La Junta de Andalucía ha manifestado que la reforma de la Ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo supone un retroceso de 30 años. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha manifestado su rechazo a esta modificación ideológica que vulnera la libertad y decisión de las mujeres.

 

Sánchez Rubio ha asegurado que no hay necesidad de modificar una ley que está en vigor, que funciona, que es garantista y progresista, y que apuesta por los derechos y libertades de las mujeres. En este sentido, ha recordado que la Ley actual engloba la salud sexual y reproductiva y la interrupción voluntaria del embarazo y que se trata de una ley de plazos en sintonía con la legislación europea y de la mayor parte de los países desarrollados. Esta norma “garantiza esos derechos, que ahora se van a ver vulnerados con una reforma elaborada en contra de la opinión pública”, ha subrayado.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Soledad Ruiz, destacó hoy los derechos que las mujeres disfrutan en la actualidad, que se han logrado “a lo largo de mucho años de esfuerzo”, y que, alertó, “ahora están dando pasos atrás bajo la excusa de la crisis”. Así lo señaló con motivo de la celebración, durante este mes de octubre, del 82 aniversario del sufragio femenino en España. 

Menú

Encuentra las últimas novedades sobre

Agenda

loader

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter