Saltar la navegación

Navegación

Montero apela a una “hoja de ruta compartida” de administraciones y empresas para la creación de empleo

La consejera de Hacienda anuncia para 2016 nuevas deducciones e incentivos fiscales orientados a un “modelo productivo más competitivo”

Andalucía, 25 de enero de 2016

Comision

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha apelado a “la colaboración de todos”, administraciones, instituciones y empresas, con el fin de establecer una “hoja de ruta compartida” cuyo objetivo sea la creación de empleo. En este sentido, ha señalado al desempleo como el principal déficit estructural de Andalucía que requiere de una “insistente estrategia a medio y largo plazo”, incorporando tanto políticas dirigidas directamente al empleo, las empresas o las infraestructuras, como aquellas que aportan “elementos de competitividad inmateriales”, como son las políticas sociales, la educación o la sanidad.

Así se ha manifestado durante la inauguración de la jornada “Las empresas en Andalucía. Retos y perspectivas de futuro”, organizada en Sevilla por la Academia de Ciencias Sociales y del Medio Ambiente de Andalucía, donde ha defendido que es el momento para que las empresas cambien su estrategia “desde un entorno de supervivencia hacia la búsqueda de nuevas oportunidades de expansión”.

La consejera ha recordado que la Junta de Andalucía también está “inmersa en un proceso de cambio” y se ha referido a la Estrategia para la sostenibilidad y excelencia de los servicios públicos que se está desarrollando con el fin de modernizar la administración pública para “ganar en transparencia, coordinación y eficacia, además de avanzar en evaluación de las políticas públicas y en la rendición de cuentas”.

Montero ha saludado la convocatoria de este encuentro como una oportunidad para “disipar temores y ofrecer confianza en el futuro al mundo empresarial andaluz” y ha subrayado que “hemos de saber aprovechar la actual coyuntura económica internacional para fortalecer nuestra posición competitiva en el mercado global, impulsando un nuevo modelo productivo más innovador y competitivo”. En este sentido, ha criticado el “elevado coste social” que han supuesto las políticas basadas en la austeridad y que han provocado que la crisis haya tenido una duración y una intensidad “muy superior a lo razonable”.

La consejera ha reivindicado un mayor protagonismo de las empresas, como elementos esenciales para la creación de riqueza y empleo. “En este futuro que deseamos para Andalucía, necesitamos que aumente el tejido emprendedor, que nuestras empresas ganen en tamaño y competitividad, que accedan a nuevos mercados y, por supuesto, que generen más y mejor empleo”, ha enfatizado.

En esta línea ha aportado algunos datos que “nos hacen afrontar los próximos años con renovada esperanza”, como que en los once primeros meses de 2015 se crearon en Andalucía 11.914 sociedades mercantiles netas, lo que representa un crecimiento del 3,8%, una tasa que duplica el dato a nivel nacional. Asimismo, durante los nueve primeros meses del pasado año la inversión extranjera en la comunidad se ha incrementado un 71,8%, superando los 450 millones de euros, lo que convierte a Andalucía en la tercera región receptora tras Madrid y Cataluña. Por su parte, el número de empresas exportadoras ha crecido un 17,4%, duplicando también el incremento medio registrado en España.

Presupuesto 2016
Montero también se ha referido al presupuesto de la Junta para 2016, que “refleja la apuesta del Gobierno andaluz por la dinamización de la actividad económica y el empleo”, con 2.037 millones destinados a políticas de desarrollo económico, fomento del empleo e I+D+i. Asimismo, ha recordado el nuevo Plan de internacionalización recientemente aprobado que pretende impulsar su peso hasta el 20% del PIB, alcanzar un total de 20.000 empresas exportadoras y que la mitad de las ventas fuera de España se concentren en mercados no europeos.

Respecto a la fiscalidad, Montero ha avanzado que desde su departamento se está estudiando la posibilidad de establecer nuevas deducciones autonómicas en el IRPF por creación de empleo o por aportaciones a proyectos empresariales que contribuyan a crear un modelo productivo más competitivo, así como incentivos fiscales a nuevas empresas que creen empleo y a inversiones en I+D+i en tributos de competencia autonómica.












Imprimir noticia

 

Pie de página