Sección

Entrevista

Estás en: Inicio > Entrevista

Tirso Vallecillos. Escritor y Asesor del CEP de Sevilla

 
Imprimir

martes, 27 de agosto de 2019, 13:38 h.



Tirso Vallecillos

 

 

 

Tirso Priscilo Vallecillos, natural de Motril (Granada), pasó su infancia en un pueblo de León aunque dice sentirse andaluz cien por cien. Profesor de Lengua y Literatura Española, actualmente es asesor de formación en el Centro del Profesorado de Sevilla. Estudió Ciencias Humanas, Filología Hispánica y Antropología Social y Cultural, además de realizar un master en Escritura Creativa. Escritor prolijo y versatil, combina su trabajo con la impartición de talleres de creatividad  dirigidos fundamentalmente al profesorado. Subway (2015) fue su primer poemario. En 2016 publica Libro de Cocina Tradicional Canibal, una antologí­a de relatos; en 2017 Homo Pokémons  y en 2018, además del libro de relatos Cartografía urbana del deseo, el poemario Viejos, inspirado en su hermano. Tirso Vallecillos parece buscar constantemente fórmulas que le permitan acercarse al lector no solo en lo que se refiere al contenido, maquetación o estructura de sus libros, sino también en las presentaciones de los mismos a través de originales performances en las que el lector puede participar activamente.

 

                                                                                                                      

Parece ser el maestro de las performances…

Bueno, la gente se lo pasa bien.Me gusta proporcionar muchas actividades en mis talleres y también aprendo alguna de los participantes. Hace dos años presenté un libro en Merida en el que los profesores participaban en la performances. No se imagina la cantidad de buenos textos que la gente elabora.

Imparte talleres en otras comunidades incluso fuera de nuestro país. ¿Qué diferencias notables encuentra entre la comunidad andaluza y el resto?

No conozco ninguna comunidad que tenga la capacidad expresiva para crear imágenes como la andaluza. Por no hablar del acento andaluz que te hace sonreir y que muchas veces la gente no valora. De esto me he dado cuenta cuando he salido fuera de Andalucía 

¿Qué es lo que le atrae de la docencia?

El contacto interpersonal y la presencia de lo inesperado como su consecuencia, la retroalimentación experiencial, cultural, afectiva...

¿Cuáles cree que son las cualidades que debe tener un buen profesor o profesora?

La capacidad de empatía, la generosidad, que sea buena persona (o que lo intente, lo cual quiere decir que valora esa cualidad). Y que, de alguna forma, desee lo mejor para su alumnado, aunque tenga que tomar, en algunas ocasiones, decisiones poco populares... Nadie dijo que educar fuera fácil. 

¿Está satisfecho de su labor como asesor del CEP?

Bastante. Esta actividad ha abierto o, mejor dicho, me ha hecho ver la docencia desde otra óptica. Además, cuando uno de los cursos o jornadas que gestionamos es considerado como una actividad formativa de éxito los asesores experimentamos una satisfacción muy parecida a la que experimenta el docente en el aula cuando recibe la recompensa de ver avanzar al alumnado.

 

Festival Vociferio. Valencia (Festival Vociferio (Valencia).jpg)

 

¿Qué le gustaría hacer antes de acabar su etapa en el CEP que aún no haya hecho?

Tener más autonomía para poder levantar más formaciones relacionadas con mi especialidad, como las I Jornadas para docentes de Lengua y Literatura realizadas por la comisión de ámbito lingüístico del CEP de Sevilla y que tuve el placer de coordinar.

¿Cree que el profesorado andaluz está bien formado?

El profesorado andaluz está igual o más formado que en el resto de España, todo un mérito dada la carga administrativa y la dedicación diaria para la preparación de clases o la corrección de tareas y exámenes.

¿Cree que ha cambiado la actitud del profesorado en lo que se refiere a su formación permanente?

Creo que el profesorado siempre ha tenido la misma actitud, es decir, ese deseo por desempeñar bien su trabajo y actualizarse. Según mi opinión, ahora demanda una formación menos encorsetada y más especializada.

¿Cuáles cree que son las áreas en las que el profesorado andaluz necesita más formación?

Más que áreas, como las concebimos normalmente, es posible que necesitemos (por supuesto me incluyo) mejorar la expresión oral, el dominio de algunas tipologías textuales, como la argumentación, por ejemplo, y la seguridad suficiente como para hacer un mayor uso de la creatividad en nuestra práctica diaria. Muchos también necesitamos mayor autonomía en el uso de las tecnologías. Esa es mi impresión.

¿Qué le parece la introducción del debate y la oratoria en las aulas?

Muy bien, pero voy a ser un poco crítico… ¿Cuántas horas semanales se establecen en el currículo para Lengua y literatura, dos asignaturas que se trabajan conjuntamente, por ejemplo, en primero de bachillerato? Creo que ya le he contestado...

¿No cree que a veces se espera del profesorado que sean superhéroes?

¡Claro! Por cierto, ahora que voy a distintos centros educativos como autor he descubierto cómo en comunidades con alta valoración en informes educativos, por ejemplo, en Castilla y León, las clases duran cincuenta minutos (siguiendo criterios pedagógicos basados en la capacidad de atención del alumnado, etc.), diez menos que en la mayoría de los centros de Andalucía. Sí, el profesorado andaluz es un superhéroe con mucho mucho aguante.

¿Cómo se puede ayudar al profesorado que está "quemado" tras una larga trayectoria a recuperar la ilusión por enseñar?

En las formaciones que imparto como autor y docente me centro en lo lúdico, en lo afectivo, en lo colaborativo... Pero está claro que hacen falta políticas diseñadas por profesionales con mucha experiencia y una larga trayectoria en educación, no por agentes externos o profesionales de otros campos.  

 

Tirso 3 (20190714_194242.jpg)

 

¿Quienes han sido sus maestros literarios?

Como maestro literario, Cervantes. El Quijote es mi libro favorito. Me lo he leído entero y por partes. Vazquez Montalbán y Eduardo Mendoza me gustan mucho y  Lorrie Moore me encanta, me lo he leido todo de ella.

Llama un poco la atención encontrar a Lorrie Moore  en medio de su apuesta mayoritaria por escritores españoles. ¿Qué es lo que admira en ella?

Su manejo de la elisión, que es una de las marcas de identidad de cierta literatura norteamericana, Moore reduce, como Carver, todo a su mínima expresión. De ella me atraen, especialmente, algunos rasgos de estilo, como la condensación de todo un universo en pequeñas e intensas dosis definitivas, pequeñas acotaciones situacionales o mentales que se expanden semánticamente como si fueran aforismos vitales; la utilización de disgresiones que no hacen sino completar y que son tan de mi gusto y pilar de El discurso, mi nueva novela; y el férreo esfuerzo por renovar el lenguaje literario, especialmente a través de metáforas y comparaciones. Esto último ha hecho que la pregunta “¿cómo podría decir esto de otra manera?” siempre se formule cuando escribo.

¿Y sus maestros en la vida?

Mis maestros de vida son mis padres, y mi hermano el de León al que siempre pongo como ejemplo de convivencia. Él es de derechas, le gustan los toros…. Me resulta difícil explicar cómo es mi relación con él. A veces digo que es como un hermano para mí (ríe). Cuando voy a León salimos juntos a pasear todos los días con los perros. Comenzamos cada uno a un lado en una discusión y al final uno dice “Oye en esto creo que llevas razón...”Somos inseparables. Nos cuidamos mutuamente. He aprendido mucho de él

¿Qué destacaría de él?

Es una persona muy honesta, bondadosa,y respetuosa. Mi libro Viejos está inspirado en él . Mi hermano se puede parar en la calle con cualquier persona mayor, la escucha , jamás he visto que haya contestado mal a nadie

Parece que la honestidad es muy importante para usted
Sí, valoro mucho en una persona la honetidad y la bondad

Es una pena que la bondad esté tan poco valorada

Claro, el que es bueno, es tonto…
                                                                                                                                                                 

Edita (Edita 2018.jpg)

 

Y usted, ¿es bondadoso?

Lo intento. Sé que tengo muchos defectos pero lucho por ser mejor. A veces siento envidia y pienso Pero por qué voy a tener envidía’ Y procuro disfrutar también de las cosas buenas que le pasan a los demás.  No tengo envidia  de la gente a la que quiero, pero con la gente negativa, no tanto.
                                                                                               

¿Qué le inspira para escribir?

El otro día empecé a escribir un poema sobre esto de la página en blanco. Yo no creo en la inspiración. Tengo un aforismo que dice algo así como “La inspiración es una buena marca en una mente muy bien entrenada”. Yo la mente la entreno todo el día.  La vida en general, las reacciones de las personas es lo que me inspira, me interesa mucho el modo de actuar de las personas.

¿Cuál es su universo literario?

El sexo, la ironía, el humor y creo que también  hay un cierto compromiso

¿Se siente reconocido?

Me siento satisfecho a veces por el trabajo realizado ya que me ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí

 

 

 

Compartir en: