Sección

Internacional

Estás en: Inicio > Internacional

3.- Córdoba

 
Imprimir

miércoles, 09 de mayo de 2018, 12:56 h.



Matt en el CEIP Cervantes

 

Matt

CEIP Cervantes. Espejo (Córdoba)

Soy Matt y pasé este curso educativo trabajando de auxiliar de conversación de inglés en dos centros bilingües en Espejo, un pueblo en la provincia de Córdoba.  Este ha sido mi segunda vez trabajando como asistente de inglés al extranjero ya que llevaba un año en un centro francés en 2015-16.

Antes de llegar en Espejo, la verdad es que no tenía mucha experiencia de dar clases a alumnos del primero o segundo de CEIP - así que entré en mi primera clase en octubre con una cierta inquietud. Sin embargo, el puro entusiasmo con el que los alumnos me recibieron me impresionó tanto que pronto me di cuenta de no tenía por qué preocuparme. Aun siendo tan jóvenes, es alucínate ver el progreso que consiguen hacer a lo largo de tan solo unos pocos meses, y cabe decir que, a esta edad, responden muy bien a juegos de equipo que se basan en memoria visual y auditiva.

Para mí, lo bueno de trabajar en dos centros a la vez, tanto en primaria como en segundaria, es dar clases a un amplio abanico de alumnos, desde los 6 hasta los 16 años. Huelga decir que este te exige poner en practica unos estilos de enseñanza muy distintos en función del curso y también de las capacidades de los alumnos, pero, aun así, hace que mi papel como auxiliar sea extremadamente variado, estimulante y divertido. No hay mejor ejemplo de eso que en los momentos en los cuales entro en asignaturas designados bilingües, tal como, en mi caso, la química, la educación física, las matemáticas y el dibujo técnico. Gracias al apoyo de mis colegas, siendo muy amables y simpáticos en ambos centros, da la sensación de que los alumnos sacan lo mejor posible de las clases en las que intervengo, incluso en cuanto a las materias que quedan fuera del ámbito del idioma ingles puro.

Aliento con mucho entusiasmo a quien venga a España desde fuera para ser auxiliar que aproveche al máximo la oportunidad de trabajar con una tal variedad de gente, que sea en un sitio rural como el mío, o en una ciudad. A fin de cuentas, es precisamente eso que da al puesto una simpatía/encanto única/o.

 

Sapho Chelier IES Ulia Fidentia Córdoba (Sapho Chelier. IES Ulia Fidentia Córdoba.jpg)

 

Sapho Chalier

 

I.E.S Ulia Fidentia. Montemayor (Córdoba)

Me llamo Sapho Chalier, tengo 21 años y os voy a contar mi experiencia como auxiliar de conversación en el I.E.S Ulia Fidentia. Soy francesa y vengo de Clermont-Ferrand.

Cuando empecé este trabajo no podía imaginar cuánto me iba a aportar en realidad… Lo cierto es que percibí pronto la dificultad de ser profesor, porque nosotros los auxiliares aunque no somos profesores, tenemos misiones similares a ellos.

Siendo auxiliar he aprendido sobre todo que el desarrollo de la clase no depende solo de ti sino de factores exteriores que te ponen a prueba. Entre ellos encontramos el tiempo.  Aun cuando tengas la ambición y la imaginación suficiente para proponer actividades divertidas y lúdicas, a veces el tiempo te frena y puede ser frustrante.

Por lo tanto, cabe mencionar una cosa. Que no hayas logrado dar la clase que habías imaginado no demuestra que lo has hecho mal sino que tuviste que acomodarte a aquel momento. A modo de ejemplo tenemos la última hora de clase, la peor y menos productiva del día. De hecho, creo que lo que más me asustó fue las áreas no lingüísticas porque me tocaron biología, matemáticas e historia. A primera vista me pareció complicado pero luego me acostumbré.

Sin embargo, pienso que ser auxiliar de conversación es muy enriquecedor. Además de enfrentarnos a la realidad de la profesión nos hace crecer como persona. Aprendes mucho de ti mismo, tus capacidades y competencias.

¡Hay que acordarse siempre que lo MEJOR de todo es estar con los alumnos y poder compartir tus conocimientos con ellos porque a pesar de todo son unos amores!

 

Jacob Denaro. IES Ipagro. Córdoba (Jacob Denaro. IES Ipago. Aguilar de la Fra. Córdoba.jpg)

 

Jacob Denaro 

IES Ipagro.Aguilar de la Frontera (Córdoba)

Soy Jacob, el único australiano que trabaja en Aguilar de la Frontera, un pueblo al sur de Córdoba. Empecé el programa a principios de Enero y ha sido muy divertido y un experiencia interesante.

Antes de llegar, la coordinadora bilingüe me ayudó con el alojamiento y me informó de todo lo que tenía que hacer antes de venir aquí. Recibí mucha ayuda desde el principio y eso no ha cambiado desde que llegué. Los profesores del centro también me han ayudado desde el primer momento porque era mi primera vez trabajando con niños. Los niños son muy gentiles pero poco trabajadores, y sin embargo, siempre están deseando que esté en clase con ellos.

En general, la experiencia está siendo fantástica y se la recomendaría a todo el mundo.  

Compartir en: