat (04-2017-Rabat-Morocco-1.jpg)

 

Aunque es muy joven, tiene a sus espaldas años de experiencia. ¿Hay algún consejo que pueda dar a los jóvenes que quieren dedicarse a este arte?

Realmente es muy difícil dar consejos sobre algo en lo que no hay normas. Precisamente, una de las cosas buenas que tiene el arte es que nadie te dice cómo ni qué tienes que hacer. Puedes haber estudiado en la mejor academia del mundo y ser un artista pésimo o puedes venir de las favelas de Brasil sin tener estudios de nada y ser un gran artista. Lo único que creo que puedo decirles es que si realmente es su pasión, deben luchar por ello y ser constantes.

Compartir en: