Saltar la navegación

Navegación

Firma Electrónica

¿Qué es?

Según la ley 59/2003

La firma electrónica es el conjunto de datos en forma electrónica, consignados junto a otros o asociados con ellos, que pueden ser utilizados como medio de identificación del firmante.

La firma electrónica reconocida tendrá respecto de los datos consignados en forma electrónica el mismo valor que la firma manuscrita en relación con los consignados en papel.

Un certificado electrónico es un documento firmado electrónicamente por un prestador de servicios de certificación que vincula unos datos de verificación de firma a un firmante y confirma su identidad.

¿Para qué sirve?

Mediante los certificados electrónicos es posible la tramitación por vía telemática de los procedimientos administrativos de las diferentes Consejerías y Organismos de la Junta de Andalucía en los que se requiera firma electrónica, con plena validez y eficacia jurídica. El Certificado le permite identificarse en Internet e intercambiar información con otras personas con la garantía de que sólo Ud. y su interlocutor puedan acceder a ella.

¿Cómo Obtenerlo?

La Junta de Andalucía permite obtener en sus oficinas de forma gratuita los certificados de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Puede consultar el procedimiento en la sección de Trámites y Gestiones.

Normativa

  • Decreto 183/2003, de 24 de Junio , publicado en el BOJA nº 134, de 15 de julio, regula la tramitación de procedimientos administrativos por medios electrónicos (Internet) en la Junta de Andalucía.
  • Ley 59/2003, esta LEY regula el uso de la firma electrónica, el reconocimiento de su eficacia jurídica y la prestación al público de servicios de certificación. Las normas sobre esta actividad son de aplicación a los prestadores de servicios establecidos en España.
  • Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos. En esta ley se reconoce el derecho de los ciudadanos a relacionarse con las Administraciones Públicas por medios electrónicos y se obliga a estas para que se modernicen para garantizar estos derechos.

Conoce más

Noticias

La Junta de Andalucía ahorra a los ciudadanos la presentación de más de un millón de fotocopias de DNI y empadronamiento

19 de marzo de 2010

Las medidas de modernización y simplificación de trámites emprendidas por la Junta de Andalucía han ahorrado a la ciudadanía la presentación de más de un millón de fotocopias de DNI y certificados de empadronamiento en los últimos dos años. Hasta el mes de febrero, se han emitido más de 820.000 certificados electrónicos de identidad y 190.000 certificados electrónicos de residencia, evitando sus consiguientes copias en soporte papel.

Esto es así gracias a una iniciativa puesta en marcha por la Consejería de Hacienda y Administración Pública al objeto de eliminar el requisito de la presentación por la ciudadanía de documentación de acreditación, de manera que la información relativa a identidad y residencia pueda ser consultada por medios electrónicos a través de los sistemas informáticos del Ministerio del Interior y del Instituto Nacional de Estadística, respectivamente.

De este modo, se avanza en los derechos de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos evitando aportar documentos en papel y datos que ya obran en poder de las Administraciones Públicas.

Uno de los casos en los que ha sido más demandada la consulta de datos de residencia es el proceso de escolarización. De hecho, en la presentación de solicitudes de admisión para el curso 2009/2010 en los centros educativos públicos y privados concertados de los niveles no universitarios de Andalucía se gestionaron 92.044 peticiones de consulta directa del domicilio por medios electrónicos del total de 204.202 registradas, lo que supone un 45%.

Por otro lado, en el caso de la utilización de la consulta de datos de identidad, cabe destacar las subvenciones de la Consejería de Agricultura y Pesca, con más de 300.000 peticiones de certificación electrónica.

Con medidas como ésta, la Consejería de Justicia avanza en la calidad de los servicios públicos que se ofertan a la ciudadanía en su relación con la administración, evitando desplazamientos al usuario, ahorrando tiempos de espera y contribuyendo al ahorro del papel. Esta medida se enmarca igualmente en los principios de sostenibilidad y cuidado medioambiental de la Junta de Andalucía.

 

Pie de página