Sección

Noticias

Estás en: Inicio > Noticias

Héctor Eliel Márquez Fornieles. Músico y doble cinematográfico

 
Compartir en:
Imprimir

viernes, 22 de febrero de 2013, 13:55 h.



Héctor Eliel Márquez

Héctor Eliel Márquez es profesor de Repertorio de Canto en el Conservatorio Superior de Música de Granada. Además es músico -compositor e intérprete- y se considera un entusiasta de la interdisciplinariedad. Entre otras de las  muchas actividades que realiza destaca la de hacer de doble del actor Elijah Wood, conocido por el papel de Frodo en la trilogía de El Señor de los Anillos.

 

¿Su afición por la música viene de una tradición familiar?


En absoluto. En mi familia nunca hubo un músico, que yo sepa, aunque mis padres tenían una formación elemental que les hacía valorar la música clásica y que fue suficiente para que tuvieran interés en que yo tuviera interés.


¿Cuándo comenzó a sentirse inclinado hacia ella?


Mis primeros recuerdos en relación a esto son escuchas emocionadas de algunos vinilos, de géneros muy diferentes, por cierto. También recuerdo lo bien que me lo pasaba jugando con la armónica y sobre todo con una melódica que me regalaron cuando tenía unos seis años.

 


Héctor al piano en Jaén (En Jaén.jpg)

 

¿Qué cualidades debe tener un músico?


Si se refiere a qué cualidades tiene que tener un niño para pensar de él que puede llegar a ser un buen músico,  en mi opinión, principalmente la capacidad de emocionarse profundamente escuchando música. En otro orden de cosas, un buen sentido natural del ritmo, coordinación, constancia y mucha paciencia. Y si tiene buen oído, mejor aún.

 

 

 

¿Qué es lo que más le gusta en relación a la música: la docencia, la composición, la interpretación…?


No podría dar una respuesta clara a esto, en mi caso es un poco como plantearme si quiero más a papá o a mamá. Creo que las tres cosas son caras de un mismo fenómeno. Curiosamente, componer es una actividad que presupone la soledad, y la comunicación se plantea a medio o largo plazo,  la docencia implica una comunicación inmediata, y la interpretación es algo que puedes hacer tanto solo como en presencia de un público. Dependiendo de las  ganas que  tengo de comunicarme en cada momento me puede apetecer hacer una u otra cosa.


¿Qué opinión le merecen los concursos musicales? ¿Ha participado en alguno?


Actualmente son el mejor medio de poder comenzar una actividad profesional como solista. Pero si para ser músico ya se suponen unas ciertas habilidades naturales, para hacer concursos hace falta un talento muy especial, casi podríamos decir que un perfil psicológico determinado que te permita aguantar una presión de ese tipo, y desde luego no es el mío. Por eso he participado en algún concurso, pero no de interpretación, sino de composición,  porque ahí no hay presión alguna, ya que compones la obra en tu casa, la mandas por correo y esperas… o te olvidas. Hace un año tuve la suerte de ganar un concurso internacional y se me han abierto varias puertas desde entonces.

 

 

Dadamour

 

También le interesa el teatro. ¿Cómo comenzó su andadura teatral?


Mi actividad en este campo tiene un carácter mucho más aficionado. Desde pequeño siempre he andado liado en alguna obra de teatro, incluso formé parte de una joven compañía cuando tenía unos veinte años, y hace poco he vuelto a relacionarme con este medio. Creo que actuar tiene mucho que ver con la interpretación musical, y que es muy positivo para un profesional de un sector acercarse al otro. En general, soy un entusiasta de la interdisciplinariedad, por cuanto fomenta la creatividad.

 

 

 Y en cuanto a sus pinitos literarios. ¿Tiene intención de publicar alguno de sus trabajos?


Sueño con poder publicar algún día un libro de relatos, un libro de poesía y una novela, pero tengo mucho respeto a la profesión y poco tiempo libre para escribir, con lo que no creo que esto suceda hasta dentro de bastante tiempo.

 

Con 19 años ganó el título de Campeón de España de kárate, ¿qué vino después?


Ay, esa es una pregunta dolorosa… Después continué entrenando uno o dos años más y finalmente tuve que dejarlo porque la carrera de Derecho y, sobre todo, la musica me consumían demasiado tiempo. Es una de las cosas que más echo de menos. Ahora el único ejercicio que practico es desplazarme al trabajo en bicicleta y subir todas las escaleras que veo corriendo.

 

Con Numen (Con Numen.jpg)

 

 

 

 

 

 

"Cada buen profesor ha avivado en mí las ganas de emularlo. Y nunca sabes dónde vas a encontrar a ese profesor especial, puede aparecer desde la enseñanza primaria hasta la universitaria"

 

 

 

 

 

Otra de las actividades a las que se dedica es a hacer de doble. ¿Cómo surgió?


Bueno, esta historia es de lo más curiosa. Desde el estreno de “La comunidad del anillo” algunos amigos, en broma, comenzaron a llamarme Frodo, ya que tengo un cierto parecido con Elijah Wood. Uno de ellos incluso llegó a decirme: “si este actor hace alguna vez en una película de pianista te llamarán a ti de doble”… Pues bien, es exactamente lo que pasó once años después, ¡con la circunstancia añadida de que la película se rodaba en España! Y esta vez fue una amiga, de las que me llamaban Frodo, la que vio el anuncio en Facebook y me avisó.

 

¿Qué le ha aportado? ¿Qué ha aprendido en un set de rodaje?


Además de conocer a mucha gente con un talento asombroso, y de haber hecho algún que otro buen amigo, me quedo con la estructura tan eficaz de división de funciones que hace finalmente posible el milagro de la película.

 

¿En qué consiste exactamente esta actividad? ¿Cómo transcurre la jornada para un doble? 


Para el rodaje de Grand Piano, de Eugenio Mira, se precisaba un doble de Elijah Wood que fuera pianista para que, por un lado, ejerciera como coach del actor y, por otro, pudiera rodar algunos planos que entrañaban alguna dificultad especial. Todo esto era muy excitante, porque además tenía cierta sensación de tener que trabajar a contrarreloj. Pero también ejercí de doble de luces (stand in), que consiste más o menos en tener que posar para el montaje de cada plano que el actor va a rodar, y esto es mucho más pesado, sobre todo porque tienes que estar disponible las doce horas del rodaje, pero con unos tiempos de espera que se hacen infinitos.

 

¿Pierden las estrellas su luz cuando se las ve de cerca? (Me refiero a poder conocer a un actor como Elijah Wood). ¿Ha tenido la oportunidad de hablar con él o los dobles no se relacionan con los actores a los que representan?

 

Voz humana (Voz humana 2.jpg)

 

Supongo que algunos la perderán, pero desde luego Elijah no, quizá justamente por no comportarse como una estrella. Es una persona muy cercana y amable, además de muy inteligente y divertido, y se puede hablar con él de cualquier cosa. Siempre tiene puesta la sonrisa y a lo largo de las semanas que estuve dándole clases de piano pude apreciar por su parte un gran esfuerzo y una evolución sorprendente, lo cual dice mucho de su actitud y de su aptitud.

 

 

 

 ¿Cómo se pueden hacer tantas cosas?


Queriendo hacerlas, es decir, queriendo hacerlas de verdad, porque te gustan, porque sientes pasión por lo que haces y ganas de saber más y de ser mejor. También se debe a una cierta incapacidad de elegir, ya que toda elección supone una o varias renuncias que suelen ser dolorosas, así que si no elijo no sufro.

 

¿Cree que a los niños y niñas con talento creativo multidisciplinar, como es su caso, les resulta más difícil llevar una vida académica normalizada?


Lo que creo es que este talento multidisciplinar tiende a querer expresarse en cada una de sus facetas, y se corre el peligro de que estos niños acaben sin un minuto de tiempo libre al día, lo cual en cierto modo supone también una pérdida de un estado necesario para la actividad creativa y, por qué no, para la felicidad: el ocio.

 

¿Le parece conveniente que los niños y niñas se inicien en una carrera musical a una edad temprana?


Desde luego. Sobre todo porque conozco casos de personas con un enorme talento musical que han descubierto esta vocación a una edad muy tardía, y muy pocos de ellos consiguen dedicarse entonces profesionalmente a la música. El camino es muy largo…

 

¿Cree que los adultos podemos hacer algo para fomentar el desarrollo de distintas facetas en los niños?


En catedral de Jaén

 

 

"Los adultos debemos estar atentos para descubrir las inclinaciones y talentos naturales de los niños y entonces potenciarlos, y no tanto empeñarnos en dirigirlos hacia donde nosotros querríamos"

 

 

 

 

 

Me parece que lo que tenemos que hacer los adultos es estar atentos para descubrir las inclinaciones y talentos naturales de los niños y entonces potenciarlos, y no tanto empeñarnos en dirigirlos hacia donde nosotros querríamos. También creo mucho en el autoaprendizaje, pero para ello es necesario, como comenté antes, dejarle tiempo libre al niño, para que, en el mejor de los casos, cuando el niño está motivado y embebido en alguna materia, escoja sus lecturas y el tiempo que decide dedicarles, y estoy convencido de que aprenderá de un modo más creativo y auténtico.

 

¿No es usted muy joven para haber hecho tantas cosas?


No sé, quizá el hecho de no tener tele en casa desde hace siete años me ha regalado unas cuantas horas más de tiempo productivo al día. Por otro lado, es posible que sí que haya hecho “muchas cosas”, pero hay gente que hace menos cosas y las hace mejor, y me gusta darme cuenta de esto para no caer en la fatuidad y seguir trabajando duramente.


En estos momentos todos estamos inmersos en un mar de tecnologías. ¿Hace uso de ellas?


De hecho me paso varias horas al día delante del ordenador, pero creo que las abrumadoras posibilidades tecnológicas van más rápidas que mis necesidades, y si no hago un esfuerzo extra me voy a quedar totalmente desfasado dentro de poco. Aunque esto quizá suponga generarme nuevas necesidades…

 

 

Debe ser difícil compaginar tantas actividades con la docencia. ¿Ha pensado en dedicarse profesionalmente a la interpretación o a la composición?


Con la coyuntura económica que tenemos actualmente sería muy difícil vivir de dar conciertos o de componer. Tendría que irme fuera de España, pero le mentiría si le digo que no es una idea que me ronda la cabeza. Quizá pida una excedencia algún día e intente vivir una experiencia freelance durante algunos años, ¡quién sabe!


¿Hubo alguien que ejerciera una especial influencia en usted?

 

 

Perfil (Perfil alhambrado.JPG)

Mucha gente. Además, obviamente, de mis padres, cada buen profesor ha avivado en mí las ganas de emularlo. Y nunca sabes dónde vas a encontrar a ese profesor especial, puede aparecer desde la enseñanza primaria hasta la Universitaria, en una asignatura troncal o en una optativa marginal, o tal vez te lo encuentras en un curso de verano de una semana. Por citar a uno de los más importantes: Antonio Carvajal, actual Premio Nacional de Poesía, de quien recibí unas clases de Métrica fabulosas durante un cuatrimestre en la Universidad de Granada. Qué difícil me resultaba acabar la clase sin lágrimas en los ojos.

 


¿Cuáles cree que son las cualidades esenciales que debe tener un buen profesor o profesora?


Entusiasmo por su trabajo y capacidad de transmitirlo. Como Antonio Carvajal, como Enrique Rueda, como Miguel Pascuau, como Javier Herreros, como Edoardo Torbianelli…

 

¿Qué le aporta su alumnado?


Ay, alegrías y penas. Pero las primeras compensan las segundas con creces. Son el espejo en el que se mira tu trabajo, y supongo que una de las cosas que más me aportan es la conciencia de la necesidad de adaptación de mi pedagogía en función de sus necesidades y posibilidades, lo cual, honestamente, creo que es algo en lo que debo seguir mejorando.

 

¿Hay algún proyecto educativo que le gustaría llevar a cabo dentro de la práctica docente?


Alguno no, ¡muchos! En el terreno personal estoy deseando poder llevar a cabo varias investigaciones serias para mejorar el modo en el que transmito la información a los alumnos. Pero si me pregunta por alguna innovación en la educación general le diría que cambiaría la educación musical en los colegios, que sigue poniéndose en tela de juicio, por cantar en coro. Si todos los niños, desde las aulas, pudieran acceder a la experiencia coral desde una edad temprana desarrollarían su talento musical, aprenderían el lenguaje, idiomas, le pondrían, por decirlo así, banda sonora  a sus clases de historia… ¡Sería tan beneficioso! Uno de los cuatro coros que dirijo es un coro infantil-juvenil, la Schola Puericantores de la Catedral de Granada, y durante los tres años que llevo con ellos los veo madurar como personas sensibles ensayo tras ensayo, y no puedo dejar de pensar en todos los niños, sean del estrato social que sean, que se están perdiendo una experiencia similar.