Saltar la navegación

Navegación

Montero urge a reformar la financiación porque condiciona la sostenibilidad financiera de comunidades como Andalucía

La consejera insta a consensuar, desde el Parlamento, una posición común que permita lograr una “respuesta satisfactoria a las demandas” de Andalucía

Andalucía, 28 de abril de 2016

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha valorado positivamente la flexibilización del objetivo de déficit para 2016 porque “supone un respiro a corto plazo”, aunque ha advertido que “el origen del problema se encuentra en el sistema de financiación vigente, que condiciona decisivamente la sostenibilidad financiera de comunidades como Andalucía” por lo que su reforma es “clave” para conformar un modelo “justo y estable” de cara al futuro.

En comparecencia en el pleno del Parlamento, Montero ha explicado que el “problema de fondo” para las comunidades es que se mantiene un sistema de financiación autonómica que lleva caducado desde 2003 porque no ha habido voluntad para reformarlo, “pese a las evidencias sobre la insuficiencia de recursos y la ausencia de equidad que año tras año han puesto de manifiesto sus liquidaciones”.

Por tanto, en su opinión, “no es justo hablar de ajustes y de reparto de objetivos de déficit” sin abordar, de forma prioritaria, la reforma del modelo de financiación. En este punto, la consejera ha argumentado la importancia de consensuar, desde el Parlamento andaluz, las “bases del modelo territorial que necesitamos” y alcanzar una posición común para afrontar las negociaciones que deben iniciarse y lograr una “respuesta satisfactoria a las demandas de Andalucía”.

La titular de Hacienda se ha mostrado satisfecha con la elevación del objetivo de déficit de las comunidades autónomas para 2016, que ha pasado del 0,3% al 0,7% del PIB, porque “se trata de un triunfo” de las autonomías, que han rechazado de forma “contundente y unánime” la exigencia del Gobierno central de adoptar acuerdos de no disponibilidad de crédito o, lo que es lo mismo, de realizar recortes en los presupuestos para 2016.

Esta decisión del Gobierno central de ampliar el objetivo de déficit a las comunidades “entendemos que deja sin efectos” la exigencia de no disponibilidad que para Andalucía supondría un recorte de 600 millones de euros, según ha argumentado Montero, precisando, no obstante, que el Ministerio de Hacienda debería concretar su propuesta en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebra mañana.

Plan de Ajuste
De momento, el Ministerio ha dado un mes de plazo a las comunidades para adaptar el Plan Económico Financiero al nuevo objetivo de déficit del 0,7%. Atendiendo a este requerimiento, Montero ha explicado que Andalucía ha realizado un Plan de Ajuste que no incluye nuevas medidas adicionales que supongan recorte alguno al presupuesto.

La consejera ha recordado que, desde el primer momento, Andalucía rechazó acometer recortes en el presupuesto actual porque “hemos cumplido razonablemente con la reducción del déficit, puesto que la desviación en 2015 ha venido provocada principalmente por las decisiones arbitrarias del Gobierno central” y porque la sanidad, la educación y los servicios sociales “no podían ser objeto de más ajustes”.

Montero ha recordado que la propia AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) considera en un informe reciente que Andalucía podría cumplir con el objetivo de déficit fijado para 2016 simplemente ejecutando su presupuesto, sin necesidad de realizar ajustes adicionales.

En su intervención, la consejera ha destacado el esfuerzo realizado por la comunidad para reducir su déficit un 67% entre 2012 y 2015 y ha considerado que si la Administración central hubiera realizado el mismo esfuerzo “habría bastado para cumplir en 2015 con el objetivo fijado para el Reino de España por la UE”.








Imprimir Imprimir noticia

 

Pie de página