Sección

Opinión

Estás en: Inicio > Opinión

La clave de la educación futura: la neuroeducación para padres y maestros

 
Imprimir

miércoles, 09 de octubre de 2019, 00:00 h.



Neuroeducación

Marisol Tornal Landete.

Maestra de E. Infantil y Lengua extranjera en el CEIP "Recaredo Centelles" de La Vall d'Uixó (Castellón)

 

El proceso de educación es vital para cada uno de los seres humanos, sobre todo en los primeros años de vida, donde se aprende más que en el resto de las etapas. Es por ello que de manera constante se estudian nuevas formas para que el aprendizaje llegue mejor a los estudiantes y que el conocimiento quede fijado de forma permanente.

Las técnicas de educación que se venían empleando en las últimas décadas son dejadas atrás cada vez a un paso más acelerado, ya que existen diversos estudios que avalan que la enseñanza puede mejorarse en gran medida, y uno de esos hallazgos es la neuroeducación, la cual es sin duda la clave del futuro de la educación.

Neuroeducación, donde las ciencias convergen para mejorar la educación

La neuroeducación es una disciplina que combina las ciencias básicas de la educación con la neurología, y a su vez, interconecta estas con la psicología educativa, de forma que busca estudiar al cerebro humano y su capacidad de aprendizaje. Por esta razón la neuroeducación es usada principalmente con los niños en las escuelas.

Sin embargo, el campo de estudio de la neuroeducación no solamente busca optimizar las técnicas de aprendizaje a través del reconocimiento de las características del cerebro triuno de los humanos, sino que busca solución, apoyo y desarrollo de técnicas educativas a personas con dificultades para el aprendizaje como la dislexia, y otro tipo de trastornos más relacionados al aprendizaje.

La capacidad de aprendizaje de las personas es gracias al cerebro triuno, es decir, lo que se conoce como tres cerebros que componen a un mismo ser, por lo que se trata del cerebro reptiliano, conformado por el tronco encefálico y cerebelo; el límbico, en el cual se perciben las emociones y se catalogan como agradables o desagradables y está compuesto de la amígdala, hipotálamo e hipocampo; y finalmente, el neocortéx o corteza cerebral, en la cual se lleva a cabo el procesamiento de las emociones y todas las funciones propias de los mamíferos.
Hablar de neuroeducación es hablar acerca de cómo aprende el cerebro de los seres humanos, y es una demostración clara de que la educación como se venía haciendo no buscaba optimizar la enseñanza, sino realizar el cumplimiento de programas académicos en los cuales muchas personas no lograban sacarle el máximo provecho, y solo unos pocos aprendían adecuadamente.
Con la neuroeducación, las capacidades individuales de cada niño no serán una limitación, sino que serán la clave para determinar la mejor forma de aprender de cada uno, la cual es diferente, de forma que todos puedan alcanzar un mismo nivel.

Principales factores que influyen en la neuroeducación

  • Capacidad de plasticidad cerebral: Algunas personas dicen que el cerebro es como una esponja porque absorbe todo, y mentira no es. La plasticidad cerebral es una realidad, es una supercomputadora capaz de aprender una gran cantidad de información, además de ser capaz de moldearse a los nuevos conocimientos.

La plasticidad cerebral es mayor a tempranas edades por lo que es el momento óptimo de aprendizaje; sin embargo, hay formas de mantener una buena salud cerebral, con la cual siempre tendrá la capacidad de aprender una gran cantidad de información.

  • Emociones en el aprendizaje: Muchos estudios y modelos de enseñanza en la actualidad han coincidido en que el conocimiento que evoca emociones positivas se aprende mucho mejor y de forma permanente, razón por la cual, la neuroeducación tiene como objetivo que el estudiante sienta emociones positivas en el estudio para así fijar los conocimientos, por lo que son parte importante de los procesos educativos en la actualidad.

Por otro lado, las emociones negativas dificultan el proceso de aprendizaje, incluso pudiendo llegar a bloquear la capacidad de aprender una lección o un determinado tema. El estrés es considerado en muchas ocasiones una de esas emociones negativas, sin embargo, no es del todo cierto, solo si se trata del diestrés, aquel que no sirve ni impulsa a una actividad, sino que es considerado como destructor. En paralelo existe el eustrés, el cual es el positivo y sirve como motor de impulso para lograr determinadas actividades y objetivos.

Otro aspecto importante de las emociones en la neuroeducación es que los niños aprendan a gestionar sus emociones, de esta forma sabrán reaccionar de forma adecuada a aquellas que son negativas y no dejarse llevar por las mismas. Una buena gestión de las emociones no solamente es útil para el aprendizaje, sino que también es provechoso para la vida y el desenvolvimiento diario con las demás personas y el entorno.

  • Capacidad de replicación por las neuronas: Conocidas como neuronas espejo, son grupos neuronales que se activan cuando se realiza una actividad o se ve a alguien más realizarla y sirve como base para el aprendizaje. Se cree que este tipo de replicación puede llevarse a un ámbito emocional, lo que ayudaría a sentar las bases de la empatía con las demás personas en determinadas situaciones.
  • Trastornos del aprendizaje: Muchos niños sufren de trastornos del aprendizaje como la dislexia. Ellos son igual de capaces que los niños que no padecen de dichos trastornos de alcanzar un desarrollo y potencial cognitivo adecuado, por lo que la neuroeducación plantea modelos especiales de enseñanza para dichos casos, con previa identificación de la causa para cada caso en particular.
  • Otros factores que influyen: En todo proceso educativo es importante el trabajo cooperativo y en equipo entre los compañeros, por lo que los docentes deberán tener esto presente para el desarrollo de nuevas actividades. El aprendizaje de cada niño viene dado por dos factores importantes, uno interno o genético, propio de cada niño según su potencial genético heredado y, por otro lado, el factor externo dado por las experiencias que cada uno hayan vivido en sus vidas.

 

aula de infantil (aula de infantil cahquetones.JPG)

 

Neuroeducación para profesores y educadores

Es importante que los profesores y educadores tengan un pleno conocimiento de lo que es la neuroeducación, ya que ellos serán las personas encargadas de desarrollar las diferentes estrategias de aprendizaje para los niños. Las personas, en líneas generales, suelen prestar más atención a aquellos estímulos y cosas nuevas que a las ya conocidas. Los niños son seres muy curiosos, en especial por lo desconocido, razón por la cual el educador deberá explorar en la curiosidad del niño para así presentarle un modelo de aprendizaje didáctico y divertido que capte su interés.

Es por ello que los educadores deben tener el conocimiento de una serie de características que deben tener sus clases para que el contenido impartido en las mismas llegue los estudiantes, ya que la forma en la que es dada una clase y las condiciones en las que se encuentran los alumnos son un factor determinante para que el cerebro triuno de los mismos pueda captar toda la información.

Entre las características fundamentales de una clase tenemos:

  • Ambiente positivo en el aula con presencia de emociones positivas: El estado de ánimo del educador será transmitido a los estudiantes, por lo que debe mostrarse alegre y empático con los niños, de esta forma se creará un ambiente propicio para la educación y el aprendizaje. Así mismo, las actividades realizadas deben evocar emociones positivas en los estudiantes para que el conocimiento se fije de forma adecuada y se pueda recordar con facilidad. El eustrés será necesario como impulso para lograr los objetivos académicos trazados.
  • Diferentes formas de aprendizaje y repetición: Las nuevas técnicas de educación apuestan por una enseñanza más personalizada para cada alumno, ya que no todos aprenden ni al mismo ritmo ni de la misma forma. Hay personas que aprenden mejor con estímulos visuales y otras que aprenden mejor con estímulos auditivos, algo que debe tener muy en cuenta el educador al momento de impartir sus lecciones.

