El Gobierno andaluz aboga por completar las transferencias y desarrollar totalmente el Estatuto

La declaración institucional con motivo del XXV aniversario de la Junta anima a 'hacer valer los derechos de Andalucía como comunidad que accedió a la autonomía por la vía del artículo 151 de la Constitución'


Andalucía, 27 de mayo de 2003

Reunión del Consejo de Gobierno en Cádiz

El Gobierno andaluz ha proclamado su deseo de "culminar el proceso de transferencias, desarrollar en su totalidad el contenido del texto estatutario y hacer valer los derechos de Andalucía como comunidad que accedió a la autonomía por la vía del artículo 151 de la Constitución" en una declaración institucional leída por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, con motivo del XXV aniversario de la Junta.

El texto señala la necesidad de que Andalucía, de cara a los nuevos retos que plantea el siglo XXI, se anime a "desempeñar un papel más influyente en el progreso de España, en la construcción de la pluralidad y en la consolidación del Estado autonómico". El documento destaca la importancia fundamental para Andalucía que supone la fecha del 27 de mayo de 1978, a la que se califica como "un hito fundamental de nuestra historia contemporánea", y se sitúa como el eslabón necesario entre las manifestaciones del 4 de diciembre de 1977 y el referéndum autonómico del 28 de febrero de 1980.

Los 25 años transcurridos han coincidido, según el Gobierno de la Junta, "con el resurgir de Andalucía, con una etapa de cambios profundos y de mejora sustancial de las condiciones económicas, sociales y culturales". Dentro de este proceso de cambios, destaca la experimentada "por los propios ciudadanos", que han asumido "las características propias de las sociedades avanzadas: el dinamismo, el espíritu innovador, la cultura emprendedora, la eficiencia y la competitividad".

Retos a corto plazo

La declaración plantea además una serie de retos a corto plazo a los que la sociedad andaluza tendrá que hacer frente: "Las expectativas de un proceso de globalización, cuyas oportunidades deben repartirse más justa y equitativamente; las exigencias de una revolución tecnológica, a la que es preciso dar respuestas más eficaces y contundentes, y las incertidumbres que, en el ámbito internacional, generan las guerras, las acciones terroristas y los desequilibrios económicos y sociales".

En cuanto a la inminente ampliación de la Unión Europea con la entrada de países menos avanzados social y económicamente, el Gobierno andaluz entiende que esta circunstancia "exige un esfuerzo conjunto, es decir nacional y autonómico, para mejorar nuestra capacidad y competitividad sobre la base de un mayor desarrollo de la ciencia, la investigación y la tecnología".

Asimismo, y de cara a la construcción europea, el texto aboga por "restablecer la confianza entre los socios europeos, avanzar en la cohesión económica y social, impulsar los mecanismos de cooperación con terceros países y hacer efectiva una Política Exterior y de Seguridad Común". Especialmente, en el área mediterránea.

Por lo que respecta a la sociedad andaluza, el objetivo de los próximos años es que "nadie quede atrás o al margen del progreso". Jóvenes, mujeres o inmigrantes son algunos de los colectivos a los que prestar una especial atención, según la declaración, en aras a conseguir una sólida cohesión social.

Batalla al subdesarrollo

En el campo económico, se ha ganado la batalla al subdesarrollo. "La Andalucía actual ha dejado de ser una zona aislada y diferenciada de su entorno español y europeo", ha afirmado Chaves, a pesar de "ciertos déficits, como una cota de desempleo demasiado elevada". Además, ha dicho, Andalucía ya no crece sólo en épocas de bonanza generalizada sino que mantiene económicamente el tipo en etapas de recesión internacional.

El diálogo con otras instituciones y con los distintos agentes políticos, sociales y económicos supone igualmente una prioridad para el Gobierno andaluz de la misma manera que el debate abierto con los ciudadanos en torno a la Segunda Modernización de Andalucía.

Por último, la declaración rinde homenaje a aquellos andaluces que hace 25 años iniciaron la senda por la que ha transcurrido la etapa autonómica. 



Cerrar