La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado que la retirada de la reforma de la Ley del aborto es un “éxito de las mujeres en su lucha por el derecho a decidir y del movimiento asociativo en esta lucha” que en Andalucía está representado por el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres (CAPM). Sánchez Rubio ha aplaudido la decisión del Gobierno central de retirar el anteproyecto que ha calificado como “totalmente innecesario y peligroso para la salud de las mujeres”. Sánchez Rubio, que ha dicho que esta marcha atrás del Gobierno es “un triunfo para las mujeres”, ha recordado que la postura de la Junta de Andalucía siempre ha sido la de pedir la retirada de un anteproyecto que vulneraba los derechos y libertades de las mujeres, que no establecía regulación sobre la estrategia de salud sexual y reproductiva.

La consejera ha manifestado igualmente que la vigente Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo es una “ley garantista y progresista”. La consejera ha añadido que de haber seguido adelante el anteproyecto, lo hubiera hecho con “el fin último de responder a la demanda ideológica de sectores minoritarios ultraconservadores, cuando, además, no responde a ninguna demanda social”.

El Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres (CAPM), órgano colegiado de participación de las organizaciones de mujeres en las políticas de igualdad de género de la Junta de Andalucía, ha instado al Gobierno central a retirar “de urgencia” el anteproyecto de reforma de la ley del aborto, ya que “vulnera el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y su vida”. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, se ha reunido de urgencia con la comisión permanente del CAPM para informarle del tratamiento de este asunto en la reunión preparatoria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que se celebró el pasado viernes, y de su inclusión en el orden del día de la reunión que mantendrán todos los consejeros autonómicos con la ministra de Sanidad el próximo miércoles.

Según ha explicado la consejera, el anteproyecto de reforma, elaborado hasta ahora “desde un punto de vista de penalización a la mujer, se ha querido ahora revestir desde el ámbito sanitario”, y “precisamente desde ese ámbito se desprotegen los derechos de las mujeres”. En este sentido, Sánchez Rubio ha incidido en que la futura ley “no sólo atenta contra el derecho a decidir de la mujer, sino también sobre su salud”, al no garantizar la igualdad en el acceso a los servicios sanitarios y promover el aborto clandestino en las mujeres con escasos recursos.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha querido mostrar hoy su respaldo a 'El tren de la libertad', una iniciativa nacida en Asturias y protagonizada por el asociacionismo de mujeres de toda España, que se desplazará mañana hasta Madrid para entregar en el Congreso de los Diputados una carta contra la reforma de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva planteada por el Gobierno central. Dicha iniciativa “es un reflejo del rechazo social que ha generado el anteproyecto”, ha señalado la directora del IAM, Silvia Oñate, quien, acompañada por las ocho coordinadoras provinciales, se ha sumado a la acción, con el fin de “reclamar el mantenimiento del derecho de las mujeres a decidir libre y responsablemente sobre sus cuerpos, su maternidad y su proyecto de vida, así como pedir la la retirada del anteproyecto”.

 

La directora del IAM ha destacado asimismo el “enorme esfuerzo que están llevando a cabo las asociaciones de mujeres y organizaciones ciudadanas” para defender el mantenimiento de la ley aún vigente, que garantiza la libertad de la mujer y su derecho a decidir, en sintonía con la legislación internacional. Ello demuestra, ha añadido Oñate, que “la ciudadanía no sólo es consciente del retroceso que están sufriendo los derechos de las mujeres, sino que además no está dispuesta a aceptarlo”. Prueba de ello, ha explicado, “es el importante papel que está desempeñando el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres, el primero en Andalucía en exigir -mediante una carta remitida al Gobierno central el 23 de diciembre- la retirada de dicha reforma”.

La Junta de Andalucía ha manifestado que la reforma de la Ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo supone un retroceso de 30 años. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha manifestado su rechazo a esta modificación ideológica que vulnera la libertad y decisión de las mujeres.

 

Sánchez Rubio ha asegurado que no hay necesidad de modificar una ley que está en vigor, que funciona, que es garantista y progresista, y que apuesta por los derechos y libertades de las mujeres. En este sentido, ha recordado que la Ley actual engloba la salud sexual y reproductiva y la interrupción voluntaria del embarazo y que se trata de una ley de plazos en sintonía con la legislación europea y de la mayor parte de los países desarrollados. Esta norma “garantiza esos derechos, que ahora se van a ver vulnerados con una reforma elaborada en contra de la opinión pública”, ha subrayado.

Menú

Encuentra las últimas novedades sobre

Agenda

loader

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter