SIGNauta: Tecnologías de Información Geográfica para la gestión del patrimonio histórico sumergido de Andalucía

Publicado el 3.Marzo.2016 por IECA y archivado en Cartografía
Comentarios desactivados en SIGNauta: Tecnologías de Información Geográfica para la gestión del patrimonio histórico sumergido de Andalucía

Las aguas continentales y marinas andaluzas, por la posición estratégica de la región, han sido escenario de importantes episodios bélicos. Más importante aún ha sido su papel protagonista durante siglos en el comercio con las colonias americanas, siendo testigo de miles de hundimientos de embarcaciones de diferente porte, que constituyen el componente fundamental del acervo histórico sumergido andaluz. La responsabilidad de conservar el patrimonio arqueológico de los fondos costeros y marinos incluidos en la plataforma continental ribereña a la Comunidad Autónoma, recae en la Consejería de Cultura. Ésta ha desarrollado una importante labor de estudio e investigación para la evaluación de los pecios más importantes desde una perspectiva patrimonial y proceder a su localización, precisa o aproximada, con objeto de establecer medidas de conservación específicas o resoluciones preventivas y cautelares para garantizar que no se dañan los restos arqueológicos.

En el desempeño de esta tarea, la Consejería de Cultura decidió en la década de los noventa dotarse de un servicio especializado desde el que desarrollar proyectos y actuaciones centradas en la conservación del patrimonio sumergido: el Centro de Arqueología Subacuática (CAS), integrado desde entonces en el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH). Desde su nacimiento, su cometido fundamental ha sido poner al día la información sobre los yacimientos en aguas continentales y marítimas y valorar los factores de riesgo que los amenazan. Un hito fundamental en la actividad de este centro ha sido la elaboración de la Carta Arqueológica Subacuática de Andalucía, documento de base para la planificación de las estrategias de protección, investigación y difusión de los bienes culturales. En esta labor de inventario y caracterización del patrimonio sumergido, la línea de actuación más relevante ha sido el rastreo, recopilación y sistematización en una base de datos de toda la información que, localizada en archivos históricos, hacía referencia a naufragios y siniestros marítimos. Esta ha sido de gran ayuda en el proceso de definición de las Zonas de Servidumbre Arqueológica para la protección de posibles yacimientos en este ámbito.

Desde los primeros años de funcionamiento, el CAS vio la necesidad de implementar este sistema de información documental con las potencialidades de análisis que ofrecen las herramientas SIG. Así nace en 2004 el llamado Sistema de Información para la Gestión del Patrimonio Subacuático (SIGNauta), en el cual se integra información de diversa naturaleza:

  • Referencias específicas sobre cada naufragio proveniente de las fuentes documentales.
  • Información facilitada por colaboradores sobre posibles yacimientos.
  • Datos sobre accidentes ocurridos en el mar que, aunque no dieran lugar a pecios, son de interés para localizar las zonas de riesgo en distintas épocas.
  • Información sobre delimitaciones y afecciones de carácter jurídico-administrativo (líneas de base recta, límites de espacios protegidos, zonificación de usos, caladeros de pesca, dominio público marítimo terrestre, etc.).
  • Información sobre obras en el medio litoral (dragados, construcciones de diques, tendidos de cables submarinos, emisarios, arrecifes artificiales, regeneraciones de playas, etc.).
  • Datos sobre el medio físico que afectan a su gestión (salinidad, naturaleza del fondo, oleaje, etc.), los cuales pueden ser diacrónicos, es decir, actuales o tomados de cartas náuticas antiguas.

El desarrollo de esta herramienta SIG va más allá de ser un valioso inventario con localización y caracterización del patrimonio sumergido. Su alcance se adentra en las potencialidades de análisis espacial desde una perspectiva integrada, permitiendo la interrelación de los datos contenidos a partir de su componente espacial y temporal para la generación de escenarios que ayuden en la actividad de tutela de este patrimonio cultural.

Localización de naufragios y número de barcos en el Golfo de Cádiz. Fuente: SIGNauta (CAS-IAPH)

Localización de naufragios y número de barcos en el Golfo de Cádiz. Fuente: SIGNauta (CAS-IAPH)

Con esta perspectiva SIGNauta ha demostrado su utilidad en múltiples proyectos. Especialmente significativo ha sido su uso para la identificación, a partir de estudios diacrónicos de la evolución de la batimetría, de zonas de riesgo para la navegación, que a su vez han servido para la delimitación de las áreas de servidumbre arqueológica.

Modelo Digital 3D de profundidades de la Bahía de Cádiz en 1807. A la derecha, mapa de batimetría en la actualidad y cartografía de potencialidad de riesgo por batimetría

Modelo Digital 3D de profundidades de la Bahía de Cádiz en 1807. A la derecha, mapa de batimetría en la actualidad y cartografía de potencialidad de riesgo por batimetría. Fuente: SIGNauta (CAS-IAPH)

Del mismo modo se hace uso de la capacidad de análisis de la herramienta SIG para prevenir el impacto potencial de obras civiles sobre los bienes culturales sumergidos.

Imágenes de evolución de los dragados, tomadas  del Informe consultivo acerca de las cautelas arqueológicas que deberían establecerse en el Proyecto de Dragado de la bocana y entorno de diques en el Puerto de la Atunara (La Línea de la Concepción, Cádiz, 2010)

Imágenes de evolución de dragados, tomadas del Informe consultivo acerca de las cautelas arqueológicas que deberían establecerse en el Proyecto de Dragado de la bocana y entorno de diques en el Puerto de la Atunara (La Línea de la Concepción, Cádiz, 2010). Fuente: SIGNauta (CAS-IAPH)

La documentación de carácter histórico y las capacidades de SIGNauta también se han utilizado como base para el desarrollo de proyectos, como por ejemplo Trafalgar, destinado a la localización e identificación de los naufragios ocurridos en el contexto de la célebre batalla, o en respuesta a requerimientos específicos de otras administraciones en el marco de operaciones contra el expolio del patrimonio arqueológico sumergido por empresas comúnmente conocidas como “cazatesoros”. Destaca al respecto su contribución, junto a otros organismos e instituciones, en la identificación de la Fragata Mercedes como buque de Estado, base sobre la que fue posible la recuperación por parte del Ministerio de Cultura de cerca de medio millón de monedas de plata y otros objetos expoliados de la misma.

Exposición “El último viaje de la fragata Mercedes: un tesoro cultural recuperado“ visitable en Sevilla en el Archivo de Indias hasta mayo de 2016

Los sucesos históricos relacionados con el naufragio de la fragata Mercedes, así como de la recuperación de su tesoro por el estado español en litigio con la empresa Odyssey son el motivo de la exposición “El último viaje de la fragata Mercedes: un tesoro cultural recuperado“ visitable en Sevilla en el Archivo de Indias hasta mayo de 2016, y cuyo catálogo está disponible en:
http://www.accioncultural.es/es/ultimo_viaje_fragata_mercedes_tesoro_cultural_recuperado

Más información: http://www.iaph.es/web/canales/arqueologia-subacuatica/proyectos-destacados/signauta.html

Comments are closed.