La longevidad y la mortalidad en Andalucía podrán ser estudiadas en detalle gracias a la combinación de diversas fuentes de información

Publicado el 17.Marzo.2016 por IECA y archivado en Estadística

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía actualiza la información de la publicación Estadísticas Longitudinales de Supervivencia y Longevidad en Andalucía, con la inclusión de tres años más de seguimiento e incorporando como novedad información relativa a las causas de muerte y mayor detalle territorial en los mapas suministrados.

La información se ha obtenido a partir de la explotación de la Base de Datos Longitudinal de Población de Andalucía (BDLPA). Esta fuente de datos es una nueva infraestructura estadística que realiza la integración de la información ya recopilada en otros registros estadísticos y administrativos de base poblacional para su reutilización conjunta.

La explotación ha permitido ofrecer datos que no están disponibles en las estadísticas anuales de mortalidad que se han venido publicando, a partir de la integración y reutilización de fuentes estadísticas que hasta ahora habían sido procesadas de manera independiente, como es el caso de los censos de población y las estadísticas de defunciones del Movimiento Natural de la Población. En concreto, en este trabajo se ha enlazado el Censo de 2001 con las defunciones y las variaciones residenciales ocurridas con posterioridad a la fecha censal, hasta el 31 de diciembre de 2013. De esta forma es posible, por ejemplo, estudiar la mortalidad o la esperanza de vida en función de varias características socio-económicas recogidas en el censo, así como la realización de indicadores de mortalidad para desagregaciones territoriales inframunicipales.

La información puede encontrarse a través de tres productos bien diferenciados. El primero consiste en un conjunto de tablas, a partir de las cuales calcular tasas de mortalidad con la información procedente del número de defunciones y la suma agregada de los tiempos de exposición a riesgo de los individuos.

De este modo, se pueden investigar las diferencias de mortalidad en los años posteriores al Censo de 2001 según el estado civil o el nivel de estudios. Los resultados muestran que en función de la edad, solteros y viudos presentan mayor mortalidad que los casados y que estas diferencias se manifiestan más en hombres que en mujeres. También puede observarse la influencia sobre las tasas de mortalidad del nivel educativo alcanzado; la mortalidad en mujeres de 65 y más años con estudios medios o superiores (23 defunciones por cada mil personas y año, 23‰) es casi la mitad que la observada en mujeres del mismo grupo de edad sin estudios o con estudios primarios (casi 41‰). Además, es posible combinar otras variables tales como la profesión, tipologías de hogar o características de la vivienda. Hasta ahora, este tipo de información no podría estudiarse solamente con las fuentes tradicionales.

El segundo producto de difusión es una gran novedad en esta estadística, incluir información territorial detallada para niveles inframunicipales. Se ha incluido una serie de mapas relativos a los niveles de mortalidad de Andalucía en celdas de 250 metros de lado para la mortalidad en general por sexo y edad, y otra serie en celdas de 1 kilómetro en las que se distinguen grupos de causa de muerte. Estos mapas se difunden a través de un visor que permite la navegación por todo el territorio de nuestra comunidad y la integración de otras capas de información almacenada en esta infraestructura.

Con la ayuda de estos mapas es posible apreciar, por ejemplo, los detalles territoriales de la mortalidad en el entorno de Málaga, donde se distingue en tonos naranjas y rojos varias zonas donde la mortalidad debida a problemas del sistema circulatorio en mujeres es significativamente mayor a la del total de Andalucía.

Razón de mortalidad por causa. Celdas de 1 kilómetro

Finalmente, pensando en las muchas posibilidades de investigación que puede generar esta información y que podrían no ser resueltas con la información suministrada en los dos apartados anteriormente referidos, la publicación ofrece tres conjuntos de ficheros de microdatos basados en una muestra del 10% de los episodios de seguimiento, que permiten el análisis de otras combinaciones de variables y distintos niveles de detalle territorial.

2 Responses to “La longevidad y la mortalidad en Andalucía podrán ser estudiadas en detalle gracias a la combinación de diversas fuentes de información”

  1. Jesús Montosa Muñoz dice:

    Ruego me indiquen, con fines de investigación, información detallada sobre cómo consultar estos tres tipos de tablas o el modo de hacer uso de esta información a escala local, por ejemplo, a escala municipal en la aglomeración urbana de Málaga.

    Atentamente,

    Dr. Jesús C Montosa Muñoz.

    Investigador (no contratado) de la UMA.

    Departamento de Geografía.