Junta de Andalucía

Estás en

En qué consiste

Imprimir Imprimir
Volver
 
 
 
 
La rehabilitación instrumentada en el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, constituye un modo de ejercer la política de vivienda desde la recuperación del parque residencial existente, procurando que con la mejora de las condiciones de alojamiento de los ciudadanos, también se incida en la recuperación física y patrimonial de las ciudades así como de sus aspectos urbanísticos y sociales.
 
Bajo este espíritu, el Plan Concertado ofrece diferentes Programas con los que se trata de atender las distintas situaciones que nos podemos encontrar ante la necesidad de rehabilitar el parque residencial existente.
 
 Las intervenciones a realizar tienen por objeto conseguir:
  • Seguridad estructural de los edificios y viviendas.
  • Condiciones de habitabilidad de viviendas individuales.
  • Adaptar las viviendas para su uso a personas mayores o con discapacidad.
  • Mejora de la eficiencia energética de los edificios y las viviendas.
  • Realizar actuaciones integradas en ámbitos urbanos centrales o periféricos degradados.
 
Las condiciones y requisitos generales de las viviendas y edificios para las actuaciones de rehabilitación recogidas en el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012 son:
  • Estar calificadas urbanísticamente dentro de ordenación, con la posibilidad de obtener licencia municipal de obras.
  • La superficie de las viviendas objeto de las obras debe ser como mínimo de 24 m2 o conseguir 36m2 después de la intervención. Si se actúa sobre elementos comunes de un edificio, éstos deben tener una superficie útil mínima destinada a viviendas del 80% de la superficie útil total.
  • Tener una antigüedad superior a 10 años, (excepto obras acogidas al programa de transformación de infravivienda, aquellas que tengan como objeto la adecuación funcional para personas con discapacidad y aquellas acogidas al programa de mejora de la eficiencia energética, RENOVE).
  • Presentar unas condiciones suficientes en cuanto a seguridad estructural y constructiva para poder realizar la actuación o que se consigan como resultado de la intervención.

 

Finalidades de las obras de rehabilitación

Las obras a realizar deben tener alguna o varias de las siguientes finalidades:
  • Alcanzar condiciones suficientes de seguridad estructural o constructiva.
  • Mejorar la protección contra la presencia de agua y humedades.
  • Mejorar la iluminación natural y la ventilación interior.
  • Mejorar las instalaciones de los suministros de agua, gas, electricidad y saneamiento.
  • Mejorar las condiciones de accesibilidad, mediante la supresión de barreras arquitectónicas y la adecuación funcional a las necesidades de personas con discapacidad.
  • Mejorar las condiciones de eficiencia energética.
  • Mejorar el acceso a los servicios de telecomunicación, audiovisuales y de información.
  • Mejorar la disposición y las dimensiones de los espacios interiores, en el caso de la rehabilitación de viviendas.
  • La instalación, renovación y mejora de los ascensores y sus condiciones de seguridad, en el caso de la rehabilitación de los elementos comunes de los edificios.

Destinatarios

Los destinatarios de las ayudas serán los andaluces y andaluzas cuyos ingresos familiares anuales no excedan de 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Según los diferentes programas, este límite desciende hasta una vez el IPREM.
 
 
Volver
Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía - Todos los derechos reservados. Avenida Diego Martínez Barrio, 10. 41071, Sevilla