María y Alejandro fueron los nombres más frecuentes entre los recién nacidos andaluces en 2014

Publicado el 10.Julio.2015 por IECA y archivado en Estadística
Comentarios desactivados en María y Alejandro fueron los nombres más frecuentes entre los recién nacidos andaluces en 2014

María y Alejandro fueron los nombres más utilizados por los padres y las madres de Andalucía en el año 2014. María repite esa primera posición que ocupa desde 2009 mientras que Alejandro vuelve a liderar el ranking de los niños, como ya ocurría desde 1996 con la única excepción de 2013 (donde Pablo ocupó la primera posición). Según la Estadística de Nombres de los Recién Nacidos Andaluces para el año 2014 que publica hoy el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, se registraron 1.544 niñas llamadas María (un 3,9% del total) y 1.228 niños llamados Alejandro (2,9%).

Atendiendo a los nombres de niñas recién nacidas, los cuatro más frecuentes fueron María, Lucía, Martina y Daniela (suponen el 11,9% del total de niñas), destacando el ascenso de Martina a la tercera posición desde la novena del año anterior (1.020 en 2014 frente a las 712 de 2013). María y Lucía se han ido intercambiando el primer puesto desde el año 1996. De los cuatro nombres más frecuentes, solo Daniela ha disminuido su frecuencia en el último año.

Respecto a los nombres de niño, los primeros cuatro puestos fueron ocupados por Alejandro, Hugo, Pablo y Daniel, siendo Alejandro el único de los cuatro que ha aumentado su frecuencia en el último año. Estos cuatro nombres acumulan el 11,1% del total de niños.

graf1graf2

Teniendo en cuenta los 100 nombres de niña más frecuentes en Andalucía en 2014, Mía fue el que más posiciones incrementó, pasando de la 184 a la 92. Entre los niños, el nombre que más aumentó fue Dylan, que subió del puesto 115 al 72.

En sentido contrario, los nombres que más descendieron fueron Ana María entre las niñas, que ha perdido 24 posiciones, y, empatados, Rayán y Alfonso en el caso de los niños, que han descendido 13 puestos.

Por provincia

Desagregando los nacimientos por provincia, María fue, al igual que en 2013, el nombre de niña más frecuente en todas las provincias andaluzas. Respecto a los niños, Alejandro fue el más frecuente entre los niños de las provincias de Almería, Granada, Jaén y Málaga; Manuel en Huelva y Sevilla; Hugo en Cádiz y Rafael en Córdoba.

graf3 graf4

Según el nombre de los progenitores

Atendiendo al nombre de los padres y las madres, el 11% de los recién nacidos heredaron el nombre de alguno de sus progenitores. En este sentido, se observa cómo el 5,5% de las niñas nacidas en 2014 heredaron el nombre de su madre, porcentaje que en el caso de los niños se elevó hasta alcanzar el 16,2%.

Por provincia, se observa cómo en Córdoba es más habitual que los niños y niñas tengan el nombre de sus padres, registrándose valores por encima de la media andaluza (el 19,9% de los niños y el 7,7% de las niñas). En el extremo contrario se sitúa Málaga, provincia en la que el 12,5% de los niños y el 3,9% de las niñas heredan el nombre de sus progenitores.

Entre los 100 nombres más frecuentes de niñas, destaca el hecho de que el 53,5% de las niñas llamadas Raquel tiene el mismo nombre que sus madres. En el caso de los niños destaca Miguel Ángel, ya que el 65,2% de los recién nacidos con este nombre lo heredaron de su padre.

Ampliando al conjunto total de nombres, siempre que su frecuencia sea superior a 5, destaca que en el 70,3% de las niñas llamadas Susana y en el 100% de los niños llamados Aurelio, su madre y padre respectivamente se llamaban de la misma forma.

Por municipio

Respecto a la consulta del nombre más frecuente entre los nacimientos de cada municipio de Andalucía, siempre que su frecuencia sea superior a 5, los porcentajes más altos se presentaron en Pedrera (Sevilla), donde María fue el nombre de niña más frecuente (un 18,5% de los nacimientos de ese municipio), y en Bujalance (Córdoba), donde Juan fue el nombre más frecuente en relación al total de niños nacidos en dicho municipio (un 15,6%).

Comments are closed.