Saltar la navegación

Navegación

Montero afirma que el mayor margen de déficit para 2016 es “una batalla ganada por el conjunto de las autonomías”

La consejera de Hacienda espera que el Gobierno central deje sin efecto la petición de no disponibilidad de crédito a Andalucía

Andalucía, 21 de abril de 2016

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha valorado positivamente la elevación del objetivo de déficit de las comunidades autónomas para 2016, del 0,3% al 0,7% del PIB, destacando que es “una batalla ganada por el conjunto de las autonomías”, ya que han trasladado “con claridad y contundencia” que no era posible “recortar en el Estado de bienestar, en la educación, la sanidad y las políticas sociales”.

En comisión parlamentaria, Montero se ha mostrado satisfecha con la decisión del Gobierno central de repartir entre las comunidades y la Seguridad Social el nuevo margen de déficit que España va a solicitar a Bruselas a través del Programa de Estabilidad, porque “lo conseguido está en línea con lo que planteó Andalucía” y esta nueva posición garantiza mejor el cumplimiento del objetivo de déficit para 2016.

Según Montero, la “batalla” librada con éxito por las autonomías permitirá que las políticas sociales, la educación y la sanidad no tengan que sufrir recortes y que también se beneficie el sistema de pensiones, que es “otra de las políticas que la Junta de Andalucía ha planteado blindar”. En su opinión, se ha abordado un debate importante que pone el acento “no en quién recorta, sino en determinar en qué políticas se pueden realizar mayores ajustes y qué elementos hay que preservar porque garantizan la igualdad de los ciudadanos”.

La consejera ha explicado que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se dirigió por carta el 6 de abril a las comunidades autónomas exigiendo la adopción de medidas para reconducir la desviación en el déficit y, concretamente, la aprobación, en el plazo de 15 días, de un acuerdo de no disponibilidad de crédito. La realización de la correspondiente retención supondría “dejar sin efecto los presupuestos aprobados por las comunidades para 2016” y llevar a cabo un recorte que, en el caso de Andalucía, alcanzaría los 600 millones de euros.

Dado que hay un nuevo margen de déficit, la consejera ha mostrado su confianza en que el Ministerio deje sin efecto la petición de no disponibilidad de crédito, haga una propuesta sobre la nueva distribución del objetivo de déficit en el Consejo de Política Fiscal y Financiera previsto para el jueves e inicie reuniones bilaterales con cada comunidad autónoma. En este punto, Montero ha advertido que estará alerta para que “no haya letra pequeña y no se plantee ninguna condicionalidad para el reparto del nuevo margen de déficit”.

Asimismo, ha insistido en la urgencia de revisar el modelo de financiación autonómica, porque “el debate sobre el déficit debería ser secundario al de la financiación” porque la propia Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha achacado parte del desvío del déficit de las comunidades en 2015 al sistema de financiación, que perjudica a Andalucía porque recibe una financiación por debajo de la media.

Compromiso con la estabilidad
En su intervención, la consejera ha informado de que Andalucía ya había solicitado una reunión bilateral y había remitido una carta al ministro Cristóbal Montoro en la que demostraba, con datos, el compromiso de Andalucía en materia de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, ya que fue la tercera comunidad de régimen común con un menor déficit público en 2015, medio punto de PIB por debajo de la media de las regiones. Además, al cierre de 2015, el déficit de Andalucía supone tan solo una tercera parte de lo que representaba en 2011.

Por otra parte, la comunidad tiene un nivel de endeudamiento “muy prudente”, 2,6 puntos de PIB por debajo de la media regional, según los últimos datos del Banco de España y ha situado su Periodo Medio de Pago a Proveedores (PMP) dentro del plazo de 30 días que establece la normativa de estabilidad presupuestaria. De hecho, según el último dato publicado relativo al mes de febrero, el PMP es de 29,93 días.

En este último punto, Montero ha lamentado el retraso en el libramiento del Fondo de Liquidez Autonómica del primer trimestre de 2016 para la deuda comercial y ha explicado que también se ha dirigido por carta al ministro Montoro para reclamar la apertura de la plataforma del FLA y “permitir así el pago de las facturas a proveedores”, algo fundamental si el Ministerio quiere que “de manera efectiva las regiones puedan hacerse responsables a la hora de garantizar sus tiempos de pago y no dependamos de las decisiones o la gestión del Gobierno central”.












Imprimir Imprimir noticia

 

Pie de página