Saltar la navegación

Navegación

La Agencia Tributaria de Andalucía refuerza la lucha contra el fraude y la simplificación administrativa

Ramírez de Arellano insiste en la necesidad de abordar de manera “urgente” la reforma del modelo de financiación autonómica

Andalucía, 25 de junio de 2018

Comision

La Agencia Tributaria de Andalucía (Atrian) reforzará la lucha contra el fraude fiscal y la simplificación administrativa con el fin de mejorar la eficacia en la recaudación. Así lo ha avanzado el consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública, Antonio Ramírez de Arellano, durante la inauguración de las primeras jornadas técnicas organizadas por este organismo, donde ha insistido en la necesidad de abordar de manera “urgente” la reforma del modelo de financiación autonómica.

Bajo el título “Nuevos retos en la lucha contra el fraude: prevención, control y cooperación”, en el encuentro la Atrian ha presentado su nuevo contrato de gestión con la Junta de Andalucía, en el que se establecen las líneas de actuación para el periodo 2018-2021, en el que se fijan como prioridades: mejorar la eficacia en la recaudación y la reducción del fraude fiscal. El consejero ha defendido que la fiscalidad no es un fin en si misma sino que es un instrumento que debe contribuir a la redistribución de la riqueza, ya que permite gestionar los recursos públicos para políticas que garantizan la igualdad de oportunidades. “Tenemos la responsabilidad de que todos los ciudadanos contribuyan de manera proporcionada al sostenimiento de los servicios públicos”, ha manifestado

El consejero ha señalado que el objetivo fundamental de la Agencia Tributaria es la recaudación de los tributos cedidos a la comunidad autónoma que suponen una media de 2.200 millones de euros anuales. Asimismo, ha destacado que el 85% de la recaudación de la Atrian se produce en la fase voluntaria mediante las autoliquidaciones que presentan los contribuyentes, de ahí la importancia de seguir ampliando los servicios telemáticos para facilitar la realización de los trámites de la ciudadanía.

También ha señalado que, en los últimos años, se ha reducido el fraude y que el fin es mejorar los resultados incidiendo en la prevención, el control y la cooperación con los contribuyentes. El objetivo es facilitar a la ciudadanía el acceso a la información para que cumplan con sus obligaciones fiscales.

Durante su intervención, Ramírez de Arellano ha subrayado que el objetivo de la política tributaria de la Junta de Andalucía no es meramente recaudatorio, sino que persigue el “estímulo de la actividad económica” mediante medidas inspiradas en los principios de igualdad y progresividad. “La recaudación tributaria debe ser entendida como la base sobre la que construimos la economía y la sociedad que queremos”, ha señalado, para subrayar que se trata de “un compromiso colectivo por contribuir y gestionar desde la eficiencia para el bien común”.










ImprimirImprimir noticia

 

Pie de página