Saltar la navegación

Navegación

El proyecto de Presupuesto de Andalucía para 2017 supera el debate de totalidad y continúa su tramitación parlamentaria

La consejera de Hacienda defiende que son unas cuentas para la reactivación económica y el empleo orientadadas a las clases medias

Andalucía, 10 de noviembre de 2016

Comision

El proyecto de presupuesto de la comunidad autónoma para 2017 ha superado el debate de totalidd y continúa su tramitación parlamentaria. Durante su comparecencia en el Pleno, la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha defendido que las cuentas públicas del próximo ejercicio ponen el acento en las políticas de reactivación económica y el empleo, mantienen su apuesta por el Estado de bienestar y están orientadadas a las clases medias y trabajadoras, que “son las que más han sufrido los efectos de la crisis”.

Montero ha destacado que el presupuesto es “el mejor instrumento para acompañar a la sociedad en el inicio de la recuperación”, de ahí la necesidad de “robustecer las políticas públicas” para avanzar en la cohesión social, el desarrollo económico y la redistribución de la riqueza. “Las cuentas que hoy presentamos dan una respuesta progresista a las necesidades de la ciudadanía”, ha manifestado.

“Es el momento de dejar de resistir y comenzar a dar respuesta a la clase media, que es garantía de estabilidad política y económica y que se ha reducido notablemente durante la crisis por la destrucción de empleo y por la reducción de salarios”, ha enfatizado.

Según ha expresado, los presupuestos son un “ejercicio de responsabilidad del Gobierno andaluz, porque no se entendería que no aprovecháramos los vientos propicios que soplan para acompañar a los andaluces en la mejora de su situación”. Así, ha explicado que el gasto social en sanidad, educación e igualdad crecerá un año más y se destinan nuevas partidas para innovación, desarrollo y fomento del empleo, con una previsión de creación 85.000 puestos de trabajo en 2017. Asimismo, “para dinamizar la actividad económica”, se aumenta más de un 10% la inversión pública, que alcanza 3.668 millones de euros, lo que representa el 2,3% del PIB y un 11% del presupuesto total.

Montero ha aludido también a la gestión “responsable y estable” de las cuentas públicas en ejercicios anteriores, que corroboran datos como que la ejecución presupuestaria de los gastos de la Junta se sitúa en torno al 97% en los últimos años; el déficit, la deuda o el periodo medio de pago a proveedores se mantienen por debajo de la media regional; la progresiva recuperación de las partidas destinadas a políticas más sensibles; o la restitución de derechos a los empleados públicos.

No obstante, ha lamentado que la velocidad de la recuperación se incrementaría si Andalucía contara con la “ayuda” del Gobierno de España, al que ha reclamado una financiación “justa”, recordando los 4.672 millones de euros que separan a la comunidad de la media, así como un reparto equitativo de los objetivos de déficit para que las autonomías no tengan que asumir la mayor parte de los ajustes. Del mismo modo, ha criticado la falta de colaboración del Gobierno central por su negativa a comunicar durante meses la información necesaria para la elaboración de las previsiones de ingreso y, finalmente, congelar las entregas a cuenta del próximo ejercicio.

Escenario macroeconómico

En este contexto, la consejera ha explicado que el proyecto de presupuesto toma como base un escenario macroeconómico “prudente y coherente”, con un crecimiento real del PIB del 2,3%. Asimismo, las cuentas se han proyectado con un objetivo de déficit del 0,5% del PIB, “una senda de consolidación más suave”, si bien ha afirmado que no renuncia a ampliar este margen ya que aún no se han repartido las dos décimas adicionales concedidas por Bruselas, de las que ha reclamado una para las comunidades autónomas y la otra para la Seguridad Social y el sistema de pensiones.

Respecto a la política tributaria, Montero ha reiterado que una de las prioridades del Gobierno andaluz es trasladar “progresivamente” a las clases medias y trabajadoras la mejora de la situación económica a través de una reducción de las cargas fiscales. Así, ha recordado que, en 2016 se bajaron dos puntos del IRPF para rentas inferiores a 60.000 euros y en agosto entró en vigor un mejor tratamiento para las herencias de vivienda habitural. Según ha explicado, a partir de enero se aplicarán nuevas reducciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y ha señalado que pese, al descenso en la recaudación en Sucesiones, los ingresos tributarios aumentarán en 2017 al compensar la evolución positiva de otros impuestos.

El presupuesto para 2017 alcanza un montante total de 33.239 miilones de euros, de los que 29.477,8 millones corresponden a gasto financiero, lo que representa un crecimiento del 2,8% y 816 millones más que en el ejercicio 2016.

La consejera ha situado la creación de empleo como “la principal preocupación del Gobierno andaluz”, de ahí que se destinen más de 1.146 millones de euros al fomento del empleo, mientras que la partida de empleabilidad, intermediación y fomento del empleo crece un 13% y alcanza 543,2 millones de euros. Por su parte, las acciones destinadas a la lucha contra el desempleo juvenil contarán con 116,4 millones de euros y las actuaciones para desempleados mayores de 30 años dispondrán de 53 millones de euros. Además se contempla un plan dirigido a colectivos vulnerables dotado con 100 millones de euros. La Formación Profesional para el Empleo tendrá una dotación presupuestaria de 232 millones adicionales a los de este año.

Estímulo económico

Además de estas actuaciones directas, el presupuesto contribuirá a la creación de empleo a través del estímulo y el impulso del desarrollo económico al que se destinan 524,3 millones de euros, lo que supone 18,1 millones de incremento sobre el año anterior. Asimismo, las iniciativas de respaldo a los trabajadores autónomos cuentan con 128 millones, las empresas de economía social dispondrán de 15,4 millones, el fomento de la cultura emprendedora absorbe 41,3 millones y el apoyo a la internacionalización empresarial se dota con 26,1 millones. Además, se pondrá en marcha un plan específico de empleo industrial para el que se consignan 100 millones de euros.

Según la consejera, el impulso al nuevo modelo productivo pasa “inexorablemente” por la innovación, de ahí que el presupuesto dedique 448,3 millones de euros a I+D+i, lo que representa un crecimiento del 3,6%. El Programa de Investigación Científica e Innovación acapara el 75,6% de esta política, con 339,1 millones, mientras que Innovación y Evaluación educativa aumenta un 16,6%. Por su parte, las Universidades andaluzas dispondrán de 194,5 millones en este ámbito.

Para la “consolidación” de los sectores tradicionales se dotan medidas de apoyo dirigidas a “mejorar su competitividad, incrementar el tamaño de las empresas y potenciar la generación de empleo”. Montero ha señalado al turismo como “la actividad del sector servicios que mayores repercusiones en términos de renta y empleo genera en Andalucía, y una de las palancas dinamizadoras de nuestro crecimiento y desarrollo socioeconómico”. En 2017, la Consejería crece un 3,65% y alcanza 156,31 millones de euros, que permitirán desarrollar los Planes Turísticos de Grandes Ciudades (7 millones), impulsar un nuevo modelo de desarrollo turístico basado en la calidad, accesibilidad y sostenibilidad de los destinos (14,7 millones) o aumentar el protagonismo de la marca Andalucía con acciones de marketing y comunicación (27 millones).

Por su parte, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural gestionará más de 2.000 millones de euros, con un incremento del 13,3% de los fondos propios que compensan la pérdida de los fondos asociados a la PAC. Este aumento permitirá, entre otras, incrementar casi un tercio los recursos destinados a la mejora de la producción agrícola y ganadera, que alcanzarán 147,6 millones de euros. El programa para el fomento del desarrollo sostenible y la diversificación en los entornos rurales, mediante la mejora de los regadíos y los accesos a explotaciones contará con 68,5 millones.

Montero ha destacado el papel de la cultura para configurar una sociedad “más libre e independiente, más crítica e igualitaria”. Por ello, la política cultural incrementa sus fondos un 14,8% y supera los 192 millones de euros en 2017, con una apuesta por las industrias creativas y del libro (86,5%) y por los programas e instituciones culturales (48,6%).

Estado de bienestar

El 84% del presupuesto se dedica a las políticas que componen el Estado de bienestar. “Las políticas que nos permiten ser iguales son la principal apuesta del Gobierno andaluz”, ha subrayado la consejera. Para atender al “sistema educativo más grande del país”, con más de 1.760.000 estudiantes en las diferentes enseñanzas, se destinan más de 6.100 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,8% y casi 222 millones más para educación no universitaria.

Por su parte, la política de Sanidad será un año más la de mayor peso del presupuest, “ya que uno de cada tres euros se destinan a Salud”, y contará con más de 9.300 millones de euros, 479 más y un incrementa del 5,4%. Se trata, según ha explicado Montero, de un “esfuerzo continuado en el tiempo”, una apuesta consolidada en la que Andalucía destina casi un punto del PIB más que la media española (6,30% del PIB regional frente al 5,5% de la media de comunidades). En 2017 se publicará una nueva oferta de empleo público con 2.500 plazas en el sector sanitario y se impulsará las infraestructuras y equipamientos sanitarios con 132,5 millones de euros.

Las políticas sociales estarán dotadas con casi 1.990 millones de euros y mantienen el compromiso del Gobierno andaluz con las personas dependientes que absorben 1.188 millones, un 2.5% más con el objetivo de alcanzar el 10% de incremento durante la legislatura. Para proteger a las familias en situación o en riesgo de exclusión social se consignan 154,3 millones, mientras que las políticas dirigidas a la infancia reciben 155 millones. Un año más Andalucía volverá a incrementar en un 2% el complemento de las pensiones no contributivas y asistenciales, las más bajas del sistema, una ayuda extraordinaria de la que se beneficiarán 107.850 personas.

La consejera también se ha referido a los empleados públicos a los que ha definido como el “mayor patrimonio de una administración responsable”. El presupuesto de 2017 incluye la recuperación de la jornada laboral de 35 horas semanales, el abono de otro 25% de la paga extra de 2012 así como el incremento del 1% en las retribuciones que deberá aprobar el Gobierno central previamente. Asimismo, se mantiene la apuesta por el empleo público, con una nueva oferta de 5.500 plazas, de las que 2.500 serán para sanidad y 2.300 para educación, a las que se añadirán 1.900 plazas de promoción interna para los funcionarios, lo que elevará la oferta a 7.400 plazas en total.


 

 





ImprimirImprimir noticia

 

Pie de página