Saltar la navegación

Navegación

Andalucía ha impulsado medidas de eficiencia en el sector público con un ahorro de 3.329 millones entre 2011 y 2015

Montero destaca en el Parlamento que el 77% de la financiación a entes instrumentales se dirige directamente a servicios públicos de carácter social

Andalucía, 18 de febrero de 2016

La Junta de Andalucía ha impulsado medidas de eficiencia en el sector público instrumental que han supuesto un ahorro de 3.329 millones de euros entre los años 2011 y 2015, con una media anual de 665 millones de euros, según recoge el último informe publicado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas el pasado día 4 de febrero. Asimismo, Andalucía es la región que ha reducido un mayor número de entes instrumentales, concretamente 148 entes de reducción neta, lo que representa el 19% del conjunto de las comunidades, superando en 38 entes el objetivo inicial de reducción fijado en 110.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha trasladado estos datos en comisión parlamentaria donde ha destacado que esta disminución supone el 44% del inventario de entes instrumentales elaborado por el propio Ministerio, una cifra superior a la media de las comunidades que han reducido el 38%. Durante su intervención, la consejera ha recordado el compromiso del Gobierno andaluz con la “mejora permanente de la eficiencia en el gasto público”, de modo que fue la primera comunidad en aprobar un plan de reestructuración del sector público.

No obstante, también ha querido subrayar que en Andalucía el sector instrumental forma parte de la estructura de prestación de servicios públicos y que “a pesar del intento de demonización de los entes instrumentales”, la Junta ha llevado a cabo medidas destinadas a mejorar la eficiencia y reducir el gasto “sin comprometer la calidad de los servicios prestados”. En este sentido, ha indicado que el 77% de la financiación presupuestaria a entes instrumentales en 2016 va dirigida directamente a servicios públicos de carácter social.

Montero ha defendido la provisión pública de servicios básicos como “garantía de eficiencia y de calidad”, así como “elemento nuclear” para preservar la equidad y la igualdad de oportunidades del conjunto de la ciudadanía, y ha criticado las políticas de austeridad que han sido una “coartada” para el desmantelamiento de los servicios públicos y el intento de privatización del sector público.

A pesar de las exigencias “inducidas por la aplicación de las reglas de estabilidad”, en Andalucía se han adoptado medidas de ajuste “que no han afectado a la prestación de servicios públicos fundamentales y que se han basado en la mejora de la eficiencia y el reparto de los esfuerzos que ha preservado el ámbito público de prestación de estos servicios esenciales”, ha subrayado la consejera. Montero ha defendido que “Andalucía es una comunidad autónoma eficiente”, con datos cerrados de la Intervención General del Estado del ejercicio 2014, que sitúan el gasto corriente primario por persona en 2.632 euros, frente a una media regional de 3.066 euros. “Nuestro gasto corriente por habitante es un 23,5% inferior que el de la comunidad autónoma de régimen común que más gasta”, ha señalado, para defender que Andalucía es la comunidad “que presta más servicios a un menor coste”.

Gestión pública innovadora
Montero ha hecho hincapié en que para profundizar en la mejora de la eficiencia del sector público instrumental no basta sólo con reducir el número de entes sino que es necesario trabajar para “mejorar la presupuestación, establecer control en el gasto y generar economías de escala, que permitan aprovechar mejor los recursos públicos y generar ahorro”. Entre otras medidas, se ha referido a la disminución de un 6,1% en la financiación del gasto corriente de las entidades que no tienen carácter social, mientras que se incrementa en un 4,6% la correspondiente a entes sociales.

Asimismo, ha apostado por un sector público “más ágil, dinámico y que responda a los desafíos de la sociedad del siglo XXI”, para lo que se pondrá en marcha de la ‘Estrategia para una Gestión Pública Innovadora Andalucía 2020’ que incluirá al sector público instrumental y que pretende “transformar el modelo burocrático de Administración del siglo XIX hacia un modelo que sitúe en el centro al ciudadano”.

La consejera ha señalado que en este nuevo modelo, la administración pública deberá ser capaz de “aprovechar todo el talento” de los profesionales públicos y organizarse más en red que en el clásico esquema jerarquizado. Asimismo se asentará sobre un “sólido marco ético de gestión y de servicio a la ciudadanía y que sea evaluable atendiendo a los resultados y no solo por meros indicadores automáticos”. “Un modelo que preserve el valor de lo público, garantizando la sostenibilidad de los servicios públicos”, ha concluido Montero.











Imprimir noticia

 

Pie de página