Las actividades interactivas ayudan a evocar emociones positivas y fijan mayor el conocimiento, de la misma forma que el trabajo cooperativo y en equipo. Una gran verdad de la educación es que se aprende por repetición, y esto es así a todos los niveles; sin embargo, esta repetición del contenido no debe ser siempre igual, deben explorarse diversas opciones para presentar el contenido de diferentes formas. A algunos se les facilitará más aprenderlo por repetición de una forma y a otros de otra distinta.

  • Aprendizaje útil para la vida: Aquello a lo que se le ve una utilidad práctica rara vez se olvida. Un fallo muy grande de la educación actual es que se imparten lecciones de forma automatizada olvidando por qué deben ser enseñadas, para qué circunstancia de la vida tienen un propósito. Por ello, es de vital importancia que al  a los niños se les presente cada enseñanza junto a su utilidad práctica en la vida, y que la misma se lleve a cabo, de esta forma el conocimiento teórico quedará anclado a un recuerdo de una experiencia de vida.
  • Entorno óptimo para la educación: Aunque no parezca importante en algunos casos, las condiciones físicas en las que se encuentre el aula de clase favorecen o entorpecen el proceso de aprendizaje, razón por la cual un ambiente adecuado es aquel donde cada estudiante tiene su propio espacio y la iluminación es adecuada. La luz natural proveniente del sol es mucho mejor para el aprendizaje que la luz artificial.
  • Retroalimentación: La retroalimentación o feedback es parte fundamental e importante en el aprendizaje en la neuroeducación. Dar una apreciación personal a cada alumno sobre sus virtudes y defectos podrán ayudarlo en el futuro a mejorar en su proceso de aprendizaje, más allá de lo que implica una nota numérica o resaltar los defectos en las pruebas o libretas de estudio.

Si el aprendizaje en la neuroeducación se lleva a cabo en un nivel de educación superior con estudiantes que tengan mayor edad, un feedback por parte de ellos hacia el educador también podrá ser de utilidad para que el mismo sepa qué mejorar y qué mantener en su proceso de enseñanza.

 

aula de primaria (aula primaria.JPG)

 

Neuroeducación para padres

De la misma forma que con otros métodos de enseñanza como el flipped classroom y la gamificación, es importante que los padres sepan de la neuroeducación y la importancia de esta, ya que ellos forman parte activa de la vida de los niños en las diferentes etapas de su vida hasta llegar a la adultez, y son muchas veces el pilar de apoyo de los mismos durante su proceso de formación académica.

  • Por esta razón, los padres deben permitir que la imaginación y la creatividad de sus niños sea explorada completamente mientras juegan, sin que les interrumpan cuando realizan sus actividades solos, ya que la presencia de alguno de los padres puede cambiar el desenvolvimiento del niño cuando juega.
  • Deben velar por el descanso óptimo de sus hijos, ya que no solamente dormir la cantidad adecuada de horas es suficiente, sino que se trate de un sueño reparador. Esto se puede ver en la actividad del niño en el día a día y si este se nota apático o activo.
  • De la misma forma que hacen los profesores, los padres al ayudar a sus hijos con las tareas deben enseñarles la utilidad práctica de lo que están aprendiendo.
  • No se les debe comparar con otros niños de edades similares ni con hermanos, ni para bien ni para mal, ya que esto trae como consecuencia afectaciones en su autoestima. Deben recalcarse sus virtudes y ayudarles mediante consejos y motivaciones a mejorar aquello en lo que estén fallando.

La neuroeducación es, sin duda, una disciplina muy amplia y que está en constante desarrollo, para así obtener las mejores técnicas de aprendizaje para cada niño, ya que todos tienen el derecho de alcanzar su máximo potencial educativo. De esta forma, las futuras generaciones podrán tener mejor base académica que en la actualidad y técnicas de estudio más útiles, por lo que ayudar a los niños en su educación hoy es ayudar al mundo en el mañana.
 

Compartir en: