Sección

Entrevista

Estás en: Inicio > Entrevista

Dani Rovira. Actor

 
Imprimir

viernes, 15 de febrero de 2019, 15:55 h.



Dani Rovira con el equipo de la película Todos los caminos

 

 

A Dani Rovira todos lo conocemos por el personaje de Rafa, el protagonista de "Ocho apellidos vascos", la película de Emilio Martínez-Lázaro, y por el que se llevó el Goya al mejor actor revelación en el año 2015. Sin embargo, de lo que más orgulloso se siente en su vida es de la creación de la Fundación El Ocho tumbao  (proyecto en el que se embarcó junto a la actriz Clara Lago), una iniciativa sin ánimo de lucro que tiene como objetivo apoyar proyectos dirigidos a mejorar la vida de las personas más desfavorecidas, la conservación del medio ambiente y la defensa de los animales. Apasionado del lenguaje, es además autor de "Agujetas en las alas y 88 razones para seguir volando", un libro de microrrelatos en el que revela su parte más emocional y sensible. 

 

¿Cuándo comienza su interés por el mundo de la interpretación?

Tuve una profesora cuando era niño con la que hacíamos teatro. Luego estudié para ser monitor de ocio y tiempo libre, animador sociocultural. Hacía de payaso y juegos para niños. Después en la universidad me topé con una chica que daba cursos de cuentacuentos. Estuve ocho años contando cuentos en una tetería de Granada. Trabajé en ludotecas, ferias del libro, cafés teatro... y poco después empecé con la improvisación. Una una cosa llevó a la otra. El cine llegó cuando ya tenía mi espectáculo bien formado en Madrid y tuve la suerte de que vinieran  a verme una directoras de casting de casualidad.

¿Disfrutaba haciendo de cuentacuentos y jugando con los niños?

Sí, es todo un reto. Los niños son un público muy auténtico y exigente, no tienen el respeto protocolario del adulto.

¿Cómo fue su etapa escolar? ¿Guarda buen recuerdo de sus profesores y profesoras?

De mi etapa escolar guardo buen recuerdo, por suerte, de varios. En la facultad me encontré con algunos muy nefastos. Yo quería dedicarme a la docencia y no me motivaban nada.  Pero estuvo María Jesús en tercero de EGB con el teatro. Luego en octavo de EGB, mi tutora, la Señorita Paqui, a la que todavía  veo a veces por el barrio y nos saludamos. Ella me hizo enamorarme del lenguaje y la literartura, amar las herramientas literarias, reconocer en un poema lo que es una alegoría, una metáfora, una sinecdoque... Era quien me empujaba para que hiciera una buena redacción o escribiera un poema. Me marcó en el amor al lenguaje y la literatura. Luego estuvo mi profesor de Inglés en Primero de BUP, el único de mi vida académica que llegaba a clase hablando Inglés. Gracias a él y a su motivación,tengo un nivel de Inglés aceptable. Y en tercero de BUP tuve un tutor con quien estuvimos leyendo el Quijote durante un trimestre.  Gracias a él disfruté de este libro y luego volví a leerlo. Sí, ha habido unos cuantos…

 

agujetas en las alas (Agujetas en las alas.j2.jpg)

 

Parece que fue un buen estudiante…

De Letras sí.  Cuando entré en el INEF (  Instituto Nacional de Educación Física ) las pasé canutas con la Estadística, la Bioquímica. Pero las  Letras me apasionan.

También ha hecho sus pinitos en el campo de la literatura...

Sí, publiqué el  libro “Agujetas en las alas y 88 razones para seguir volando”, un libro de microrrelatos y aforismos que va por la cuarta edición.Tuvo bastante exito. A mí la lengua me parece un juguete y, además, es una herramienta maravillosa para el humor.

Nos tiene acostumbrados a verle interpretar personajes de comedia, sin embargo hace unos dos años sorprendió al público con un personaje dramático en la película "Cien metros" de Marcel Barrena. ¿Se sintió cómodo en un registro diferente?

Sí, me siento muy cómodo haciendo papeles dramáticos. Siempre que esté contando una historia que me guste y que me permita encontrar la verdad al personaje...Cundo me preguntan si no me da miedo arriesgar, digo, pero miedo a qué, a que salga mal? Pero si solo se vive una vez… “Cien metros” fue uno de mis retos más maravillosos. Disfruté muchísimo. Fue una responsabilidad, conocer a Ramón, encarnar en el cine a un enfermo de esclerosis múltiple fue un viaje a todos los niveles. Fue muy enriquecedor.

¿Cómo fue lo de crear la Fundación el 8 tumbao?

Yo llevaba ya tiempo colaborando con asociaciones no gubernamentales de manera personal y desinteresada. Podía haberla creado mucho antes pero necesitaba una serie de requisistos, y se produjo en un momemto en el que todo confluyó. Conocí a Clara, comenzamos a hacer cosas de caracter social juntos, llegó una persona de confianza que aceptó ser el gerente...La verdad es que la creación de esta fundación es tal vez la cosa de la que me siento más orgulloso en mi vida.

 

Fundación ochotumbao (z8hn02yi_400x400.jpg)

 

¿Está Satisfecho con los resultados?

Sí, es muy bonito poder contagiar la solidaridad y el compromiso social a la gente cercana a ti.  Desde hace unos tres años mi madre es voluntaria en una asociación que trabaja el ocio con los niños de Oncología del Materno. Al final, cuando la solidaridad se traduce en acciones y hábitos , se contagia. Mi madre pensaba que le iba a dar mucha pena, que no iba a poder hacerlo, pero le ha ayudado a relativizar los problemas y ahora es una persona muchísimo  más feliz.

También fue el promotor de "Improviciados"

Este proyecto es anterior a la creación de la Fundación. Era un espectáculo que yo hacía  hace muchos años cuando aún vivía en Granada. Eramos un grupo de tres personas que hacíamos improvisación. Era muy divertido,muy loco. Uno de sus miembros se fue a Argentina  y se disolvió la compañía auque Rafa y yo seguíamos viéndonos. Cuando Clara llegó a nuestras vidas pensamos en retomar el proyecto  ya que yo llevaba dos años haciendo las galas solidarias en Málaga, y como se trata de un espectáculo vivo que siempre es distinto, decidimos retomarlo.

¿En qué consiste exactamente este proyecto?

Se trata de un espectáculo de  improvisación cómica y teatral en el que Rafa Villena y yo nos enfrentamos a una serie de desafíos. No tenemos guión. Clara Lago hace de árbitro y no nos pone las cosas nada fáciles. El espectador es quien propone los títulos y también él decide si los retos son superados o no. La recaudación de la venta de las entradas va destinada a una causa social.  

¿Está ligado a la Fundación?

Sí, claro, una de la inyecciones que tiene la Fundación fijas al año son las donaciones del caché de Clara y mío de las actuaciones en estos espectáculos a una buena causa. El ayuntamiento de una ciudad se implica cediéndonos un teatro y los beneficios se donan a una cusa solidaria de esa localidad. La gente se suele implicar porque sabe que está contribuyendo a una buena causa.

¿Cómo sabe cuándo embarcarse en una determinada causa?

Intentamos que haya un proyecto, una viabilidad de poder hacer un espectáculo. A veces llega algo que te toca. Y a veces también llaman a tu puerta para ofrecerte ayuda.

 

rueda de prensa (rueda de prensa.jpg)

 

La película "Todos los caminos", de la joven directora sevillana Paola García Costas, presentada en el pasado Festival de Cine Europeo de Sevilla,  gira en torno a uno de esos proyectos solidarios, no?

Sí, se trata del viaje en bicicleta que hicimos desde Barcelona a Roma para que Francisco Santiago, el padre de Martina, una niña afectada por el sídrome de Rett, se encontrara con el Papa.

¿Cuál era el objetivo?

El objetivo era dar visibilidad a esta enfermedad rara que padece Martina, la verdadera protagonista de la película.

¿Cómo compone sus personajes?

Soy un actor bastante intuitivo, aunque intento diferenciar un personaje de otro ,pero no descarto en un futuro echar mano de un coach ,como hace Javier Bardem, y encerrarme durante un par de meses para dar vida a un personaje.

¿Algún personaje que le gustaría interpretar?

Me hubiera gustado hacer de Rocky e Indiana Jones.

                                                                              

Compartir en: