Saltar la navegación

Navegación

Los precios subieron un 0,9% en octubre y la tasa de inflación se sitúa en el 2,1%

La nueva temporada de invierno eleva los precios en vestido y calzado por encima del 10%

Andalucía, 14 de noviembre de 2018

Los precios subieron un 0,9% en el mes de octubre en Andalucía, crecimiento similar al registrado a nivel nacional, según la información del Índice de Precios de Consumo (IPC) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En términos interanuales, la tasa de inflación en Andalucía se situó en el 2,1%, una décima inferior a la registrada en el mes de septiembre y por debajo de la observada en España (2,3%) y en la Zona Euro (2,2%).

El comportamiento de la tasa de inflación en el mes de octubre responde a la moderación del crecimiento de los precios de los productos energéticos y se mantiene en sintonía con los niveles observados en los ámbitos nacional y europeo. En octubre, se registra un incremento del precio de los productos energéticos del 11,1% (dos puntos menos que en septiembre), como consecuencia del menor aumento del precio de la electricidad, el gas y otros combustibles (5%), que se ha visto compensado con el repunte del precio de los carburantes y combustibles (11,9%). Después de cuatro años, el precio del barril de petróleo Brent en los mercados internacionales supera nuevamente los ochenta dólares (81,6 dólares de media), con un crecimiento del 41,8% respecto a octubre de 2017.

De la evolución intermensual de los precios de consumo en Andalucía, destacan los aumentos observados en vestido y calzado (10,8%), reflejo de la nueva temporada de invierno, y alimentos y bebidas no alcohólicas (1,3%), especialmente por la subida de precios de las frutas frescas (10,1%). Por su parte, se observan descensos en los precios en comunicaciones (-0,7%), debido a la bajada de precios de los equipos (-1%) y servicios de telefonía (-0,7%), así como en vivienda (-0,5%), por la bajada en la electricidad, el gas y otros combustibles (-1,3%).

Respecto a octubre de 2017, los mayores aumentos se producen en transporte (5,6%), por los precios de los carburantes y combustibles (11,9%); vivienda (2,7%), especialmente por el aumento en la electricidad, el gas y otros combustibles (5%); comunicaciones (2,1%), debido a los servicios postales (12,2%) y de telefonía (3,9%); y hoteles, cafés y restaurantes (2,1%), principalmente por los servicios de alojamiento (6,7%). Tan solo un grupo de los doce que conforman el IPC presenta un descenso interanual de precios; se trata de ocio y cultura (-0,1%), como consecuencia de las bajadas de precios de los equipos audiovisuales, fotográficos y de procesamiento de información (-5,2%) y otros grandes bienes duraderos para el ocio y la cultura (-4,2%).

La inflación subyacente, el componente más estructural del IPC, que no incluye los precios de los alimentos no elaborados ni los productos energéticos, aumenta en una décima y se mantiene en niveles muy moderados, el 0,9%, una décima por debajo de la tasa española (1%) y 1,2 puntos inferior al IPC general.





ImprimirImprimir noticia

 

Pie de página